Florencia, una ciudad repleta de arte

Esta es otra ciudad que tengo en la lista de futuros viajes, y que todavía no se si poner antes o después que Roma, ya que esta es más importante, pero en Florencia hay una gran cantidad de arte en la calle, en los edificios y en los museos. Es tanta la historia que en un solo viaje seguramente nos dejaremos muchas visitas por hacer.

Trataremos de buscar todos esos imprescindibles que hay que ver si se visita Florencia, ya que sabemos que no todo el mundo puede pasarse un mes en una ciudad para verla al detalle. Siempre hay cosas que no se deben dejar de ver, por si no tenemos la oportunidad de volver a esta preciosa ciudad que parece haberse estancado en el siglo XVI. ¿Os apuntáis al tour?

Detalles del viaje

Como Florencia está en Italia, los residentes en la Unión Europea solamente van a necesitar el DNI para moverse por ella. El euro también es la moneda oficial, y el horario es el mismo que en España, por lo que los cambios serán mínimos. No hay que hacer muchos preparativos para el viaje, ya que además el tiempo suele ser bueno. Los mejores meses para visitar Florencia son los de primavera y otoño, pues en pleno verano el calor puede llegar a ser sofocante para quienes no estén acostumbrados. Para moverse por la ciudad se pueden utilizar las líneas de autobús, y también la Carta Agile, de 10 y 21 viajes, que además se puede compartir entre varias personas, para sacarle todo el partido.

Piazza del Duomo

Este debe ser el inicio del viaje a Florencia, la plaza más famosa, que era el centro religioso y espiritual de la ciudad. En ella se puede ver la Catedral de Santa María de las Flores, con su famoso campanario o Campanile de Giotto, además del Battisterio di San Giovanni, el edificio más antiguo de la ciudad. Todos son espectaculares, tanto por dentro como por fuera, por lo que hay que hacer una visita para poder ver sus ricos interiores. En esta plaza también está el Museo dell’Opera del Duomo, en donde están las estatuas originales que decoraban la plaza antiguamente.

La Catedral de Florencia se terminó en el siglo XV, y en ella se encuentra la tumba de Brunelleschi, el arquitecto italiano que creó esa enorme cúpula, que distingue a esta catedral de cualquier otra. Fue su mayor reto, al que le dedicó muchos años, y el interior de esta cúpula también está profusamente decorada con escenas pintadas del Juicio Final. Se puede visitar por dentro y ver la ciudad desde las alturas. El Campanile es el campanario, al que también se puede subir para disfrutar de las vistas de la ciudad.

Por último, en esta plaza podremos ver el Battisterio, un edificio muy antiguo en el mismo estilo de otros monumentos de Florencia, con un exterior en mármol blanco y verde. En el interior podremos ver un precioso mosaico bizantino en la cúpula, que destaca por sus tonos dorados.

Ponte Vecchio o el Puente Viejo

Esta es sin duda la imagen que más se conoce de la ciudad, la que la representa alrededor del mundo. Se creó en el siglo 1345, y fue el único que sobrevivió intacto a la Segunda Guerra Mundial. Destaca por esas casas colgantes, en las que hoy en día hay joyeros y orfebres, siguiendo la tradición artesana de la ciudad. En él también está el Corredor Vasariano, que va desde el Palazzo Vecchio al Palazzo Pitti. Además, se pueden ver muchos candados colgados en el puente, que dejan las parejas en señal de su amor.

Museos de Florencia

La Galería Uffizzi es el museo más visitado de la ciudad, no en vano cuenta con una de las colecciones de pintura más famosas a nivel mundial, en donde desde luego destacan las pinturas de los grandes artistas italianos del Renacimiento. Cuenta con obras de Botticelli, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano. Estas obras están ordenadas de forma cronológica, y el museo tiene una estructura muy sencilla, para que sea fácil visitarlo. No obstante, hay que tener en cuenta que suele haber grandes colas, por lo que la mejor forma de evitarlas es reservando una visita guiada o bien reservando las entradas online.

Por otro lado, tenemos la Galería de la Academia, que también es una visita obligada en la ciudad. Esta galería es la segunda más visitada debido a que alberga la estatua más famosa de Miguel Ángel, el David. Es una estatua espectacular, en mármol blanco de 5,17 metros de alto. Aunque estaba expuesta en la Piazza della Signoria, en 1873 se trasladó al interior de la galería para resguardarla del desgaste de los fenómenos meteorológicos. En esta galería también hay otras salas en las que se pueden ver esculturas y diversas pinturas religiosas.

Para los curiosos también puede ser interesante el Museo Galileo, en donde se guardan inventos científicos desde el Renacimiento. Una de sus piezas más importantes es el telescopio de Galileo, y esta puede ser una visita interesante para quienes adoren la ciencia y la historia.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Florencia, General, Italia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*