Escaleras mecánicas de Hong Kong, un tour muy divertido

¿Hay algo divertido en las escaleras mecánicas cuando ya somos adultos? En principio no, más que la comodidad de trepar o bajar sin esfuerzo, pero si vamos de visita a Hong Kong es otra historia.

Las escaleras mecánicas de Hong Kong suponen toda una atracción. Por supuesto que la gente de aquí las usa todo el tiempo y forman parte del sistema de transporte de la ciudad, pero para el viajero son sin duda una atracción turística original, divertida e inolvidable. ¿En qué otro lugar del mundo recorres la escalera mecánica más larga del mundo construida al aire libre?

Hong Kong y sus escaleras

Primero debemos recordar que desde 1997 Hong Kong y sus territorios forman parte de la República Popular China. Durante alrededor de un siglo estuvieron en manos británicas pero ese año se venció el contrato de alquiler y China reclamó lo suyo. Si tienes más de 30 años puedes recordar la ceremonia de traspaso y lo que se decía en las noticias sobre qué pasaría con la gente y con el sistema capitalista en un mundo comunista.

Hong Kong hoy es un territorio autónomo donde China prueba eso de “un país, dos sistemas” (tiene un poder legislativo, judicial y ejecutivo propios). La ciudad descansa en el delta del río Pearl y el territorio es uno de los más densamente poblados en el mundo. Hay mas de mil doscientos rascacielos y todo es realmente muy estrecho, tanto que la distancia promedio del puerto a las colinas es de poco más de un kilómetro y en gran parte son tierras ganadas al mar.

La gente vive hacinada, salvo que tengas dinero y puedas costear un piso en algún alto edificio. Es, definitivamente, una ciudad vertical donde la gente vive, duerme y trabaja casi siempre a varios metros del suelo. ¡Fantástico! Por lo menos para ir de visita…

Podrás imaginar el caos de tránsito que puede haber en Hong Kong, ¿no es cierto? En los años ’80 el problema era acuciante, en especial en el sector comprendido entre los Niveles Medios y la zona Central, así que empezaron a pensarse soluciones y la más brillante y adecuada fue la propuesta por unos ingenieros: un sistema de transporte externo.

Se diseñó en 1987 y comenzó a funcionar en 1993. Obvio, fue carísimo y no estuvo exento de críticas y presupuestos que se dispararon por los cielos.

Las escaleras mecánicas de Hong Kong unen Queen’s Road central, en la zona Central, con la calle Conduit en los Niveles Medios o Mid-Levels. Si ves un mapa el recorrido es cruzado múltiples veces por callecitas más angostas y es que más allá de ir hacia arriba y hacia abajo muchos de estos sectores intermedios han cobrado vida propia y tienen tremenda actividad comercial entre tiendas, pubs y restaurantes.

El sistema entero tiene 800 metros de largo y llega a escalar de manera vertical 135 metros. No es una única escalera sino un sistema de 18 escaleras mecánicas y tres pasarelas automáticas. El recorrido termina en 20 minutos si te quedas quieto pero lo reduces mucho si caminas por la escalera. Si este sistema no existiera el recorrido sería mucho más largo y habría que subir o bajar en zig zag.

Pero para la gente es super útil y según parece alrededor de cien mil peatones utilizan las escaleras por día. De 6 am a 10 am las escaleras funcionan colina abajo y de 10 am hasta el mediodía colina arriba. Si quieres bajar cuando suben, por ejemplo, puedes usar las escaleras normales y las rampas que corren paralelas a las automáticas: un total de 782 escalones.

Atracciones en las escaleras mecánicas de Hong Kong

Lo más usual es comenzar el paseo desde abajo, desde Queen’s Road Central. Justo enfrente tienes el Central Market que es un sitio que vale visitar pues fue construido en 1938 en estilo Bauhaus. El lugar ha sido siempre un mercado y en los últimos años ha sido reciclado para convertirlo en un oasis verde con tiendas, jardines y restaurantes.

Visto esto puedes empezar el tour cogiendo la primera pasarela automática hasta Cochrane Street, cruzando Stanley Street, una calle con tiendas de té muy pintoresca. La pasarela te lleva hasta el puente peatonal sobre la calle Wellington, un colorido retrato de Hong Kong en sí misma, por sobre la cual cruza la segunda pasarela automática que te lleva por Cochrane hasta Lyndhurst Terrace, un sitio construido en la primera mitad del siglo XIX que supo ser el Distrito Rojo de los europeos.

Finalmente tienes la entrada al tercer tramo de la pasarela automática, y el último, que sigue por Cochrane Street hasta juntarse con Hollywood Road. Allí hay un puente peatonal que cruza y corre a lo largo de Hollywood Road hasta Shelley Street.

Verás una pintoresca Estación de Policía Central con columnas dóricas. construida en 1864. y muy cerca de la Prisión Victoria, ambos actualmente sujetos de remodelación como centros culturales.

De hecho Hollywood Road es una calle importante, una de las primeras en desarrollarse en al Hong Kong colonial. Hoy abundan las casas de antigüedades y galerías de arte. También a poco más de 300 metros de su puente peatonal está el Templo Man Mo, uno de los más populares entre los turistas ya que data de 1847.

Y si te gustan las curiosidades o tomar fotos curiosas entonces a pocos metros encuentras la calle Ladder, justo enfrente del templo, antiguo fumadero de opio, hoy alberga tienditas de curiosidades, sus puestos y su bazar.

Desde Hollywood Road subes hasta Staunton Street por las escaleras automáticas que te llevan desde el puente peatonal hasta Shelley Street. Este tramo es corto pero a partir de Shelley ya empiezan los tramos más largos que te suben hasta los Niveles Medios. Justamente en ese tramo corto se ha formado un distrito popular bautizado como SoHo. Antes se dedicaba a la venta de cosas para funerales pero hoy es un verdadero distrito de diversión y vida nocturna.

Hay restaurantes, cafeterías, tiendas y bares tanto de día como de noche en las calles Shelley o Staunton. Las escaleras te dejan después en el cruce con la calle Elgin, aún dentro del SoHo, con mas bares y restaurantes. El siguiente cruce es con Caine Street, punto en el que debes cruzar un puente con forma de U que conecta los dos tramos de escaleras, el que dejas y el que debes tomar para seguir viaje hasta Mosque Street.

En la zona puedes visitar el Museo del Dr. Sun Yat-sen, luchador por la construcción e una China moderna y el Museo de Ciencias Médicas. Esta zona es más tranquila que el SoHo y se vuelve poco a poco mas residencial. Si te gusta la historia de Asia en una de estas casas vivió el Dr. Rizal, un luchador de la Revolución Filipina. Es la zona de Rednaxela Terrace y justo enfrente hay una mezquita que data de 1915.

Y así llegamos al tramo final, el último tramo que va desde Mosque Street, pasando por otro puente peatonal que pasa por Robinson Road hasta el final del sistema de transporte en Conduit Road en los Niveles Medios. Es una zona muy residencial y no tiene mucha acción pero es el punto final del circuito y no lo vamos a dejar de conocer.

Además, si piensas visitar los Jardines Zoológicos y Botánicos de Hong Kong están a solo 15 minutos de andar.

Finalmente, para bajar puedes descender por las escaleras pero si estás cansado o quieres utilizar un medio de transporte puedes coger los minibuses verdes, el número 3, a solo 20 metros de la estación terminal de las escaleras. Funciona con intervalos de entre 5 y 10 minutos y te deja en la Estación Central MTR.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *