Highlands de Escocia

 

Highlands

Hay paisajes que el cine nos entrega maravillosamente bien. ¿Quién no se ha enamorado de París, Roma o Nueva York película tras película, mucho más que viendo fotografías? Para mí otro ejemplo es las Highlands, de Escocia.

Tierra indomable, tierra verde y rocosa, tierra de hombres con kilt y tierra de William Wallace en aquella legendaria película protagonizada y dirigida por Mel Gibson hace ya mucho tiempo. Si vas de visita a Gran Bretaña y decides visitar Escocia, una excursión a las Highlands o Tierras Altas no puede faltar en tu ruta.

Highlands

Highlands 1

Se trata de una región histórica dentro de Escocia, que se sitúa en el norte y oeste, sin fronteras bien definidas y con poca gente viviendo allí. Hay muchas montañas, son el paisaje dominante, siendo la más alta de todas la Ben Nevis. con 1345 metros.

Solía vivir más gente en estos bellos y tradicionales paisajes, pero durante los siglos XVIII y XIX muchas personas emigraron, ya sea a otras ciudades británicas como a Australia, Canadá y los Estados Unidos. Su centro administrativo es la ciudad de Inverness.

Históricamente esta zona de Escocia tenía su propia lengua, el gaélico, aunque hoy se habla más el inglés escocés, influenciado de todas maneras por aquel idioma tradicional. Las Highlands son tierras de clanes escoceses que en algún momento de la historia rivalizaron con el rey, así que hubo muchas tensiones hasta que finalmente, hacia el siglo XVII, pudo darse con cierto éxito la integración de los líderes de los clanes a la sociedad escocesa.

Las Highlands de escocia

Así, muchos de ellos pasaron de ser jefes de clanes a terratenientes dedicados al comercio y la estructura social fue cambiando conforme pasaron los siglos. El comercio y los cambios en las actividades tradicionales hicieron que el inglés fuera adoptándose lentamente como «idioma del trabajo», así que a la postre, junto con otras medidas adoptadas por el gobierno británico, el sistema de clanes se vino abajo.

Por supuesto, no ocurrió sin revueltas, idas y vueltas, y así la cultura de las Highlands nunca desapreció del todo. El resultado fue que el tartán y el kilt pasaron a ser distintivos de la élite social escocesa y de la pluma de Walter Scott, poeta y escritor, se fue tejiendo cierto romanticismo en torno a las Tierras Altas de Escocia, conformando una identidad propia y muy fuerte.

Hoy en día, es una de las regiones productoras del mejor whisky del mundo. En total hay más de 30 destilerías que producen una bebida dulce, frutal y espaciada. Por supuesto, nadie deja Escocia sin probar su whisky así que no te vayas a olvidar.

Highlands 2

¿Qué clima tienen las Highlands? Podríamos pensar que por donde están ubicadas tendrían el mismo clima que la región de Labrador, en Canadá, pero no, es un poco más cálido debido a la Corriente del Golfo. Está tachonada de lagos, castillos y paisajes medievales que parecen sacados de cualquier novela de fantasía. Un sueño.

Qué hacer en las Highlands

Lago Ness

Hay mucho para hacer por aquí, explorar sus lagos (entre ellos el famosísimo Lago Ness), pasear por el Parque Nacional Cairngorms, visitar los castillos de la Isla de Skye, escalar el Ben Nevis o explorar la costa salvaje de Caithness, solo para dar algunos ejemplos.

Llegar a las Highlands no es difícil: puedes ir en coche, en tren, en autobús o en avión. Los autobuses y trenes conectan la zona vía Edinburgo, Glasgow y otras ciudades escocesas importantes. Los autobuses van desde las ciudades de Crianlarich y Glencoe hasta Fort William y más allá, mientras que los trenes conectan Inverness con sitios tan al norte como Wick y Duirinish. Por otro lado, los ferries llegan a las islas mas grandes y a Inverness llegas fácilmente desde Londres por tren o aire.

