El Salar de Uyuni, paisaje celestial en Bolivia

América del Sur es un destino maravilloso, una tierra con historia milenaria y paisajes increíbles. Para el ojo europeo encierra, además, una cuota de exotismo. El Amazonas, Perú y sus ruinas, Ecuador y sus montañas, Argentina y sus glaciares o Bolivia y sus propias maravillas entre las que destacamos hoy el Salar de Uyuni.

Este salar es el desierto salino más grande y a mayor altitud del mundo entero. Es enorme, está en Bolivia, y hoy, que todo gira alrededor del bendito litio de las baterías de todos nuestros cacharros electrónicos, está además en el ojo de la industria tecnológica. Vamos a conocerlo.

Bolivia

El Estado Plurinacional de Bolivia tiene como capital Sucre pero la sede del poder ejecutivo, electoral y legislativo es su otra ciudad importante, La Paz. Tiene frontera con Argentina, Paraguay, Brasil, Chile y Perú y seguro oíste en las noticias últimas que hubo un golpe de estado porque no fueron reconocidos los resultados de los comicios. Su último presidente constitucional y gran transformador del país fue Evo Morales.

Bolivia tiene muchos tesoros arqueológicos, miles, como Tiwanaku, por ejemplo, o Samaipata. Muchos están en los Andes, otros están en mejor o peor estado de conservación, pero todos nos hablan de una región que tiempo atrás fue muy activa e importante para la civilización.

El Salar de Uyuni

A pesar de sus tesoros arqueológicos uno no puede desaprovechar la oportunidad de visitar uno de los mejores paisajes naturales del mundo: el vasto salar de Uyuni. Como dijimos en la presentación es el desierto de más grande y alto del mundo.

El Salar de Uyuni tiene 10.582 kilómetros cuadrados de superficie y está a 3650 metros de altitud en la región suroeste del país, en la provincia de Daniel campos, departamento de Potosí. Hace alrededor de 40 mil años en está parte del territorio boliviano estaba el lago Minchin y hace unos 11 mil el lago Tauka. Por entonces el clima era otro, no árido y seco, y llovía constantemente.

Después llegaría un período de clima cálido y seco que hizo que los grandes lagos andinos se achicaran dando lugar a la formación de salares como el de Uyuni o el de Coipasa. Los lagos se convirtieron en salares o en lagunas más pequeñas, como los actuales lagos Uru Uru o Poopó.

¿Cuanta sal tiene el salar de Uyuni? Buena pregunta. Se calcula que unos 10.000 millones de toneladas de sal. Hay unas once capas de sal de distinto espesor, entre uno y diez metros. La costra superior es la que tiene diez metros. La profundidad total del salar se calcula que es de 120 metros, entre capas de salmuera y de barro.

00Cada año se extraen unas 25.000 toneladas, pero como dijimos más arriba aquí lo que importará algún día no es tanto la sal sino el litio. El litio, que aquí está presente en la salmuera junto con magnesio, potasio, sulfatos de sodio y boro, es el componente principal de las baterías que utilizan todos nuestros dispositivos electrónicos así que las reservas mundiales son super importantes. ¿Mi consejo? Las noticias del acontecer boliviano hay que leerlas en esta clave. Los Estados Unidos consideran que Bolivia tiene la mayor reserva de litio del mundo.

Mientras reflexionan sobre este dato que es sumamente importante para entender la política boliviana sigo con más información sobre este sitio espectacular que, además de esta importancia radical, es un gran destino turístico. ¿Por que? Bueno, cualquiera de las fotografías que adornan este post es una buena prueba: el fondo blanco, el cielo azul, las mejores imágenes.

Además, el salar también es el lugar de cría de tres especias de flamencos americanos, el flamenco andino, el de James y el chileno. Así que todo se conjuga para que sea un destino con mucho imán. Así, por año llegan unos 300 mil turistas y el año pasado, 2019, ganó el premio de la World Travel Awards como el Mejor Atractivo Turístico de América del Sur.

Visitar el Salar de Uyuni

¿Cuándo es el mejor momento del año para hacer la visita? En noviembre podrás además de tomar buenas fotos ver los flamencos en plena cría. Después, cualquier momento es bueno aunque todo tiene sus pro y sus contras.

Hay dos temporadas, la temporada de lluvias que es en el verano sudamericano de diciembre a marzo; y la temporada seca que es entre mayo y octubre, el invierno. En la primera es cuando el agua del salar se acumula en la superficie y entonces aparece un espejo gigante maravilloso que parece fundirse con los cielos. En la segunda, la temporada seca, el espejo no se forma pero hay mejor clima.

Si estás en el norte argentino o vives por allá la visita es super accesible. De hecho muchos argentinos del norte lo visitan alguna vez en su vida porque significa un simple viaje en coche desde provincias como Tucumán, Jujuy o Salta. Si estás en Bolivia visitando otras cosas es fácil llegar también. Hay muchas excursiones y aunque muchos van por su cuenta si vienes de lejos seguro conviene contratar un tour de un día.

Hay muy poca señalización y llegar en tu propio coche si no conoces te puede complicar. Hay excursiones de un día si no tienes tiempo o de hasta tres días para visitar las lagunas cerca, las termas o los geisers. Lo que no puede faltar en tu mochila es el protector solar, gafas de sol, gorro, agua, dinero en efectivo para poder ir al baño, ducharse si el viaje es largo o pagar las entradas.

Si estás en Argentina lo mejor para cruzar es hacerlo en La Quiaca, provincia de Jujuy, hacia Villazón, en Bolivia. Ahí tomas un tren y en nueve horas estás en el destino. O puedes coger un autobús y aguantar el mal estado de la ruta. Si vienes de otro país entonces puedes llegar en avión a La Paz y después tomar otro avión haca Uyuni, hay vuelos todos los días, o un autobús nocturno turístico que tarda unas 10 horas o alquilar un coche o tomar el tren hasta Oruro y de allí el tren a Uyuni.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*