Guía de viaje a Japón, transporte, comida, precios, compras

Japón es uno de los grandes destinos de Asia y conocerlo es un deber de todo viajero aventurero. La impresión es que es un país caro, pero es solo una impresión. Hay algunas cosas caras y otras bastante normales. El primer impedimento es sin dudas el precio del billete aéreo, pero una vez dejado eso atrás lo cierto es que un país hermoso para disfrutar e ideal para varios tipos de presupuesto.

Con tiempo yo diría que entre tres semanas y un mes es lo ideal, pero gracias a la eficiencia y velocidad del transporte nipón dos semanas o incluso una sola pueden servir para ver rápido lo más sobresaliente y popular. Tokio, Kioto, Osaka, Nara, Yokohama, Kamakura  y Hakone y con más tiempo, la más distante Hiroshima. Estas ciudades son mi selección personal para un primer viaje al país del sol naciente.

Como ir a Japón

En avión, naturalmente. Hay muchas aerolíneas que llegan a Japón desde todas partes del mundo, pero cuanto más lejos estés más caro será el precio del billete. Un vuelo entre Madrid y Tokio está entre 350 y 2000 euros, ida, según el tipo de tarifa y la aerolínea (datos de Iberia, que opera con British Airways y Japan Airlines), por ejemplo. Si vuelas desde América del Sur las tarifas están entre los 1500 y 3 mil euros de acuerdo al momento en que se compren los billetes.

Desde Europa el vuelo tarda unas 15 horas pero desde América del Sur hay que duplicar el tiempo de vuelo. Está en las antípodas así que es el viaje más largo posible. Si quieres ahorrar es cuestión de estar atento a las rebajas y ofertas, pero para eso uno tiene que tener tiempo disponible y no estar atado a fechas. Una pena porque el común de los mortales no está en esa situación. Aerolíneas como Emirates, por ejemplo, suelen hacer una gran barata rondando el mes de octubre así que si tienes el dinero puedes encontrar buenos precios.

Moverse dentro de Japón

Otro de los gastos que pueden ser importantes en Japón es el del transporte interno. Pero como extranjeros tenemos la ventaja de los pases turísticos. El más conocido de ellos y el que más abarca medios de transporte por todo el país es el Japan Rail Pass. Se compra siempre fuera del país y al llegar lo cambias por el boleto en sí que te permitirá moverte. Hay tres versiones: 7, 14 y 21 días. El más caro, el de 21 días, tiene un precio de alrededor de 500 euros.

Lo cierto es que yo recomiendo su compra porque aún te quedes una semana si quieres aprovechar el shinkansen, el tren bala japonés e ir hasta Kioto u Osaka, amortizas tranquilamente el coste del pase. El tren bala es caro y el pase lo cubre. Y estas dos ciudades están a dos horas y pico de viaje así que son excursiones muy fáciles de hacer si estás en Tokio.

Además, el pase te permite dar la vuelta por los principales rincones de Tokio utilizando la Yamanote Line, un tren con estación en Shibuya, Shinjuku, Ikebukuro, Asakusa, Ueno, Akiharabara y otros barrios populares para el turista.

Tokio tiene además muchas otras líneas de tren, algunas cubiertas también por el pase, y muchas líneas de metro. El metro tiene tarifas que comienzan en los dos euros, más o menos, pero pagas más según la distancia que recorras. También hay pases diarios y pases regionales así que con un buen plan el tema del transporte se resuelve. Eso sí, apunta lo del Japan Rail Pass. Para mí, sigue siendo el number one.

Que hacer en Japón

Recorrer. Caminar. Observar. Divertirse. Maravillarse. Yo no soy una persona que se mete en museos, pero si lo fuera Japón tiene muchos museos por demás interesantes. De historia, de arte, de espadas, de cerveza, de cómo se hace la comida de plástico, de personajes animados, de coches. Hay muchos para visitar y las entradas suelen rondar los seis a 10 euros.

