El Museo del Barco Vikingo, en Oslo

Los vikingos son protagonistas de la historia de Europa, y de un tiempo a esta parte están de moda de nueva por la fantástica serie de TV, Vikings. Eso ha atraído la atención hacia los países nórdicos y su cultura y por eso hoy visitaremos el Museo del Barco Vikingo.

Este museo está en Oslo, Noruega, y forma parte del Museo de Historia Cultural de la universidad local. Visitarlo es un deber si lo tuyo son los vikingos y sus conquistas pues los barcos originales que alberga son un verdadero tesoro.

Los vikingos

Los vikingos son un pueblo nórdico que se hizo popular en Europa en el siglo VIII a partir de sus incursiones de pillaje. Los monasterios eran su presa favorita y su paso dejaba huella ya que sus ataques eran sangrientos y violentos, incluso para la época. Por aquel entonces los poderes mas centrales y fuertes de Europa aún no terminaban de consolidarse así que se vivía una situación de peligro y desprotección.

Pero más allá de estas incursiones salvajes hay que recordar que son los ascendentes del pueblo normando, ya que muchos de ellos terminaron asentándose en Normandía, Francia. Y ya sabemos lo lejos que llegaron los normandos en Europa.

Los vikingos escribían en runas, hasta la fecha difíciles de entender, así que son los restos arqueológicos y la tradición oral los que han permitido el trazado de su historia. Como vivían en una geografía poco amigable fueron empujados al mar así que hicieron del agua su elemento y vía de comunicación preferencial. De aquí que fueran grandes navegantes y que incluso se considere que fueron los primeros en llegar a América.

La era vikinga llega a su fin hacia el siglo XI cuando el cristianismo finalmente se asienta en la región del norte y se produce un proceso de aculturización. Obviamente, nada muere y todo se transforma así que como dijimos más arriba desembocaron en el poderoso pueblo normando, desde Francia, llegando a Italia, Jerusalén y Kiev, en Rusia.

El Museo del Barco Vikingo

Este museo tiene tres tesoros: tres barcos vikingos originales que alguna vez surcaron el mar. El primero de ellos y el más conocido es el barco Oseberg. Este velero vikingo proviene de una tumba encontrada en la granja del mismo nombre, en el condado de Vestfold. La tumba tenía además el esqueleto de dos mujeres y muchos utensilios.

La nave data del año 834 d.C pero partes de la misma son un poco mas antiguas. El montículo funerario fue excavado a comienzos del siglo XX.

La nave es toda de roble. Tiene 21, 58 metros de largo y 5. 10 metros de ancho con un mástil de entre nueve y diez metros de alto más o menos. Tiene unos quince pares de agujeros así que se piensa que había unos 30 remeros. Cuenta con ancla de hierro, la popa y la proa están decoradas con tallas complicadas y se calcula que la nave podría haber alcanzado los 10 nudos de velocidad.

Podríamos pensar que por haber sido encontrado dentro de una tumba esta nave nunca vio el mar pero no es así. Todas las naves vikingas del museo navegaron realmente antes de ser llevadas a tierra y convertidas en ofrendas funerarias. El proceso de excavación y restauración de esta nave en particular llevó 21 años en total. El barco debió ser drenado y secado perfectamente, pero de manera muy lenta, antes de poder unirlo y reparar sus partes con madera original, en un 90 %.

Una atención similar se llevaron también los otros dos barcos vikingos que guarda el museo: el Barco Gokstad y el Barco de Tunas. El Gokstad fue encontrado en una tumba real situada en la granja del mismo nombre en la municipalidad de Sandefjord, en el otoño de 1879, por dos adolescentes. La excavación arqueológica comenzó en 1880 y pronto se evidenció que el sitio era importante.

Alrededor del barco había un muro de cinco metros de alto y un diámetro de 45 metros así que el montículo era enorme. La arcilla que envolvía el barco pudrió las dos cubiertas superiores y los postes de la proa y la popa pero por lo demás está muy bien conservado gracias al proceso de restauración posterior en el que fue desmantelado y vuelto a armar.

El otro barco vikingo en el museo es el llamado Barco de Tuna, del que se supone era una veloz nave que transportaba gente de un lado al otro. Fue encontrado en 1867 en una granja en Nedre Haugen, en la isla de Rolvsoy, cerca de Fredrikstad y fue el primer barco vikingo en ser encontrado y preservado. Esta tumba también era enorme, de unos 80 metros de diámetro y de cuatro metros de alto, una de las mas grandes de Noruega.

La excavación se llevó a cabo cuando aún la arqueología moderna no había desarrollado muchos métodos, así que una vez encontrado el barco fue removido de manera demasiado rápida, así que el hombre que estaba dentro de él enterrado y algunas de sus cosas se dañaron o perdieron. Es el de menor tamaño de los tres barcos vikingos del museo pero se considera que es el mas largo, con casi 19 metros tal vez.

Se calcula que fue construido alrededor del año 910, en roble, y que tenía 12 remeros por lado. Probablemente era veloz, muy bueno en un mar agitado, aunque sin una capacidad de carga significativa. Por eso se especula que podría haber sido utilizado para cargar cosas de valor como cristal, esclavos o cosas que no pesaron mucho.

La visita a los tres barcos se complementa con la cantidad de objetos provenientes de las tres tumbas que hay en exhibición, y que nos abren los ojos al pasado vikingo. Desde objetos de uso diario hasta armas o utensilios religiosos.

También, tres veces por hora el museo ofrece un viaje a la Era Vikinga mediante un film llamado Vikings Alive, que se proyecta en el cielo raso del museo. Vikigns Alive consiste en un film principal de cinco minutos y dos filmes documentales. Finalmente, el museo nos ofrece también una tienda de regalos donde comprar recuerdos, libros y muchas más cosas. Y fuera hay una cafetería que es un buen lugar para charlas sobre la experiencia vikinga bajo el cielo del verano.

Información práctica para visitar el Museo del Barco Vikingo

  • No hay tours guiados organizados por el museo pero sí por terceros. Puedes descargar, además, una aplicación gratuita de audio guías en tu móvil, en el museo, ya que hay WiFi, o desde tu casa visitando el sitio web.
  • El museo tiene dos pisos y la zona de exhibición es apta para sillas de ruedas, salvo los balcones superiores. La entrada principal también es accesible, aunque la puerta es pesada. Las entradas laterales son solo para el personal. Dentro hay elevador para silla de ruedas y baños especiales.
  • El museo abre todos los días. Del 1 de mayo al 30 de septiembre lo hace entre las 9 am y las 6 pm; y del 1 de octubre al 30 de abril de 10 am a 4 pm. Cierra el 1 de enero, 6 y 13 de febrero.
  • El museo cobra una entrada de NOK 100 por adulto y de NOK 80 para mayores de 65 años. Estos tickets valen 2 x 1, es decir, te permiten entrar a dos museos, el del Barco Vikingo y el Museo de Historia, por 48 horas. No se venden online.
  • El museo queda en Huk Aveny 35, 0287 Oslo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?