Lo cierto es que más allá de las ciudades el escenario natural de las Highlands es maravilloso y el turismo al aire libre es lo mejor que puedes hacer. En el corazón de la región está el Parque Nacional Cairngorms con rutas de senderismo excepcionales, la posibilidad de escalar por el hielo, esquiar, hacer snowboard y mucho más.

Isla Skye

Al oeste está la Isla de Skye, un sitio mágico, con sus estanques de hadas, la cordillera Cuillin y su famoso Old Mand of Storr. Es un sitio genial para caminar, hacer kayak, campamento... Las Fairy Pools son estanques de aguas cristalinas de color azul formadas en el cause del río Brittle.  Puedes hacer la correspondiente caminata de 24 kilómetros en unos 40 minutos más o menos, si no te detienes nunca. Entre los estanques hay cascadas hermosas.

Y por supuesto, no podemos dejar de nombrar el Lago Ness, famoso por su monstruo. Hay paseos en barco siempre disponibles y un centro de interpretación para conocer más sobre la historia de la mitológica criatura. ¿Hay castillos en las Highlands? Por supuesto.

Castillos en las Highlands

La historia de las Tierras Altas de Escocia es larga y muy compleja así que hay castillos y fortalezas por todos lados. Es imposible conocer la historia de todos, pero hay por lo menos 10 castillos que son muy famosos: el Dunrobin, del siglo XIII, el Fuerte George, del siglo XVIII, el Castillo Brodie, el Urquhart, sobre la costa del Lago Ness con mas de mil años, el Castillo Inverness, elDunvegan, el Loch an Eilein, el Castillo Cawdor, el Eilean Donan y el Castillo Leod, sede del clan McKenzie, a las afueras de Inverness.

Por las Highlands puedes caminar o puedes también andar en bicicleta. Es una forma genial de explorar estas tierras porque puedes practicar algo de turismo rural. Una buena ruta de ciclismo es la Achiltibuie Circular Cycle Route, desafiante pero muy hermosa porque pasas por playas, lagos y algunas de las montañas escocesas mas famosas. Se recorre en siete horas, pero siempre puedes hacer recorridos más abreviados.

Eilean Donan

Entonces, aquí en las Highlands de Escocia puedes caminar, escalar, hacer kayak en lagos y ríos, salir a navegar por la magnífica costa del país o por sus no menos hermosos lagos interiores, conocer playas, bahías y calas escondidas a las que no se puede llegar nunca en coche, pescar salmón, trucha y muchos peces más, de río o de mar, o simplemente hacer cruceros panorámicos que te permitan apreciar el perfil de Escocia desde el agua.

La vida salvaje de las Highlands es una belleza. Estas tierras son un gran destino para ver muchas especies, lobos incluidos, aves de todo tipo y demás. Un paraíso para los amantes de la flora y fauna. Apunta: dentro de la Reserva Natural The Cairngorms hasy dos espacios protegidos fabulosos: la Reserva Interna Marshes y la Reserva Abernethy. También está el Parque de Vida Silvestre Highland que, en al costa oeste, tiene muchas islitas y espacios abiertos para ver ballenas, tiburones y focas.

Vida salvaje de las Highlands

Por su parte, la costa norte nos ofrece a los viajeros la North Coast 500, una ruta increíble que nos permite visitar varias zonas de vida salvaje a lo largo de una costa que con sus paisajes corta el aliento. No nos olvidamos de las islas. Hay muchas islas sobre la costa norte de Escocia, Skye, Orkney, Shetland, por ejemplo.

Hay algunas que están muy lejos, si es no tienes tiempo, pero la Isla de Skye y las Hebridas externas están más cercas y son de fácil acceso. A la primera, parte de las Highlands, se llega en coche cruzando un puente que la conecta con tierra firme. La ruta usual es ir desde Edimburgo a Glasgow y de allí a la Isla de Skye para conocer su vida salvaje, sus paisajes y sus maravillosas playas que, según dicen, no tienen nada que envidiarle a las del Mediterráneo.

Descubre las Highlands de Escocia en tu próxima aventura.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*