Guía rápida para volar con niños a cualquier destino

Imagen| Happy Grey Lucky

Viajar en familia es una experiencia inolvidable y gratificante pero para muchos padres organizar la salida no es tarea sencilla. Son muchos los aspectos que se deben tener en cuenta: la reserva de los billetes, llevar la documentación, su aimentción, los asientos y la seguridad…

En el supuesto de que te encuentres en esta situación, en el siguiente post hablaremos acerca de la mejor forma de viajar con niños a bordo de un avión. ¡No te lo pierdas!

¿Cuánto deben pagar los niños por volar?

Pagan billete infantil, de precio reducido y sin derecho a asiento los menores de dos años, quienes han de viajar en el regazo de sus padres. Esta opción puede ser aceptable en vuelos cortos pero en los largos, lo más aconsejable es comprar un pasaje completo de avión aprovechando los descuentos para niños de menos de 12 años (entre el 50% y el 75%) y así viajar más cómodo y relajado.

No obstante, algunas aerolíneas incluso facilitan asientos con sillitas especiales para que los niños puedan viajar más seguros, ya que en ocasiones no está permitido subir sillas de bebé o carritos a la cabina y éstas han de ser facturadas.

En vuelos internacionales, las aerolíneas suelen proporcionar una cunita para niños de hasta dos años siempre que se solicite en el momento de la reserva. 

Imagen| Mirror

¿Cuál es el asiento idóneo para un niño?

Los niños son muy inquietos y necesitan espacio. Si es mayor de dos años, lo ideal sería reservar asientos en la primera filas pues resulta más práctica para entrar y salir del avión y además es más espaciosa. Sin embargo, tenemos que tener presente que estas plazas suelen estar sujetas a precios más caros. En cualquier caso, en la medida de lo posible convine solicitar para los niños los asientos de ventanilla o centrales y evitar así los pasillos ya que el movimiento de pasajeros durante el trayecto es constante y de esta manera evitaremos que se inquieten más de lo usual.

¿Cuál debe ser la documentación de los niños para volar?

Cada país tiene diferentes normativas en lo referente a la documentación de los menores por lo que conviene recabar más información al respecto dependiendo del destino del viaje. Por ejemplo, en el caso de la Unión Europea es imprescindible que cada viajero posea su pasaporte o DNI para poder volar independientemente de su edad. Estos documentos se tendrán que presentar en el momento de la facturación en presencia de ambos padres o bien con la autorización escrita de uno de ellos en caso de no estar presente.

A su vez, algunas compañías aéreas pueden establecer sus propios requisitos o solicitar más documentación. Antes de efectuar la reserva debemos informarnos bien de la normativa concreta de a aerolínea con la que se viajará.

Imagen| HuffPost

¿Pueden viajar en avión los niños solos?

Los pequeños entre 5 y 11 años pueden viajar en avión solos siempre que la compañía aérea oferte un servicio de acompañamiento de menores y se indique al comprar el pasaje.

Al contratar este servicio, cuando el menor llegue al aeropuerto será recibido por una persona de la aerolínea en el mostrador de facturación y permanecerá con él hasta el momento del embarque y posterior acceso al avión, donde el niño será entregado al personal de cabina para que cuide de él durante el vuelo.

En estos casos, el menor suele viajar con una pequeña bolsa colgada al cuello en la que pone UM (Unaccompained Menor), donde se guardará su billete y documentos personales. En el trayecto el personal de cabina le otorgará un trato especial hasta el aterrizaje. El personal de tierra de la compañía le vigilará en todo momento, ya sea hasta otro vuelo de conexión o bien hasta la llegada de sus familiares si es el final del viaje.

Aquellos niños que no viajen acompañados de un adulto sólo pueden entrar o salir del país con una autorización por escrito. Dicho documento deberá incluir la fecha del viaje, la firma de sus progenitores o tutores y estar certificado.

No obstante, cada vez hay más aerolíneas que han suprimido este servicio o que directamente no permiten volar sin acompañante a los menores de 16 años.

Imagen| Travel+ Leisure

¿Cómo hacerles más ameno el viaje?

Para entretener a los niños, especialmente en viajes largos, es imprescindible que lleves algún juguete, libro, tablet o lápices y papel. Esto les ayudará a abstraerse del largo trayecto que les queda por delante.

¿Qué llevar para su comodidad?

A ser posible una almohada y una manta para que puedan dormir tranquilos y ropa cómoda. En el caso d los bebés será necesario también pañales, una muda y biberones y chupetes.

¿Cómo cuidar su alimentación durante el vuelo?

Normalmente las aerolíneas suelen contar con un menú infantil para alimentar a los pequeños aunque si el viaje es corto, se puede llevar la merienda del niño en el equipaje de mano. 

Los bebés son más propensos a deshidratarse, por lo que deben beber líquidos antes y durante el vuelo, especialmente en los de larga duración.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *