Geirangerfjord, el hermoso fiordo donde se filmó La ola

Uno está más que acostumbrado a las películas de desastres que filman seguido los estadounidenses. Si no es un super terremoto son los extraterrestres, sino un meteorito, sino una plaga zombie. El tema es el desastre y la aniquilación y el sálvese quien pueda.

Llama la atención entonces que los noruegos incursionen en el mismo género cinematográfico, pero así lo han hecho con la película La Ola. La vimos en los cines en 2015 y algunos la disfrutamos después por Netflix, solo para ver un thriller disaster en otro idioma distinto al inglés. Y por lo menos de mi parte, para disfrutar también los hermosos paisajes de los fiordos noruegos.

El Geirangerfjord

Noruega tiene muchos fiordos hermosos pero uno de los más turísticos es ese. Está situado en el condado de Romsdal, en la región de More, y tiene unos 15 kilómetros de largo siendo además un brazo de otro fiordo, el Sunnylvsfjorden y éste a su vez de otro mayor, el Storfjorden.

Desde 2005 es un Patrimonio Mundial, honor que comparte con otro fiordo cercano. Tiene algunas cascadas maravillosas como la famosa Cascada de las Siete Hermanas. Se trata de siete arroyos separados que forman siete saltos, el más alto de los cuales alcanza los 250 metros. Tienen este pintoresco nombre porque pesa sobre ellos una leyenda que habla de siete hermanas que bailaban bajo la montaña mientras las cortejaban desde arriba. Otra cascada famosa es la Cascada del Monje. Ambas están enfrentadas.

El fiordo tiene alrededor paredes montañosas muy empinadas y agudas y el brazo de mar es bien estrecho así que la combinación resulta sobrecogedora. Si a eso sumamos las cascadas aquí y allá es maravilloso. Si bien en otros tiempos la gente se instaló aquí, en granjas y aldeas de montaña, hoy hay muchas de ellas abandonadas.

A algunas se puede llegar caminando, en esas excursiones outdoors que los noruegos tanto aman, o en bote. Las caminatas son riesgosas ya que no hay puentes y los senderos están muchas veces pegados a altísimos precipicios. Algunas de las que suelen visitarse en verano son Knivsfla, Blemberg o Skagefla. Actualmente hay un ferry cablecarril que  sirve de paseo turístico y que hace el recorrido a lo largo del fiordo entre dos asentamientos pequeños como son Geiranger y Hellesylt.

La ola y el tsunami posible

Más allá de que La ola es una película se basa en hechos que podrían pasar. De hecho, al comienzo se relata un hecho verídico que tuvo lugar en abril de 1934. Entonces, el deslizamiento de rocas de la montaña produjo en efecto un tsunami que destruyó la aldea de Tajford matando a unas 40 personas y antes de eso, a comienzos del siglo XX, algo similar ocurrió. De hecho siempre es posible que vuelva a suceder.

Lo cierto es que la pequeña aldea de Geiranger, destino turístico, está construida al final del fiordo en la desembocadura del río Geirangelva. La montaña Akerneset que está metiéndose en el fiordo está bajo observación todo el tiempo, como vemos en el film, porque si llegara a colapsar seguramente producirá un enorme tsunami que acabaría no con una ciudad sino con varias en solo 10 minutos.

La montaña tiene una grieta que se expande a razón de dos a 15 centímetros cada año y no dejan de tratar de calcular cómo puede ser, cuándo y qué consecuencias se pueden prever si 1500 metros de montaña se separan del fiordo.

Los geólogos calculan que en caso de suceder el deslizamiento de tierra sería de unos 50 millones de metros cúbicos (el doble de los dos deslizamiento del siglo XX): las rocas derecho al agua del fiordo causaría una ola enorme, un tsunami, de unos 30 metros de alto que devastaría en su avance toda la costa.

Llama la atención un grupo de construcciones que se ven a la distancia y es que antiguamente había aquí una granja que hoy está abandonada. La ubicación sorprende y ha sido preservada porque representa algo típico de la dura vida en los fiordos, pero lo cierto es que la ubicación espanta bastante: se llaga solo por agua, está a solo 100 metros de altitud y en una ladera empinada y susceptible de avalanchas… Si bien sus constructores lo tuvieron en cuenta y se observa como los techos de los edificios están a la altura de la ladera para que una posible avalancha se deslice por ellos no deja de dar miedo…

Todo suma para una película de desastre así que así nació uno de los últimos éxitos de taquilla de Noruega (incluso fue seleccionada para ser presentada como Mejor Película Extranjera para los Oscar…). La película fue filmada en Geiranger  y la parte de interiores en estudios en Rumanía. La inversión fue de casi seis millones de euros y si pensamos que en Noruega vendió un 30 % más de entradas al cine que Mundo Jurásico… ¡fue todo un éxito!

Visitar Geiranger

Si te gustó la película este verano puedes darte una vuelta por los fiordos noruegos. El puerto de Geiranger es el tercer puerto más grande de cruceros en Noruega y en la temporada turística de cuatro meses recibe de 140 a 180 naves.

250 personas es la población estable del lugar pero en verano llegan más de 300 mil turistas a lo largo de esos cálidos meses. Hay una oferta de alojamiento variada, tanto de hoteles cinco estrellas como de campamento, así que puedes elegir donde dormir de acuerdo a tu bolsillo. ¿Cómo llegas? Pus en crucero es una opción: el Hurtigruten es un expreso litoral que une Bergen con Geiranger.

También puedes llegar en avión desde todo el país o en autobús desde Bergen, Oslo o Trondheim. También puedes tomar el tren desde Oslo aunque el viaje es de casi seis horas. Desde Trondheim dura un poco menos pero siempre hay que tomar el autobús por la carretera de montaña para finalmente llegar. ¿Y qué actividades turísticas puedes hacer?

Pues se puede pasear en kayak, en rápidos y vertiginosos catamaranes, hacer senderismo, tomar paseos en bote y disfrutar del sol de Europa del Norte que solo brilla así de intensamente en verano. Y vale decirlo, es un destino que puede desaparecer en cualquier momento.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *