Huanglong, estanques multicolor y Patrimonio Mundial

China tiene muchos sitios que la UNESCO ha declarado Patrimonio Mundial y uno de ellos es el que ves en la fotografía: una zona colorida y maravillosa llamada Huanglong. Si quieres conocer China e ir más allá de Beijing, Shanghay y Hong Kong entonces tus pasos deben llevarte a Sichuan.

No es un destino cómodo ni cerca pero entre el viaje y los paisajes que te recibirán cuando llegues sin dudas será una gran aventura en tu vida. Es Patrimonio Mundial desde 1992 y hay que verlo en persona para saber por qué.

Área de Interés Escénico e Histórico de Huanglong

Como dije más arriba está en Sichuan, dentro de la cordillera de Minshan, a unos 300 kilómetros de la capital de Sichuan, Chengdu, y a 144 kilómetros al sur de Jiuzhaigou. A su vez forma parte de la Reserva Escénica Huanglong y del parque nacional del mismo nombre.

Las fotos te muestran un sitio que parece sacado de un cuento de hadas. La estrella es una quebrada, la llamada Quebrada del Dragón Amarillo, que recorre poco más de tres kilómetros y medio y que desde la distancia asemeja a un dragón dorado sinuoso. Y es que hay depósitos de calcio carbonado, varias capas, todo a través de los bosques y glaciares del valle. Se han formado estanques a distintas alturas y hay cascadas que los unen.

El recorrido principal de estanques y cascadas dorados comienza en un antiguo templo budista que está en la parte alta del valle y termina en un estanque hermoso llamado Estanque del Visitante. Los colores del lugar varían según la época del año pero también las formas porque los estanques son más grandes o más pequeños o incluso de distintos tonos entre el amarillo, el marrón, el azul y el verde según haga frío o calor.

La geología del lugar se ha ido formando a través de los siglos. Los depósitos minerales se han ido colando en el suelo y han creado estas piscinas naturales de aguas termales de distintas profundidades. El agua se resbala de uno en otro y hasta ha llegado a escavar cuevas por todo el valle. También hay picos de ambos lados de la quebrada y el mismo río que fluye entre los estanques y por su cauce no deja de recordarle a los visitantes porque el sitio se llama Quebrada del Dragón Amarillo.

Por otro lado esta parte de China es el hogar de muchas especies, entre ellas habita el Panda Gigante y el mono dorado. No es que vas a ver estos animales por seguro pero habitan aquí y eso suma valor a los paisajes. Es que no se trata solo de estanques, el lugar tiene muchos sitios hermosos: hay una cascada de 14 metros de alto, cuevas, dunas, templos y muchos estanques coloridos con nombres de fantasía. Todo abrazado por picos eternamente blancos que tienen entre 1700 metros y 5588 metros de altitud, glaciares incluidos. Toda la zona tiene unas 60 mil hectáreas.

Hoy el gobierno ha construido una pasarela de 4.2 kilómetros, de madera, que recorre el terreno travertino y que permite a los visitantes apreciarlo en una caminata de cuatro horas. También, en temporada alta funciona un cablecarril.

¿Cómo llegas hasta este rincón de China? Pues tomas un tren o un autobús en Beijing que te lleve a Chengdu. Desde la estación Jiuzhaigou de esta ciudad tomas un autobús hasta el Parque Nacional Huanglong. El primer horario de partida del bus es a las 7 am, tarda tres horas y media, y parte de regreso a la ciudad a las 3, 3:30 pm. Es imperante chequear los horarios.

También hay autobuses que unen Chengdu con el aeropuerto de Huanglong y sino puedes tomar un taxi. Calcula el viaje en cuatro horas desde Jiuzhaigou. Siempre puedes apuntarte a un tour, el más popular es el de siete días que recorre Jiuzhaigou y Chengdu y que suele sumar un tour de senderismo a Songpan que está a unos 56 kilómetros.

La entrada al parque cuesta más o menos 30 dólares por adulto en temporada alta y mucho menos, 10 dólares, en temporada baja. La temporada alta dura entre el 1 de abril y el 15 de noviembre y el parque abre de 8 am a 5 pm. Los mejores meses para ir de visita, los más cálidos al menos, son junio julio y agoto, sin embargo los colores ocres y dorados del otoño son hermosos porque se reflejan en esos cientos de estanques de una manera única.

Obvio, el invierno también tiene sus encantos pues hay nieve por todas partes menos en los estanques de agua caliente así que puedes imaginar ese juego de colores. Salvo que el sitio es helado, es para tomar las mejores fotos. Como supondrás los meses más cálidos son julio y agosto durante los cuales la temperatura ronda los 16 ºC. Si vas de diciembre a febrero la temperatura es de 1ºC o menos. La temporada de lluvias es de mayo a agosto y aquí las mañanas y las tardes son neblinosas. Recuerda que es un valle y que las temperaturas varían siempre.

Cuando planees la visita trata de organizar todo para comenzar bien temprano porque seguro el parque te llevará todo el día. La pasarela de la que te comenté antes recorre 4 kilómetros en ascenso y después puedes tomar un cablecarril para hacer el camino inverso. Conviene llevar comida, zapatos cómodos, agua y algo que repela la lluvia. Hay una zona de tiendas y baños, por suerte, pero te conviene llevar lo tuyo para no pagar de más y sí, papel higiénico.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

China, Que ver

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*