El Monasterio de Piedra, atracción en Zaragoza

España tiene muchos destinos turísticos y a veces uno se pegunta porqué sale a recorrer el mundo cuando hay tanto para ver y disfrutar por aquí. Pero así somos, viajeros incansables tras los pasos de museos, templos antiguos, playas, montañas encantadas o antiguos castillos y monasterios.

Como hoy que nos convoca el llamado Monasterio de Piedra, un destino turístico relacionado con una orden religiosa que llegó a estas tierras muchos siglos atrás. Si te gusta la historia, los edificios antiguos y los recreos naturales, entonces te invitamos a conocer este antiguo monasterio medieval.

La Orden Cisterciense

También llamada Orden del Císter, esta orden católica todavía existe aunque su fundación se remonta a 1098 cerca de Dijon, Francia, en la antigua ciudad romana de Cistercium. Fue una de las órdenes religiosas mas importantes en el siglo XII, muy influyente y de rápida expansión.

Los monjes cistercienses promulgaban la vida simple, asceta, el trabajo manual y el respeto por la liturgia. Vestían con un hábito blanco, de aquí que a veces se les llamara “monjes blancos”, y también hubo una rama femenina que siguiendo los pasos de los hombres se expandieron por España, Inglaterra, Dinamarca, Alemania y Bélgica.

En el caso de España la Orden tiene dos congregaciones, la Congregación de Aragón y la Congregación de San Bernardo de Castilla. A la primera pertenece el Monasterio de Piedra que hoy nos convoca.

El Monasterio de Piedra

El monasterio fue fundado en 1194 por un grupo de trece monjes llegados del Monasterio de Poblet. ¿Cual era el marco histórico de esta fundación? La orden se estaba expandiendo por la península y el proceso de repoblación de la segunda mitad del siglo XII fue ideal. La pareja real de Alfonso II de Aragón y su esposa Sancha de Castilla le donó a los monjes de Poblet el castillo de Piedra para fundar el monasterio.

Los primeros edificios empezaron a construirse en 1203 y para 1218 ya estaban casi terminados como para vivir en ellos. Fueron tres etapas, una gótica primitiva al comienzo, una gótica renacentista en segundo lugar, durante el siglo XV, y finalmente una etapa estilo clásico barroca propio del siglo XVIII. Eran edificios austeros y por su antigüedad han debido ser restaurados varias veces.

El Monasterio de Piedra fue habitado durante siglos hasta que los monjes debieron abandonarlo en 1835 por la desamortización de Mendizabal. Unos años después fue comprado y convertido en una atracción turística. Desde 1983 es además Monumento Nacional.

Visitar el Monasterio de Piedra

Se llega en carretera y tiene una zona de estacionamiento gratuita. Funciona como parque de recreo pero también tiene un hotel spa y buenos restaurantes. Es un complejo que podemos dividir en dos grandes sectores, uno es el parque y el otro el monasterio antiguo.

A grandes rasgos aquí podrás pasear entre paisajes mágicos, probar comida regional deliciosa, conocer una gruta fantástica, cascadas, lagos hermosos y ruinas medievales. Veamos ahora qué sitios podemos conocer: el Baño de Diana, el Lago de los Patos, la Cascada Trinidad, la Gruta de la Pantera, de la Carmela y la Bacante, la Gruta del Artista, la Cascada de la Caprichosa y su mirador, el Parque de Pradilla y Los Vadillos, las Cascadas de los Fresnos Altos y Bajos, la Cueva Iris y su gruta, la Cascada Cola de Caballo, el Lago del Espejo, la Piscicultura, el Corral de Aves Rapaces y mucho más…

El Baño de Diana es uno de los primeros saltos de agua que se ven apenas ingresas al parque y se trata de cascaditas que están rodeando una cascada más grande, La Caprichosa. Esta cascada mayor es grande y se ubica a solo diez minutos de andar desde la entrada. Mucho ruido, mucho vapor.

La Cola de Caballo es la cascada más alta del parque pues tiene 50 metros de alto. La conoces en la segunda etapa de la caminata y desde adentro por la llamada Gruta Iris que no es otra cosa que un reguero de miradores que van desde la parte alta hasta la enorme cueva en la parte baja, a los pies de la cascada fenomenal.

El Lago del Espejo es un estanque precioso, grande, calmo, junto a un muro de roca enorme e imponente. Quedarse allí contemplándolo es hermoso. Por último, puedes visitar la piscicultura y ver algunas aves rapaces como buitres, alimoches o águilas en un espectáculo diario.

Eso con respecto a las bellezas naturales del Parque Jardín Histórico Monasterio de Piedra, pero por supuesto quedan el monasterio mismo. Hay visitas guiadas y suele haber exposiciones diversas. La visita guiada por la zona monumental incluye la Sala Capitular, el Claustro, la Iglesia, el Museo del Vino D.O Calatayud, el Altar Barroco, la Sala de Carruajes, la Reproducción del Tríptico Relicario, una Exposición de la Historia del Chocolate y el calefactorio.

Es un paseo por distintos estilos: el gótico, el barroco, el mudéjar y el renacentista. Pero hemos nombrados dos elementos que desentonan un poco con un antiguo monasterio de piedra: el vino y el chocolate. ¿Por qué? Pues el vino es un clásico de la zona desde el siglo II a.C y los monjes promovieron las vides y las bodegas, así que está el museo que a su vez está incluido en la Ruta del Vino de Calatayud.

¿Y el chocolate? Pues el Monasterio de Piedra tiene el honor de ser el primer lugar en Europa donde de cocinó el chocolate traído desde América. Dice la leyenda que un monje cruzó el océano y trajo cacao y la receta para elaborarlo, en el siglo XVI. Para el siglo XVIII el cacao era ya habitual entre los monjes de este monasterio. El Museo del Chocolate funciona en la Cocina Coventual.

Finalmente, puedes alojarte en el hotel-spa que funciona dentro del claustro nuevo, un edificio del siglo XVII. Tiene capacidad para 140 huéspedes y hay 62 habitaciones que ocupan las antiguas celdas monásticas. El hotel cuenta con spa, restaurantes, bares y un piscina al aire libre.

Información práctica para visitar el Monasterio de Piedra:

  • Si haces la compra de la entrada online tienes un descuento y acceso directo por las taquillas.
  • La entrada por adulto (12 a 64 años), cuesta 14, 40 euros, los niños 9, 90 euros y mayores de 65 años la misma tarifa.
  • La entrada Parque/Spa incluye la entrada al parque y el monasterio más circuito termal de 70 minutos a 34 euros.

Ya lo sabes, si quieres disfrutar de un par de días combinando historia, paisajes hermosos, vino, chocolate y masajes relajantes, pues te vienes a Nuévalos, en la Comarca de Calatayud, en Aragón, al Monasterio de Piedra.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?