Hungría, day trips desde Budapest

Las capitales siempre son un imán de turistas, pero si uno quiere conocer más el país lo mejor es alejarse un poco e ir más allá. Hoy te propongo un viaje más allá de Budapest, capital de Hungría.

La puerta de entrada será, sin dudas, la capital, pero con estos fantásticos day trips desde Budapest vas a conocer mejor este hermoso país. ¿Me acompañas?

Hungría y Budapest

Hungría está en el centro de Europa y tiene fronteras con Ucrania, Eslovaquia, Rumania, Croacia, Serbia, Eslovenia y Austria. Así, puedes ingresar desde muchos otros países o, directamente en avión, bajando en Budapest.

La capital es el centro financiero del país y toda la zona del Danubio, antigua, es Patrimonio Mundial con monumentos, iglesias antiguas, sinagogas, el castillo medieval y fantásticas termas. Si llegas en avión el Aeropuerto Internacional Ferenc Linszt te dará la bienvenida. Está a 16 kilómetros del centro y el viaje puedes hacerlo en autobús, taxi o tren. En tren tardas unos 25 minutos desde la Terminal 1.

Ahora bien, después de ver lo que tienes que ver en Budapest hay que planear qué day trips desde Budapest hay que hacer. Hay muchas opciones, pero estas son mis propuestas.

Day trips desde Budapest

Szentendre es uno de los destinos cercanos más populares pues solo está a 20 kilómetros al norte de la capital y se llega en tren en alrededor de 40 minutos. También puedes tomar el autobús o ir por el río que no es más barato, pero sin dudas es más lindo.

Si vas un día de buen clima es genial para caminar, comer y beber en alguno de sus tantos restaurantes y puestos gastronómicos o comprar recuerdos húngaros. Es una localidad encantadora, de calles adoquinadas, árboles y edificios antiguos, como la Iglesia Blagovescenska de mediados del siglo XVIII.

Descansa a orillas del Danubio así pasar un rato en la costa también es un consejo. Caminar por la peatonal Dumtsa Jeno o sus museos, dar vueltas por la Plaza Central o por el Parque Postás y descansar en su playita es genial. Para despedirte, puedes trepar al Mirador Angryal. Si tu idea es pasar todo el día puedes alquilar una bici.

Visegrád es un pueblo cercano a Budapest que es también muy precioso. Tiene un tesoro, su castillo, y desde lo alto de sus murallas la vista del paisaje surcado por el Danubio es genial. Lo más importante del paseo es visitar el castillo del siglo XIII que está en lo lato de la colina. Desde aquí arriba hay vistas estupendas, aunque hay que trepar entre dos y tres horas. ¡Vale la pena!

¿No quieres caminar tanto? Bueno, entonces hay un bus que se puede tomar en la estación del ferry. Aparte del castillo hay algunos cafés, las ruinas de un palacio renacentista y un museo. ¿Como se llega hasta Visegrád? El tren desde Budapest tarda una hora, y después hay que tomar un ferry que cruza el río rumbo a la colina del castillo. También hay un autobús desde Újpest-Városkapu que tarda hora y media. En temporada alta puedes ir por el Danubio, en hydrofoil, en una hora.

Uno de los pueblos más antiguos de Hungría es Esztergom, a solo 60 kilómetros de Budapest. Para los amantes de la historia y los edificios antiguos este es un destino que hay que conocer. ¿Por qué? Hay una catedral hermosa con columnas, torres y una entrada magnifica, el Palacio Real del siglo X y varios museos. Una vez aquí puedes apuntarte a tours por los alrededores o alquilar un coche para ir a recorrer las Montañas Pilis.

Se puede llegar aquí desde la estación Nyugati en tren, en alrededor de hora y media. También puedes tomar un autobús desde la estación central de autobuses de la capital y tardar una hora. Y, claro, en hydrofoil te lleva desde Vigadóter y tarda también hora y media.

Si este es el estilo de pueblo que te gusta otro destino posible es Eger, sobre las laderas sur de las Montañas Bükk, a 140 kilómetros al este de Budapest. Verás iglesias barrocas, baños termales, mercadillos y paisajes hermosos. La Basílica de Eger data de la primera mitad del siglo XIX y ofrece vistas preciosas. No es la única iglesia, hay 17 iglesias barrocas para conocer, además del Castillo Dobó o el Liceo Barroco con su torre de 53 metros de alto.

El casco histórico de Eger es un tesoro para caminar y su perla, sin dudas, es el Castillo de Eger que data del sgilo XI y tiene interminables historias. Y finalmente, si te sobra el tiempo o te gusta mucho el vino puedes visitar los viñedos que están a las afueras del pueblo, en el Valle de las Mujeres Hermosas. A Eger llegas en autobús en casi dos horas o en tren en una hora desde la estación Keleti.

Otro destino recomendable es el Parque Nacional Aggtelek y la Cueva Baradla. Ambos destinos son magníficos y no en vano el parque es Patrimonio Mundial. Está justo en la frontera con Eslovaquia, a dos horas y media en coche desde Budapest, y tiene una red de caminos para poder admirar la flora y fauna locales. Y claro, lo mejor es la Cueva Baradla con un túnel principal de 7 kilómetros que se mete en el país vecino. Visitar la cueva es un must.

Este es uno de los day trips más alejados, así que conviene salir temprano de la capital húngara. Lo mejor es ir en coche alquilado porque el camino también es bonito, pero si no puedes hay transporte público: el tren y el autobús llegan pero obviamente tardan ambos más de cuatro horas.

Finalmente, el último destino recomendado es Hollóko. En autobús desde Budapest tardas dos horas y el servicio parte a diario desde la estación Puskás Ferenc. Los días de semana hay un autobús y los fines de semana dos. Puedes ir en tren pero no conviene porque tarda mucho.

Hollókó es una aldea típica húngara, Patrimonio Mundial, con las ruinas de un hermoso castillo del siglo XII sobre una colina, muchos festivales culturales y un par de calles que contienen 67 casas típicas reconstruidas en piedra y madera ideales para explorar.

Hay varios museos, el Museo de Muñecas o el Museo de las Tejedoras, por ejemplo, y si vas especialmente en Pascuas la gente se viste con sus trajes típicos y todo es muy colorido. También es mejor el buen clima para visitar el Museo al Aire Libre de Skansen, para irse conociendo algunas de las tradiciones húngaras.

Hasta aquí algunos de los day trips más recomendables para hacer desde Budapest. No te vas a arrepentir de ninguno.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*