El Parque Nacional de Komodo

 

Nuestro planeta tiene una historia y larga y variada y aunque nos creamos la cúspide de la creación lo cierto es que en algún momento ni siquiera existimos sobre la faz de este mundo. Reinaban por entonces otros animales, animales parecidos a los llamados “dragones” del Parque Nacional de Komodo.

Seguro los viste en algún documental pues son muy famosos. Están protegidos en este parque que se ubica en Indonesia, protegido por el gobierno y abierto al turismo. Veamos qué nos ofrece.

Parque Nacional de Komodo

Está en Indonesia, un estado del sudeste asiático situado entre los océanos Índico y Pacífico. Es un país insular formado en total por mas de 13 mil islas de distintos tamaños y habitado por alrededor de 261 millones de personas. ¡Muchas! De hecho es el cuarto país mas populoso del mundo entero y dentro de los países musulmanes, es el primero.

Entonces, en las Islas Sunda se encuentra el parque. Estas islas están al norte de Australia y se dividen en Grandes y Bajas estando el parque en las segundas. Algunas de estas islas forman parte de un arco volcánico formado al momento de hundirse la placa Sunda bajo el Mar de Java. Dentro del grupo está, por ejemplo, Bali, Timor o las Islas Tanimbar.

Muchos de los volcanes de estas islas todavía están activos pero hay otros tanto ya extintos. Lo cierto es que desde tiempos coloniales la fabulosa y longeva geología de estas islas ha sido objeto de estudio y todavía hay varias teorías acerca de su formación y progresión. En pocas palabras las Islas Sunda Bajas son muy complejas y todavía, al día de hoy, la mar de activas geologicamente hablando.

En tiempos coloniales muchas de estas islas se convirtieron en campos de cultivo y la rica vegetación original se limpió para dar lugar a arroz o algodón y población humana. Por suerte, islas como Komodo han sido protegidas y así hoy existe el Parque Nacional de Komodo que incluye a las islas de Komodo, Padar y Rincah y otras 26 de menor tamaño.

El parque tiene un área total de 1.733 kilómetros cuadrados y se fundó en 1980 para proteger precisamente al dragón de Komodo, la lagartija mas grande del mundo. Obviamente, hoy se protegen a otras especies, incluso marinas. Desde 1991 es Patrimonio de la Humanidad.

El dragón de Komodo es una especie de lagartija propia de Indonesia que habita en varias islas de la zona. También se lo conoce como Komodo monitor y es la especie de lagartija mas grande del mundo al día de hoy con un largo máximo de tres metros y 70 kilos.

Su tamaño ha generado distintas teorías. Se pensó por algún tiempo que crecieron tanto porque no hay animales carnívoros que sean una amenaza para ellos, aunque ahora la tendencia es pensar que simplemente son los sobrevivientes de una población muy antigua de lagartijas gigantes que alguna vez vivió en Indonesia y Australia. Es decir, parte de aquella megafauna que murió después del Pleistoceno.

Algunos fósiles encontrados en Australia que datan de mas de tres millones de años orientan las teorías en este sentido, así que es una teoría con fundamentos. Como sea su historia o su origen lo cierto es que con este tamaño son los reyes de la selva, por decirlo de alguna manera. Cazan y comen mamíferos, aves e invertebrados y se considera que tiene  una mordida venenosa. El veneno provendría de dos glandulas situadas en la mandíbula inferior.

Como sea su arma secreta los dragones de Komodo dan muestras de ser geniales a la hora de cazar en grupo, algo muy raro y llamativo entre reptiles. ¿Si comen humanos? Ha habido algún ataque, sí, el último en 2017 a un turista, pero no es la regla pues suelen escapar ante la presencia humana.

Aquí en el parque viven tranquilos, cazan, se reproducen. Los huevos se ponen entre mayo y agosto y se abren en septiembre. Cada hembra puede colocar unos 20 huevos y se incuban por siete u ocho meses. Los pequeños deben tener cuidado apenas nacen ya que son muy vulnerables y hasta pueden ser atacados y comidos por los adultos machos. Les toma entre ocho y nueve años madurar y no viven mucho mas de 30 años.

El Parque Nacional de Komodo está compuesto por islas volcánicas, de terrenos difíciles y con colinas que no llegan  a los mil metros de altitud. Hay manglares en la costa y pocos bosques lluviosos en zonas  a mas de 500 metros, pero en general es una zona de clima seco comparado con el resto de Indonesia y en verano hace muchísimo calor.

Todo genial para que habiten los dragones. Además de los dragones el parque protege tiburones ballena, manta-rayas, caballitos de mar pigmeos, peces payaso, búfalos de mar, cangrejos, aves, más reptiles y unas doce especies de serpientes.

¿Cómo se llega al parque? La mayoría de los visitantes entran al parque desde las ciudades de Labuan Bajo en el oeste de Flores o Birma, en el este de Sumbawa. También puedes partir desde Bali. El aeropuerto mas cercano es el Aeropuerto de Komodo mismo en la ciudad de Labuan Bajo. También está cerca e Aeropuerto Maumere en Maumere, Flores. Desde Bali o desde Jakarta puedes llegar en avión a estas ciudades y desde ellas ir a Komodo en ferry. NAM Air, Garuda Indonesia o Wings Air te llevan.

Desde Bali también puedes llegar en autobús y después conectar con el ferry. El cruce en ferry es obligatorio. Parte desde Labuan Bajo y toma entre tres y cuatro horas. No hay un puerto propiamente dicho esperando en Komodo así que hay que bajar del ferry y pasarse a veleritos que son los que puntualmente te dejan en la isla.

Te puedes quedar en un resort en Labuan Bajo y desde allí organizar la visita. La ciudad es pequeña pero tiene muchas opciones de alojamiento, restaurantes y tiendas de buceo por todas partes. Calcula unos 20 dólares por una cama en un dormitorio. No es tan barato como otros sitios de la región pero su nivel de popularidad ha inflado los precios. Puedes alojarte en el Ciao Hotel, L Bajo Hotel, Hostel Harmoni, Le Pirate Bajo Hotel o Dragon Dive Komodo, por ejemplo.

En la isla del parque no hay vehículos a motor así que todo se hace a pie. La isla es muy popular para el buceo así que esta es una de las mejores actividades para hacer. De hecho, es uno de los mejores destinos de buceo del mundo: aguas cristalinas, muchas especies marinas, corales, cuevas, formaciones de rocas…

Y por último, pero no menos importante, aquí hay postales que no puedes perderte: el increíble mirador de la Isla Padar, ofrece un compendio de océano, islas y playas blancas que es precioso, y la famosa Playa Rosa formada por corales triturador.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Indonesia, Islas

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*