El Castañar del Tiemblo en Castilla y León

Estamos en plena primavera y todo el mundo comienza a buscar lugares por los que hacer senderismo, espacios naturales de gran belleza que hay que conocer. Como además hay algunos puentes antes de las vacaciones, podemos aprovechar el tiempo para visitar lugares como el Castañar del Tiemblo, una zona protegida en Castilla y León.

El Castañar del Tiemblo es un bosque de gran belleza que suele ser visitado en otoño, porque los colores de las hojas otoñales lo tornan todo en agradables tonos cálidos que crean una estampa digna de ver. Pero si no quieres esperar a ver este lugar, puedes ir también en primavera, una época en la que el bosque está en todo su esplendor, con mucha vida, aunque quizás no con el gran encanto que tiene en otoño.

El Tiemblo

El Castañar del Tiemblo se encuentra precisamente en la población de El Tiemblo en la provincia de Ávila. Este castañar está a tan solo 90 kilómetros de la ciudad y a 46 kilómetros de Ávila. El castañar se encuentra dentro de la Resrva Natural del Valle de Iruelas, perteneciente al Sistema Central. Esta reserva es muy importante, ya que en ella se encuentra una zona protegida de aves. Entre las especies que hay destacan el Buitre Negro y el Águila Imperial. Dentro de la reserva hay muchas otras especies, como el Buitre Leonado, el Águila Real, Corzo, Gato Montés o Gineta. Entre el listado de la flora podemos encontrar Pino Silvestre, Peonías, Acebo, Castaño o Tejo.

Para llegar al castañar tendremos que poner el GPS para llegar a la localidad de El Tiemblo. Ya en el pueblo se debe seguir por la carretera por la que entramos y girar a la derecha al pasar la gasolinera, subiendo por esa zona encontramos el lugar de acceso a la reserva en donde nos informarán de todo y de las tarifas aplicables en ese momento. Al entrar se debe recorrer una pista de varios kilómetros que solo está asfaltada en los primeros kilómetros. No tiene buenas condiciones para los coches pero es un trayecto bastante largo para hacerlo a pie si no estamos en forma, porque después tendríamos que visitar el castañar. Además, en otoño ofrecen la posibilidad de recoger castañas.

Información del Castañar del Tiemblo

Esta es una reserva natural y tenemos que tener en cuenta que hay meses en los que la afluencia es grande, sobre todo en otoño, por lo que es habitual que en determinadas temporadas cobren entradas. No siempre lo hacen, y por ello debemos consultar online primero cuáles son las tarifas de la reserva en cada momento. Hay que tener en cuenta que cobran por vehículo y por persona, incluso a veces si entran ciclistas, pero depende de la temporada y la afluencia, por lo que es algo flexible. En general las tarifas pueden ir de los dos euros por persona a los seis euros por coche. Es decir, en los coches cobran a cada persona y también la entrada del coche, por lo que hay quien piensa que puede ser algo caro en este sentido. Como decimos, esto cambia y hay que consultarlo año a año para estar seguros de lo que cueste la entrada.

Ruta en el castañar

A la hora de visitar el Castañar del Tiemblo comenzamos la ruta en el área recreativa de El Regajo, que es el punto en el que está el aparcamiento en el que se deja el coche. Es una ruta circular bastante fácil que se puede hacer en familia tranquilamente. De este punto se camina hasta el Refugio de Majalavilla pasando un puente de madera. Este refugio cuenta con castaños jóvenes y pinos. Se sigue la ruta y se llega al Castaño El Abuelo. Este castaño es el ejemplar más antiguo del bosque y el más valorado, siendo muy importante y la principal atracción en las visitas. Mide 25 metros de alto, con un diámetro de unos cinco metros y una edad de 500 años.

Pasado el famoso castaño se sigue la ruta pasando un arroyo hasta llegar a las praderas de la Garganta de la Yedra. Es un lugar muy bello en donde los visitantes se sientan a descansar tras el paseo, sobre todo porque suelen hacer la ruta familias con niños que tienen que hacer un alto en el camino. Desde este punto es cuando se inicia el retorno hacia el área recreativa de El Regajo. Este último paso de la Garganta de la Yedra es otro de los puntos más bellos del bosque, en donde tenemos un buen lugar para pararnos antes de hacer la vuelta.

Todo el mundo recomienda que se haga la ruta en otoño, pues es el momento en el que cae la hoja y los árboles tienen varias tonalidades que lo llenan todo de un bello colorido. La desventaja de esto es que en esta época y cuando hay puentes y festivos está lleno de gente, por lo que no resulta tan tranquilo.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España, León

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*