Abundan los depato, los centros comerciales tipo tiendas por departamento, así que salir de compras es otra cosa que podemos hacer. O salir a mirar, la moda japonesa tiene sus particularidades. ¿Los precios? Hay de todo, Japón no es un paraíso de compras baratas como China así que yo diría que los precios de la ropa empiezan en los 20 euros para blusas y sudaderas y trepan hasta los 70, 80, 90 para abrigos, pantalones, camisas. Depende de las marcas.

Para ropa sencilla y nada pretenciosa mi consejo es que vayas derecho a Uniqlo y Gu. Son dos marcas hermanas y la segunda es más barata que la primera. Los clásicos abrigos Uniqlo, esos que se enrollan y se meten en una bolsa, cuestan alrededor de 52 euros. Las sudaderas unos 9 euros y la ropa de primavera( faldas, ropa de hilo, impermeables), están entre los 17 y 34 euros. En Gu los precios son más bajos y a veces, incluso, hay mejores modelos.

Uniqlo está en casi todas las estaciones de la línea Yamanote y a veces al lado está Gu. Si quieres diseños más japoneses los precios son mucho más caros y seguro no los encuentras en los centros comerciales. Si te gustan las zapatillas hay mil modelos de New Balance y Nike para disfrutar, pero mis recomendaciones en sneakers van para las Onitsuka Tiger, fabricadas aquí por Asics, y las Tiger Bread, marca 100 % nipona.

Y si te gustan los cómics japoneses las librerías serán tu paraíso. Hay tomos, cuestan entre 5 y 6 euros, hay libros de ilustraciones y mucho merchandising de las series más populares. Librerías hay por todas partes, pero para este tema particular lo mejor es ir a Akihabara o visitar las tiendas Mandarake, en Shibuya y Nakano.

Comer en Japón

Nada más fácil. Con un presupuesta acotado los restaurantes a la calle con sus máquinas para comprar el menú son la primera opción. Tienen precios entre 690, 870 y 1000 yenes (6, 7 y 9 euros, 2016), por un clásico menú japonés de tres platos: arroz, sopa y fideos o trozos de pollo rebozados. Todo muy sabroso. Hay restaurantes por todos lados, en lo alto y en los subsuelos de los edificios, así que no le huyas a la posibilidad de descubrirlos.

Si quieres sentarte y estar cómodo entonces debes animarte a tomar el elevador o bajar las escaleras. Hay restaurantes muy elegantes con menú de almuerzo a un módico precio de entre 9 y 10 euros. Todos estos precios son sin bebida, es decir nada de Coca Cola o cerveza, pero los restaurantes japoneses entregan gratis agua con hielo así que no tienes la obligación de comprar bebida. ¡Genial! ¡Y nadie te mira mal!

Un vaso de cerveza está entre cuatro, cinco, seis u ocho euros según el bar y según la hora.  Si compras una lata ronda los 5 euros. Si prefieres pasar por una tienda de conveniencia (7 Eleven, Lawson, Family Market), puedes comprar la comida hecha y calentarla en el lugar o en el hostel a mitad de precio que en un restaurante. Y son muy sabrosas.

Por último, el alojamiento más barato que puedes encontrar es un hostel: tienen tarifas de entre 30 y 40 euros la noche en Tokio y en las demás ciudades puede ser más económico. Si viajas con otra persona alquilar un piso (una habitación como le dicen por aquí), para mí es la mejor opción. Airbnb tiene pisos geniales con tarifas de menos de 90 euros la noche en zonas estupendas de las mejores ciudades de Japón.

Lo cierto es que con el billete de avión, el alojamiento y el pase de transporte resuelto de antemano, pagado todo, puedes manejar muy fácilmente el presupuesto. Yo diría que con 50 euros por día estás tranquilo y con 100, más aliviado y con dinero para gastar en salidas y regalos.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *