El clásico paseo en bote por los Jardines de Xochimilco

Una de las delegaciones que forman la ciudad de México es Xochimilco. Se ubica al sureste de la ciudad y el nombre proviene de la lengua náhuatl: sementera de flores.

El sitio es muy antiguo pero hoy se ha convertido en un hermoso parque en el que la gente local y los turistas caminan y pasean a bordo de unos simpáticos y coloridos botes. Los paseos en bote por Xochimilco se han vuelto una verdadera tradición.

Xochimilco

Lago Xochimilco

La ciudad de México ha sido construida sobre una extensa laguna que antes de la llegada de los españoles había sido ya desarrollada entre canales y sobre islas.

¿Cómo? La palabra chinampa designa un método de agricultura mesoamericana: balsas cubiertas de tierra donde se cultivaban verduras y flores. Flotaban sobre lagos y lagunas y fueron precisamente las que le dieron a Tenochtitlán la idea de ciudad flotante.

Xochimilco es importante desde el punto de vista histórico, cultural y antropológico porque era un lugar de chinampas. Así, en 1987 la UNESCO le otorgó el honor de Patrimonio Mundial para que el lugar  y su relación con la antigua técnica no se perdiera entre la urbe.

Lago de Xochimilco

Lago Xochimilco

En el valle de México hay cinco lagos y uno de ellos es el Xochimilco. No tiene el tamaño que tenía hace siglos y ha sido reducido a canales pero conserva cierta superficie y se mantiene unido a otros dos lagos del grupo.

Es un lago de agua dulce, otros del valle son de agua salada, pero su agua no es potable. Por siglos sirvió para la agricultura y sus fuentes eran manantiales provenientes de las sierras cercanas. Cuando México creció el agua de estos manantiales empezó a abastecer la ciudad y muchos de los lagos y lagunas del valle empezaron a secarse.

Esto tuvo lugar entre finales del siglo XIX y comienzos del XX y para no dañar más el ecosistema se introdujeron carpas y lirios. Por supuesto las especies nativas se vieron afectadas por estos “invasores” y la situación recién mejoró en los años ’80 cuando se pusieron las pilas con los temas ambientales.

El lago Xochimilco tiene una profundidad máxima de seis metros apenas, el agua de sus canales proviene del Cerro de la Estrella y reciben un tratamiento especial para que no estén contaminadas.

Paseos por los canales de Xochimilco

Botes en Xochimilco

Los embarcaderos más cercas del centro desde los que parten los simpáticos botes son varios. Está el Fernando Celada sobre la Laguna del Toro, tienes otro sobre la Laguna de Caltongo, en la avenida Nueva León, y otro en el extremo de la calle del Salitre y la del Nogal.

Si no quieres cruzarte con demasiada gente no conviene hacer estos paseos los fines de semana porque es una salida clásica para los propios mexicanos. La excepción es si ese día hay un evento especial como puede ser el concurso de la Flore Más Bella del Ejido, el 20 de mayo que es la Fiesta de San Bernardo o la fiesta del Niñopan.

Trajineras

Hay barcos todos los días de la semana, cientos de ellos. Se los conoce con el nombre de trajineras y están pintados de muchos y atractivos colores. Tienen nombre ya que el dueño suele bautizarlos como su mujer, su novia o alguno de sus hijos.

Las tarifas suelen depender del tamaño de la trajinera y de la duración del paseo, pero todo es cuestión de regateo. Puedes pasear media hora, 45 minutos, una hora, dos horas. Lo bueno es que puedes cargar bebida y comida y comer mientras paseas ya que los botes mas grandes tienen una mesa en el medio donde uno se sienta y acomoda.

Trajineras de cerca

Hay botes que tienen bandas con músicos y mariachis. Les puedes dar propina mientras pasan a tu lado e incluso pedirles alguna canción en especial. Los canales son bonitos, los botes coloridos y se ve la ciudad a lo lejos, las casas cercanas con sus jardines que bajan a los canales y las flores.

En la zona de los embarcaderos hay mercados donde puedes comprar artesanías y comida. En temporada está todo abierto pero tal vez si vas en el invierno o los días de semana haya algunos cerrados.

Xochimilco

Un buen sitio para ir de compras es el Mercado de Xochimilco, dos manzanas con decenas de puestos que venden comida de todo tipo, ropa, flores, objetos religiosos y mucho más. Aquí puedes comprar lo que te lleves de paseo en las trajineras, `por ejemplo. Y si no hay botes que solo venden comida y no pasean a nadie.

Para completar el paseo puedes visitar la reserva natural que hay más allá de los canales que es donde puedes ver como funcionaba esta técnica de chinampa y si te queda tiempo en la zona en general hay otras atracciones.

Hay casas de la época de Porfirio Díaz, casa santiguas algunas devenidas en tiendas, sobre la calle Pedro Ramirez del Castillo y sobre la Benito Juarez. Está la Casa del Arte y la Casa del Cacique Apochquiyahuatzin.

Templo san Bernardino

También está el Templo y Convento de San Bernardino, gran monumento histórico. Fue fundado por el Fray Martín de Valencia en 1535 y parece un castillo, con sus almenas. El campanario es de 1716 y tiene un reloj de 1872. El claustro es de 1604 y es un buen ejemplo de sincretismo indígena y español.

Pancho villa y Emiliano zapata

También le puedes dar un vistazo al Hotel Reforma, un edificio de comienzos del siglo XX que fue testigo de una reunión entre Pancho Villa y Emiliano Zapata, caudillos de la gran Revolución Mexicana, y a la bonita Capilla del Rosario que data del siglo XVII.

¿Te gusta el arte de Diego Rivera y Frida Kahlo? Entonces no dejes afuera del paseo el Museo Dolores Olmedo Patiño que además de obras tiene un hermoso jardín donde andan sueltos pavos reales.

México es una ciudad preciosa, pero difícilmente puedas decir que la visitaste si no hiciste el paseo en bote por Xochimilco.

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario

  1.   Blogitravel.com dijo

    para definir Xochimilco se habla de los “jardines flotantes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *