Donde viven los esquimales

De alguna forma todos sabemos quienes son los esquimales. ¿Serán los libros de nuestra infancia, los manuales escolares, las películas? No lo se, pero sabemos quienes son… ¿o solo hemos oído hablar de ellos pero no sabemos nada?

Posiblemente sea así, así que hoy en Actualidad Viajes vamos a aprender, entre otras cosas, quienes son, cómo son y dónde viven los esquimales.

Los esquimales

Primero hay que decir que el nombre esquimal en realidad es un nombre nativo que refiere a un sitio geográfico, un grupo de personas o un dialecto o idioma que se usa internamente, es decir para autodesignarse.

Dicho esto, cuando hablamos de esquimales en realidad hablamos de dos grupos de nativos, el pueblo Inuit y el pueblo Yupik. El primero está subdividido en una parte de Alaska, otra en Canadá y otra en Groenlandia, y el segundo habita el este de Alaska y Siberia. Hay sí un tercer grupo que habitan las Islas Aleutianas, los Aleut, pero en general se los excluye del paraguas «esquimal».

Los tres grupos comparten un ancestro común reciente y hablan lenguas que pertenecen a la misma familia. Todos habitan también el Círculo Polar Ártico y regiones subárticas. No faltan miembros de estos grupos que consideran que la palabra esquimal no les pertenece y hasta que es algo peyorativa.

Por eso, en Canadá y en Estados Unidos ha habido y todavía hay serios intentos de no usar más ese término, por lo menos en documentos oficiales. De hecho, en Canadá se usa la palabra Inuit para hablar de los habitantes originarios de esas tierras. Por su parte Estados Unidos usa «nativos de Alaska».

Dónde viven los esquimales

Se calcula que entre los pueblos Inuit y Yupik habrá hoy en día entre 171 y 187 mil personas. La gran mayoría vive en o cerca de las regiones circumpolares que tradicionalmente han habitado. De este total alrededor de 54 mil viven en los Estados Unidos, 65 mil en Canadá y unos 52 mil en Groenlandia. A estos números se suman poco más de 16, 500 que habitan en Dinamarca, aunque nacieron en Groenlandia, y algunos más que viven en Siberia y según una organización no gubernamental, el Consejo Circumpolar Inuit (ICC), rondan los 180 mil.

El origen de porqué la palabra esquimal se considera peyorativa se hunde en el pasado. Parece que uno de los significados es «gente que come carne cruda» (una de las tribus llamaba así a otro grupo, y esa fue la palabra que terminaron adoptando los exploradores europeos). Por eso, en 1971, el ICC  decidió adoptar el término Inuit para designar a todos los pueblos nativos de la región circumpolar, más allá de todo. Votaron y reemplazaron la palabra esquimal por inuit y aunque entonces no fue del todo aceptado, hoy en día en Canadá Inuit es la palabra que se usa.

Pero más allá de toda discusión etimológica o sociológica, ¿qué se sabe de estos pueblos? Bien, la evidencia genética ha demostrado hace rato que el norte de América fue poblado por gente proveniente del este de Asia en varias olas migratorias.

Mientras los nativos americanos se sabe que descienden de una sola y temprana migración de paleo-indios, los pueblos de Alaska en realidad pertenecen a distintos pueblos que migraron hacia América un poco más tarde, guardando fuertes vínculos con la gente del noreste de Asia. La relación entre ellos y los nativos americanos restantes es bastante vaga. Hablamos de olas migratorias a través del Mar de Chukchi que ocurrieron entre 5 y 10 mil años atrás.

Entonces, los esquimales viven en Alaska, Canadá, Siberia y Groenlandia. La gran mayoría habitan el norte de Canadá, en zonas remotas. En el caso de Canadá habitan en Inuit Nunangat, que comprende Nunavut, Nunavik en el norte de Quebec, Nunatsiavut  que está en el norte de la provicnia de Labrador, y el Asentameinto Inuvialuit que está en los Territorios del Noroeste.

Hacia 2016 alrededor de 73% vivía en 53 comunidades árticas situadas en Inuit Nunangat, «hogar de Inuit», mientras que un 64% lo hacía en Nunavut. Así, más o menos un 72% de los Inuit de Canadá viven fuera de Inuit Nunangat, con dos quintos de ellos viviendo en grandes centros urbanos. Por otra parte, en Groenlandia, entre 50 y 56 mil de sus residentes son Inuit y eso equivale al 89% de la población. ¡Nada poco!

Hoy en día, los Inuit que viven en Canadá han visto empeorar sus condiciones de vivienda y acceso a la salud, por lo menos desde los años ’50, 60, cuando se volvieron sedentarios. A la larga esta situación los ha convertido en un grupo poblacional con más chances de padecer enfermedades de riesgo como hipertensión o cáncer, diabetes u obesidad mórbida. Su estilo de vida tradicional se ha modificado debido a, por un lado, la creciente urbanización, y por otro, las campañas sobre los derechos de los animales que tradicionalmente han sido su caza.

Y sí, también el cambio climático los perjudica, porque no hay dudas de que los cambios producto de la industrialización del planeta han perjudicado el medio ambiente del Ártico. Y eso tiene consecuencias negativas en el estilo de vida de los esquimales, cambiando, por ejemplo, de manera drástica, su dieta. Las temperaturas más cálidas han derretido el hielo, reducido la nieve y el permafrost y por ende su mundo ha comenzado a desfigurarse, las temporadas de caza ya no son tan largas, amén de que cazar en el hielo más delgado es mas peligroso…

La contaminación, incluso, ha provocado que lo que los esquimales consumen también tenga sus riesgos. ¿Por qué? Se han encontrado restos de metales pesados en algunos animales del Ártico, por ejemplo. Así, cuando sumas todo tienes que el estilo de vida de esta gente ha cambiado muchísimo, sigue cambiando y está en peligro de extinción, vivan donde vivan.

Hoy en día, hay movimientos para preservar la cultura esquimal. En Canadá se ha formado una organización llamada Inuit Tapiriit Kanatami que pelea por los derechos de estas comunidades, y la ONU ha comenzado a monitorear las condiciones del ambiente en el Ártico. Si enmarcamos esto en la lucha para detener el cambio climático y el reconocimiento de los pueblos originarios y sus derechos, aquí y en todo el mundo, ojalá que se abra ante este pueblo milenario un buen futuro.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*