Dónde viajar para aprender inglés

Puente colgante de Vancouver

El mayor beneficio de aprender un idioma es poder comunicarse con otros, por ello cuando se estudia una lengua resulta fundamental ponerla en práctica. Rodearte y sumergirte en la cultura del idioma que estás aprendiendo es la mejor idea que un estudiante de idiomas puede tener. En el caso del inglés, hay multitud de ciudades en el mundo a las que viajar que no son las típicas como Londres, Nueva York o Sidney.

En el caso de que quieras estudiar la lengua de Shakespeare en el extranjero, a continuación te ofrecemos algunas opciones que te animarán a dar el salto definitivo a tierras inglesas.

Vancouver

Esta ciudad canadiense es el lugar perfecto para estudiar inglés por varios motivos. Uno de ellos es que gracias a su clima templado, los lugareños disfrutan realizando muchas actividades al aire libre durante cualquier época del año y por ello siempre hay muchas actividades en las que participar y conocer gente con la que practicar el idioma: correr, nadar, esquiar, haciendo snowboard o esquí acuático… Al acabar, el deporte siempre abre el apetito por lo que se puede seguir la conversación en uno de los animados cafés con vistas espectaculares que llenan Vancouver o en alguno de los mejores restaurantes de comida asiática de Norteamérica.

Vancouver ha protegido su entorno natural limitando estratégicamente el crecimiento urbano y cuidando las zonas verdes, incluido el parque Stanley. Además está cerca del mar y de la montaña por lo que es perfecta para disfrutar de la naturaleza en estado puro.

Conocida como la “perla del Pacífico”, se trata de una ciudad que figura entre las más cosmopolitas de América del Norte, por lo que este ambiente internacional donde conviven varias culturas garantizará a cualquier estudiante hacer amigos de todos los rincones del planeta.

San Francisco

San Francisco se ubica en el oeste de Estados Unidos, en el Estado de California, y se configura como una de las ciudades más vibrantes del país. Su oferta cultural es amplísima y tiene una interesante vida noctura ideal para conocer angloparlantes y practicar todo lo que se ha aprendido en los libros.

La ciudad posee además unas magníficas vistas al océano Pacífico, una oferta gastronómica vastísima y una actitud moderna y saludable ante la vida, perfecta para los más jóvenes. Hay abundantes mercados de comida orgánica, múltiples restaurantes con oferta vegana y muchos parques y carriles bici para practicar deporte al aire libre.

Muchos aseguran que viajar a San Francisco es más caro que otras ciudades. Es verdad que no es un destino barato, pero también es cierto que ofrece muchos planes que hacer gratis para empaparse de la tranquila vida de esta ciudad de la costa oeste de EE.UU.

Imagen| Pixabay

Brisbane

Brisbane cuanta con unas magníficas condiciones climáticas durante todo el año, lo que lo convierte en un destino idóneo al que mudarse una temporada para aprender inglés, en un ambiente cosmopolita y entre bellísimas playas. Esta ciudad australiana gusta por su ambiente tranquilo y por su reducido tamaño, lo que hace más fácil a los recién llegados orientarse y conocer rápidamente las calles.

Brisbane es una ciudad muy conectada con la naturaleza en la que se pueden practicar diversas actividades al aire libre. De hecho, la ciudad es muy popular entre los senderistas y los surfistas al ser una puerta de entrada a espectaculares playas como la Gold Coast y la Sunshine Coast y a áreas de senderismo como el Parque Nacional Lamington.

La vida nocturna de Brisbane es algo que los estudiantes de inglés agradecerán durante su estancia pues es muy vibrante y animada. Las orillas del río homónimo son el lugar más destacado para salir de noche a tomar algo y perderse entre los bares, restaurantes y centros culturales que hay en los alrededores.

Imagen| Pixabay

Bristol

Bristol es una de las mejores ciudades de Inglaterra en las que aprender inglés más allá de Londres. En un país con más de una treintena de acentos parece algo complicado dar con un inglés neutro, es decir, un inglés fácil de entender, con un acento suave y de corte académico. La respuesta no es otra que Bristol.

Además es una ciudad con un gran ambiente juvenil, repleto de estudiantes de todo el mundo que también buscan mejorar su currículum y aprender inglés de una vez por todas. Su famosa universidad atrae un gran número de festivales musicales y deportivos que hacen las delicias de la juventud, al igual que su estupendo clima templado si se tienen en cuenta los estándares del país.

Además, dadas las buenas conexiones de Bristol con otras ciudades británicas es posible empaparse de la cultura del Reino Unido viajando a otras ciudades cercanas como Bath, Cardiff, Oxfor o Londres. Aprovechar la estancia en Bristol para adentrarse en el resto del país ofrece una visión global muy enriquecedora a nivel cultural.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*