El misterioso Triángulo de las Bermudas

Si hay un misterio que el mundo del cine y la televisión ha alimentado con creces y por años, ese misterio es el Triángulo de las Bermudas. No creo que haya una persona que no haya oído hablar sobre este sitio misterioso donde cosas raras suceden.

¿Fenómeno sobrenatural o explicación racional? Hoy repasamos lo que se ha dicho y lo que se sabe del infame Triángulo de las Bermudas.

El Triángulo de las Bermudas

Se trata de una región del océano Atlántico, la parte oeste del norte del océano específicamente. Aquí, la historia dice que han desaparecido aviones y barcos durante siglos. ¿Son los extraterrestres o son fuerzas de la naturaleza, es un portal a otra dimensión? Preguntas por el estilo se han formulado muchas veces.

La zona tiene una forma que recuerda un poco a un triángulo, marcado por la costa atlántica de Florida, en los Estados Unidos, Bermuda y las Antillas Mayores. Estas fronteras no están universalmente acordadas, eso sí. Se dice que desapariciones misteriosas han ocurrido desde el siglo XIX, que algunos barcos se han evaporado, otros han aparecido  a la deriva sin tripulación, incluso patrullas de rescate han partido sin regresar…

¿Cuáles son las teorías más populares? Una tiene que ver con cuestiones geológicas que afectan los instrumentos de navegación, el compás magnético por ejemplo, provocando naufragios. Otra teoría dice que los barcos perdidos han sido víctimas de olas gigantescas, olas enormes que pueden alcanzar alturas de nada más y nada menos que 30 metros y medio…

Parece que existen y que pueden destruir aviones y barcos sin dejar rastro. De hecho, el Triángulo de las Bermudas está justo en un sitio del océano donde tormentas provenientes de distintas direcciones pueden converger de tanto en tanto provocando este tipo de olas demoníacas.

Obviamente, la idea oficial es que en esta parte del océano Atlántico no se registran más aviones o más barcos perdidos que en otras partes del globo. De hecho, todos los días aviones y barcos pasan por aquí sin tener ningún percance, así que difícilmente se puede hablar de patrones de desaparición. ¿Entonces?

Entonces, el mundo del cine, la televisión y las revistas de misterio de mediados del siglo XX, han contribuido mucho a la construcción del mito.  En 1964, el autor Vincent Gaddis acuñó el nombre Triángulo de las Bermudas en un artículo donde relataba incidentes misteriosos ocurridos en la zona. Después, Charles Berlitz (sí, el de las escuelas de idioma), revivió el mito en los años ’70 de la mano de, quizá, el libro más popular sobre el tema: el bestseller Bermuda Triangle.

A partir de ahí y de la mano de un tema que comenzaba a ser popular, el de los extraterrestres y sus visitas a nuestro planeta, fueron muchos los autores e investigadores de lo paranormal, los que se sumaron a la ola de misterios aportando los suyo: desde monstruos marinos hasta la ciudad perdida de la Atlántida, pasando por bucles temporales, gravedad en reversa, anomalías magnéticas, super remolinos de agua o erupciones gigantes de gas metano provenientes de las profundidades del lecho marino…

Lo cierto es que tras el maremoto de productos de cultura masiva relacionados con el Triángulo de las Bermudas la voz oficial sigue siendo la misma: no hay nada raro en las desapariciones en la zona y todas pueden ser explicadas por causas ambientales. La zona tiene tormentas tropicales, huracanes, la Corriente del Golfo puede producir cambios dramáticos y muy rápidos en el clima, y a eso se suma la propia geografía, repleta de islas que producen partes bajas del mar que pueden ser muy traicioneras para la navegación, por ejemplo.

La Guardia Costera de Estados Unidos se ha cansado de decir que no hay explicaciones sobrenaturales para los accidentes en el área. Todos suelen explicarse por una combinación de fuerzas naturales con habilidades o inhabilidades humanas. De hecho, tampoco existe un mapa propiamente dicho de la zona, ninguna institución oficial lo ha trazado en cartografía y tampoco existe una zona tal con ese nombre oficial.

A estas alturas la verdad es que es mejor pensar que es todo un gran invento de la cultura popular y masiva del siglo XX, siempre ansiosa por explotar misterios en revistas, series de televisión y películas. A los seres humanos nos gustan los misterios, así que solo nos ha alimentado ese gusto. Así, de un tiempo a esta parte el mainstream editorial/televisivo se ha propuesto lo contrario… y con el mismo éxito: aclarar que el Triángulo de las Bermudas no existe.

Por ejemplo, un periodista llamado Larry Kusche, cortando con la ideología dominante, se ha propuesto una línea distinta de investigación partiendo de la premisa de que en verdad no hay ningún misterio que resolver. Kusche ha revisado todas las muy bien vendidas «desapariciones misteriosas» que usualmente se citan como pruebas y ha encontrado que todas esas historias presentan errores o han sido fabricadas lisa y llanamente.

Su libro, «The Bermuda Triangle Mistery – Solved», se queja de que muchos de sus colegas en el tema se han limitado solo a apilar cuentos, uno sobre otro, sin investigar ni uno solo. Y que el más popular de todos, Berlitz, lo empeoró todo al usar un lenguaje más entretenido y popular, llegando a más personas. Repite, repite, que algo quedará. Así, Kusche se queja de que este autor, el más popular de todos, solo ha contribuido a sedimentar una mentira y que ni siquiera se preocupaba por investigar bien.

De hecho, lo acusa un poco de mentiroso y charlatán, de literalmente haber inventado casos, de haber obviado en el relato que cuando desaparecieron el mar era azotado por una feroz tormenta o de decir que se habían hundido en el Triángulo cuando en realidad lo habían hecho bien lejos de esta zona misteriosa.

Lo cierto es que incluso hoy en día hay autores de los dos bandos, porque los misterios nos siguen gustando y siguen generando dinero. Entonces, ¿existe el triángulo de las Bermudas? Yo no soy partidaria de Berlitz, y eso que amo los misterios, pero creo que la respuesta a esta pregunta debe ser afirmativa. ¿Por qué? Simple, el Triangulo de las Bermudas existe a partir de libros sensacionalistas, ganas de hacer dinero e investigar mal. ¿Tu qué opinas?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*