En China los insectos son un placer para el paladar

Variedad de insectos para comer

Me gusta comer prácticamente cualquier cosa. Me gusta casi todo y no le hago asco a ninguna gastronomía del mundo. En teoría, porque creo que no llegaría a probar insectos. No se… ¿Tú sí? Los insectos están presentes en la cocina china, no en toda, pero sí en la gastronomía de algunas regiones en particular.

No son muy originales los chinos en comer insectos, es decir, no son los únicos. Además, el ser humano viene comiendo insectos desde hace miles de años. ¿Vas a China? Entonces déjame contarme que allí los insectos son un manjar para el paladar.

Comer insectos

Insectos de comida

En términos médicos eso se llama entomogafia. La especie humana come insectos desde hace miles de años, huevos, larvas y adultos insectos se cuentan en nuestra dieta desde tiempos prehistóricos y en muchas culturas siguen teniendo su capítulo en la cocina.

La ciencia conoce cerca de mil especies de insectos que los humanos comemos en el 80 % de las naciones del mundo en todos los continentes. Mientras en algunas culturas es común, en otras está prohibido o es tabú y en otras es algo no prohibido pero bastante asqueroso.

Pinchos de insectos

¿Qué insectos son comestibles? La lista es larga pero hay muchas especies de mariposas, termitas, abejas, avispas, cucarachas, saltamontes, polillas, grillos. Comer insectos tiene sus beneficios y sus desventajas, hay beneficios en materia de medio ambiente y para nuestra salud también, pero todo requiere de cuidado e higiene.

A veces uno puede pensar que comer insectos tiene que ver con la pobreza, pero es una idea que no tiene asidero. Pensemos que India es un país muy pobre y sin embargo su población es vegetariana, no come insectos. ¿Sabías que el país que más come insectos es Tailandia? Sí, tiene una industria de 50 millones de dólares que gira en torno a los bichos.

La cocina china y los insectos

Cocina de insectos

China es un país muy grande y está divido en varias zonas geográficas y cada una ha desarrollado su propio estilo de cocina basado en los ingredientes a mano. Mientras la cocina del sur se basa más en el arroz, la del norte utiliza más trigo, solo por dar un ejemplo.

Por suerte, si no le haces asco a nada y quieres comer insectos en China lo puedes hacer en Beijing misma, la ciudad capital. No es que comer insectos se algo de alguna región lejana, perdida en las montañas.

Un sitio ideal para esto es el Mercado Nocturno de Wangfujing que está ubicado en el distrito de Dongcheng. Es una calle llena de puestos gastronómicos y comerciales, de las más famosas de la ciudad.

Comer gusanos

La parte dedicada a la cocina es la que está sobre la calle Wangfujing y realmente es única. Se divide en el mercado nocturno y en la calle de los aperitivos. En ambos la comida se expone al cliente y los dos son muy populares entre los chinos y los turistas.

Cigarras para comerse

La mayor parte de la comida está cocinada a la parrilla, al fuego, o está frita o cocinada al vapor y en general puedes elegir el método de cocción. Hay pollo, verduras, hongos, raíz de loto, tofu, mariscos y nada que espante… hasta que llegas a los insectos.

Y ahí, sin asco, verás insectos ensartados en palillos. Bichos y más bichos y gente que se llena la boca con ellos aprovechando sus nutrientes, proteínas y minerales. Definitivamente es difícil para nosotros comer insectos, nuestra cultura suele matarlos así que…

Escorpiones se comen

No sé, comer escorpiones, crisálidas de gusanos de seda, parásitos, ciempiés fritos y arañas puede ser la aventura de tu vida gastronómica. Tú decides. Quienes han probado estas cosas dicen que no saben tan mal, es solo que el cerebro te juega la mala pasada de decirte todo el tiempo que estás comiendo bichos… gomosos o crujientes, pero bichos al fin.

Pero a muchos chinos les encanta. Después de todo, la comida es absolutamente cultural. Si quieres darte una vuelta por este mercado lo encuentras en el extremo norte de Wangfujing.

 Pinchos de cienpies

No solo en Beijing puedes comer insectos, en Kunming también. China está compuesta por más de cincuenta etnias y si bien la Han es la gran mayoría hay muchas otras. La etnia Jingpo, por ejemplo, es famosa por comer insectos. Si estás en Kunming, ¡a comer bichos se ha dicho!

Aquí se comen saltamontes fritos, cigarras con piernas y alas incluidas, larvas de cocoteros y unos bichos negros del tamaño de un de un pulgar. Un restaurante recomendable para darse una panzada de insectos es el Simao Yecai Guan. El menú tiene todo lo que acabo de nombrar y se ufana de vender  más de 150 euros por día en insectos.

Saltamontes para comer

Kunming está cada día más cerca de Tailandia en materia de la gastronomía de insectos pues además de que hay restaurantes y de que la gente come insectos en sus casas hay tiendas que se especializan en distintas especies y las venden frescas y congeladas.

Por ejemplo, puedes comprar larvas de avispas de Yunnan por entre 23 y 38 euros el kilo y por año el mercado de esta especie sola mueve unos 320 mil dólares. Nada mal. Y sigue creciendo.  En el condado de Qinyuan hay unas 200 granjas de insectos, la base de cultivo de insectos más grande de China y produce 400 toneladas métricas por año.

Arañas de postre

El caso es que China es un país que tiene que alimentar a una población cuyo último censo, realizado en 2010, arrojó nada más y nada menos que más de 1300 millones de habitantes. Y sigue creciendo. Así que si los insectos pueden suplir un poco de la demanda de comida, bienvenidos sean.

Otro aspecto interesante es que algunos expertos dicen que de momento el país no está preparado para consumir masivamente insectos, aun cuando la industria es más amable con el medio ambiente y ayudaría a la crisis. ¿Por qué? Cuestiones de seguridad en la higiene.

Mercado de insectos

A China todavía le falta recorrer un camino en esa materia, tiene que alcanzar por lo menos un estándar de seguridad alimentaria antes de promover los insectos como comida. No podemos olvidar que algunos insectos tienen toxinas, residuos de pesticidas y bacterias y que los métodos de cocción a veces no son suficientes como para eliminar esos peligros.

Los cocineros chinos, los responsables de los puestos callejeros y restaurantes, no son en general gente educada en seguridad alimentaria. Opinan que si los escorpiones y larvas de gusanos se usan en la medicina tradicional china no hay problema en comerlos. Si se cocinan a una buena temperatura, basta.

Lo cierto es que si nada te amedrenta y quieres comer bichos China es un buen destino porque aquí son manjares para el paladar. ¡Buen provecho!

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1.   Fernando Martínez Martínez dijo

    Yo lo único que sé es que pertenezco a este planeta. Me duele de manera profundo las practicas orientales, como sacrificar y torturar animales para su consumo. La señora Maria Leyla tiene toda la razón. Soy de Guadalajara y se que desde cualquier pais del mundo en su mayoría, repudiamos estas costumbres. Aunque su tecnología sea avanzada, como personas son completamente escorias.

bool(true)