El Himalaya: el techo del mundo

Himalaya

Las montañas siempre han fascinado al hombre y siempre han estado rodeadas de leyendas. Las montañas de América, las de Asia, las de África. Todas las civilizaciones antiguas que tuvieron alguna montaña cerca le han otorgado algún papel en su cosmovisión.

Ninguna de ellas supo, empero, que la montaña más alta del mundo se escondía en una salvaje cordillera: la del Himalaya. En sánscrito, la lengua sagrada del Hinduismo y otras religiones, Himalaya significa Morada de la nieve. Y vaya si lo es, además de ser el famoso techo del mundo.

Mapa del Himalaya

El Himalaya está en la frontera entre India y China y pasa por Nepal. Cuando se observa el mapa y se conoce algo dela historia de la Tierra uno puede imaginarse las dos placas tectónicas chocando hasta formar un extenso arco de montañas de 2400 kilómetros que a lo largo de su recorrido varía de ancho y da forma a otras cordilleras menores.

Río Indo

En el Himalaya nacen varios ríos, entre ellos el Ganges y el Indos, así que de alguna manera la vida de millones de personas está relacionada con estas majestuosas montañas. El clima es variado porque la cordillera es muy larga, así que hay partes con clima tropical y partes realmente frías, con nieve perpetua.

Himalaya desde un satélite

Si piensas que la cordillera es antigua, bueno, lo es para la vida del ser humana pero no para la vida terrestre. Se trata de una de las cordilleras más jóvenes del mundo. Según los expertos hace unos 70 millones de años la placa Indo-Australiana se movía bastante rápido (unos 15 centímetros anuales). 20 millones de años después este movimiento cerró para siempre el antiguo Océano Tetis y la composición de baja densidad de la cubierta continental e hizo que se alzaran las montañas en lugar de derrumbarse en las aguas.

Es increíble pero este movimiento no se ha detenido y la placa de India se mueve tanto que en unos 10 millones de años más estará 1500 kilómetros hacia dentro de Asia. Y lo fantástico es que hace que el Himalaya siga trepando en altura a razón de 5 mm por año. No es tierra muerta, es tierra en permanente formación.

Lago Tiicho

Tanta montaña, tanta nieve, sin duda debe ser más que un paisaje bonito. Y así es: después del Ártico y la Antártida es el tercer reservorio de hielo y nieve más grande e importante del mundo.  Después de todo en sus 2400 kilómetros de largo hay 15 mil glaciares y eso supone miles de metros cúbicos de agua. Sin hablar de los ríos y los lagos que se ubican a distintas altitudes.

El lago más grande del Himalaya es el YamdrokTso, en El Tibet, con alrededor de 700 km cuadrados, y el de mayor altitud es el Tilicho, en Nepal. Además de todo esto las montañas influyen en el clima de una región muy amplia y, por ejemplo, debido a su presencia es que el sudeste asiático es tan cálido porque impide el paso de los vientos fríos del sur.

El Himalaya y la religión

Pueblos del Himalaya

Hay muchos sitios en estas montañas que tienen significado religioso para varios grupos. Para los hindúes, por ejemplo, el Himalaya es la personificación del dios Himavat, padre de Parvati y Ganga. Para el budismo de Bután las montañas esconden un sitio sagrado donde se fundó su religión.

En el Himalaya hay miles de monasterios. Sin ir más lejos, en Lhasa, capital de El Tibet, está la residencia del Dalai Lama. Hoy, este territorio está controlado por China y hay que pedir permiso para ingresar, además de tramitar la correspondiente visa china.

Monasterio en el Himalaya

Basta mirar el mapa para pensar que estas montañas están también habitadas por muchos grupos humanos, con sus similitudes y sus diferencias. Ellos tienen su lengua, sus costumbres, su arquitectura, sus rituales, su folclore, su ropa. Son la mar de diversos.

El Himalaya y el Monte Everest

El Everest

El Monte Everest es la montaña más alta del mundo pero tiene hermanas también muy altas por aquí. El Himalaya alberga nueve de los diez picos más altos del planeta así que puedes darte una buena idea de su alta magnificencia.

Dijimos más arriba que el choque de dos placas formó esta cordillera y que como la composición de la corteza terrestre de estas placas era de baja densidad la misma se alzó en lugar dehundirse en el océano. Es por eso que el Everest ha revelado tener en su cima caliza marina que proviene precisamente de ese océano primitivo.

Escalando el Everest

Nosotros lo llamamos Everest, en cierta imposición eurocéntrica, pero para los dos países que lo comparten tiene otros nombres: se llama Chomolungma para los tibetanos y Sagarmatha para los nepaleses. Forma parte de la cordillera Mahalangur que cruza ambos países. De hecho, por la misma cima del Everest pasa el límite fronterizo.

El Everest tiene 8.848 metros de altura sobre el nivel del mar y cada año atrae a cientos de montañistas que aspiran a llegar a la cima. ¿Viste la película Everest? Retrata bien esta aventura, sus emociones y peligros. Hay dos rutas para escalar el Everest, una que se aproxima desde Nepal y otra lo hace desde El Tibet. Sur y norte respectivamente.

Cara norte del Everest

La primera ruta es la estándar y aunque no es particularmente difícil por la escalada en sí misma es complicada por el clima y lo que produce en el cuerpo humano. Los ingleses fueron los primeros en escalar el Everest aunque no llegaron de buenas a primeras a la cima y alcanzaron solo los 7 mil metros de altitud. Otra expedición en 1922 fue hasta los 8320 metros y marcó un hito en la relación entre el hombre y la montaña.

La expedición de 1924 se supone que es la que alcanzó la cima pero los dos alpinistas desaparecieron y el cuerpo de uno ellos recién fue encontrado en 1999 a 8155 metros de altitud, sobre el lado norte. Todas estas expediciones fueron desde este lado ya que por entonces Nepal prohibía intentos de su propio lado. De esta manera, oficialmente, la cima se alcanzó en 1953: Edmund Hillary y Tenzing Norgay fueron los primeros y lo hicieron, esta vez, por la cara sur.

Todo esto desde una visión, como ya dije, eurocéntrica. Lo cierto es que tal vez alguien más llegó antes. Los chinos mismos dicen que desde comienzos del siglo XVIII el monte aparece en sus escritos y mapas.

El Himalaya en las artes

Siete años en el Tibet

Por su belleza, por su tamaño, por su majestuosidad, el Himalaya ha impactado a mucha gente, a escritores, pintores y más cerca en el tiempo, directores y guionistas de cine.

Así, tenemos las películas Everest, Tintin en El Tibet, Límite Vertical, varias de las ediciones de Tomb Raider, Siete años en El Tibet con Brad Pitt, las novelas El Reino del Dragón Dorado de Isabel Allende o Kim, de Rudyard Kipling.


Categorías

Viajes Asia

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *