Ezcaray, pequeña escapada rural

Ezcaray es un municipio que está en La Rioja, una comunidad autónoma española, tierra surcada por siete ríos donde priman dos paisajes, un valle de clima mediterráneo y una zona de montañas más húmeda.

La Rioja es tierra de vinos, tierra de encuentro de culturas y amén de su historia también es un tesoro de paleontólogos pues abundan las huellas de dinosaurios, muchas y bien conservadas. Así, es un destino rural que ofrece lo suyo y hoy vamos a descubrirlo.

Turismo en Ezcaray

Está en el noroeste de La Rioja, en la zona conocida como La Rioja Alta. El pueblo tiene poco más de dos mil habitantes, pero en verano la población crece mucho cuando llegan turistas de todas partes para disfrutar sus mieles.

Ezcaray la fundaron los reyes navarros para repoblar la frontera y como debes suponer el origen del nombre es euzkera: haitz – Garau o peña alta, en referencia a una peña, de unos 200 metros de alto, que se divisa a la entrada del valle. Castilla lo anexó en 1076 pero de alguna manera muchas zonas del valle lograron conservar el uso del euzkera, por lo menos hasta e siglo XIV.

Por su ubicación el valle ha padecido los eventos de la historia de España, pero gran parte de ellos han sido revitalizados por la industria del turismo. Hoy los viajeros llegan para conocer el casco antiguo, sus callecitas y sus plazas, las artesanías locales, las iglesias antiguas, la histórica fábrica de paños, “El Fuerte”, las residencias más palaciegas, las fiestas locales y, por supuesto, los hermosos bosques que decoran con sus verdes el valle.

La villa ostenta el título de “Primera villa turística de La Rioja” así que veamos mejor qué podemos hacer y visitar por aquí. Empezando por las residencias palaciegas podemos nombrar el Palacio de Torremúzquiz y el Palacio del Ángel. Ambos están cerca de la iglesia y ambos son del siglo XVIII.

Se trata de enormes casas de estilo barroco, con varios pisos de altura, balcones con dinteles, hermosas ventanas, puertas y sillerías. El Palacio del Ángel tiene una fachada con escudo rococó, una hornacina con la imagen en cerámica de San Miguel y piedra de sillería, por ejemplo.

Hay otros palacios dignos de contemplar, el Palacio de Azcárate del siglo XVII, propiedad de una rica familia de terratenientes, o el Palacio del Arzobispo Barroeta, la Casa de los Gil de la Cuesta, la Casa de los Gandásegui, la Casa de los Masip, la Antigua Casa de Teléfonos del siglo XVII, la Casa de los Cuezva y la de Casa de Don Ramón Martínez, por ejemplo.

La Real Fábrica de Paños es desde 1992 Bien de Interés Cultural y data del siglo XVIII. La Iglesia de Santa María la Mayor se construyó entre los siglos XIV y XV y es de estilo románico, declarada a su vez monumento en 1967. Dentro hay un hermoso retablo mayor, del siglo XVI, y en su sacristía funciona un museo que reúne bonitas y antiguas tallas provenientes de otras aldeas y un tesoro: una cruz parroquial de plata de estilo gótico plateresco.

Siguiendo con el plano religioso hay dos ermitas, la Ermita de Santa Bárbara, del siglo XVIII, y la Ermita de la Virgen de Allende, con una imagen del siglo XIV, patrona de la villa, más unos diez lienzos con figuras de ángeles, seis de los cuales tienen arcabuz en lugar de espada.

Ezcaray también tiene fuentes, cuatro: la Fuente del Sauco de 1920, la Fuente de la Paz de 1841, la Fuente de la Iglesia y la Fuente de la Plaza de la Verdura. Y puentes, el Puente de la Estación que data de 1925, el Puente de Landía del siglo XVI y el Puente Canto del mismo siglo.

Una vez que hayas recorrido la villa y sus tesoros patrimoniales, entonces puedes salir y visitar el entorno natural pues es un sitio privilegiado para el deporte al aire libre y la práctica del senderismo. Montañas y valle nos ofrecen kilómetros de recorridos para hacer a pie o en bici de montaña y los bosques nos regalan olores y colores con sus frutales, sus pinos, hayas y alisos, por ejemplo.

Puedes esquiar en invierno, salir de caza y pesca, jugar al golf, recoger hongos o hacer turismo activo. Lo primero lo puedes hacer en Valdezcaray que es la estación de esquí y montaña de La Rioja. Está a solo 14 kilómetros de la villa, en la Sierra de la Demanda, sobre la cara norte del pico San Lorenzo, de 2271 metros de altura. Hace poco ha sido remodelada y es más moderna y funcional de lo que era, hay nuevas pistas, cañones de nieve, telesillas y nuevos edificios.

Valdezcaray tiene capacidad para recibir a 300 mil personas al año: 4 pistas verdes, 10 rojas, seis azules, dos negras y dos amarillas. ¿Caza y pesca? Para la pesca está el río Oja  y sus truchas, y para la caza los bosques y praderas a la redonda. En otoño se abre la caza de la paloma torcaz y malviz y es posible pedir recechos para la caza del ciervo y el corzo en sus épocas de celo. Obviamente debes contar con permiso de armas y tarjeta federativa.

La micología aquí tiene un tesoro: hay muchos tipos de hábitats, robledales, pinares, hayedos con mucha sombra, así que nacen todo tipo de hongos: boletus, políporus, setas amanitas, russulas. eso sí, debes estar al tanto de las medidas locales para su preservación y mantenimiento. Es un decreto de 2015 que regula la recolección de setas en La Rioja y conviene consultarlo antes de salir a la aventura.

¿Senderismo y BTT? En principio hay Senderos de Gran Recorrido o GR, balizados en color rojo y blanco, y con distancias de más de 50 kilómetros. Por Ezcaraz pasa el GR-190, de los Altos Valles Ibéricos, y el GR-93, Sierras Riojanas. Después está la vía verde del Oja, muy popular, que sigue la huella del viejo tren que unía Ezcaray con Haro, aunque éste llega solo hasta Casalarreina.

 

Otro es el Camino de la Herradura siguiendo el trazo del río Oja, comenzando en Ezcaray y terminando en Posadas, ida y vuelta. Es una senda la mar de sencilla y de solo 10 kilómetros de extensión. Finalmente, la villa tiene siete paseos o senderos cortos, que tienen marcas amarillas y blancas, por todo el valle y distintas dificultades. Y si eres de los que andan en bici pues puedes aprovechar las muchas pistas y caminos que suben y bajan en el valle.

Demás está decir que en la villa puedes alojarte y degustar los mejores platos riojanos (carnes, truchas, caparrones, pochas, menestra de verduras, patatas a la riojana). Entonces, ¿qué te parece un fin de semana rural en Ezcaray?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?