Ibiza con niños

Cuando pensamos en Ibiza, lo primero que viene a nuestra mente es una isla repleta de discotecas, pubs y calas donde acude gente guapa de todo el mundo a disfrutar de las increíbles fiestas del verano. No obstante, la isla pitiusa es tan polifacética que también ofrece diversas alternativas para disfrutar de una estancia con la familia. Te presentamos 5 planes para conocer Ibiza con niños. ¡No te lo pierdas!

Snorkel

Ibiza presenta unas condiciones excelentes para practicar snorkel, especialmente los meses de junio a octubre. La visibilidad en el agua es muy buena y la vida submarina es realmente variada y colorida. Algunos de los animales que se pueden contemplar son caballas, meros, rayas, morenas, barracudas, cangrejos, pulpos, medusas, besugos, langostas o tortugas marinas, entre otros.

Si la meteorología lo permite y queréis conocer lo que habita en las aguas ibicencas es posible realizar una excursión para conocer la Posidonia, una planta marina endémica del mar Mediterráneo que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y cuya existencia es fundamental para proteger la costa y que las aguas de la isla se conserven cristalinas.

Descubrir esta zona de Ibiza con niños es un plan que les encantará. Primero se empieza con un taller explicativo y luego se toma una embarcación para llegar al lugar de la inmersión.

Otros sitios de interés para hacer snorkel en Ibiza se encuentran en las calas y bahías del norte como Cala d’en Serra, Cala Mastella o Es Pou des Lleó.

Imagen| Wikipedia

Mercadillo hippie Las Dalias

Este mercadillo es una de las atracciones turísticas más importantes de la isla. Se localiza en Sant Carles, al norte, y durante todo el año abre para vender productos de artesanía accesibles como ropa, calzado o bisutería así como antigüedades, objetos decorativos, libros, inciensos, discos, pinturas o instrumentos musicales. Además, también se puede recibir un masaje o averiguar el futuro con cartas.

El mercadillo de Las Dalias cuenta con restaurante cuya carta fusiona diferentes cocinas del mundo además de ofrecer deliciosos zumos naturales, granizados y cócteles. Un sitio estupendo para comer en Ibiza con niños ya que podrán saborear diferentes tipos de platos de otros países y dulces.

Imagen| Salir.com

Cueva de Can Marçà

Con más de 100.000 años de antigüedad, la de Can Marçà es una impresionante cueva ubicada al norte de la isla en el Port de Sant Miquel y constituye uno de sus principales atractivos turísticos. La cueva de Can Marçà se sitúa frente a la bahía y próxima a las islas Ferradura y Murada.

En el pasado se usaba como escondite para las mercancías de los contrabandistas y todavía se pueden ver las marcas con las que señalaban la entrada y la salida. A partir de los años 80, Can Marçà se convirtió en uno de los destinos turísticos de Ibiza más importantes.

El recorrido por la cueva dura 40 minutos aproximadamente y nos permite observar los caprichos de la naturaleza gracias a la acción del paso del tiempo. Estalagmitas y estalactitas crean adornos afilados que un día surgieron a causa del agua que fluía por el lugar, aunque ahora se encuentre seca.

Una de las partes de la visita más destacadas tiene lugar en el paseo exterior sobre los acantilados el cual conduce hasta la entrada a los visitantes. El precio de la entrada es de 10,50 euros para los adultos y 6,50 euros para niños de 4 a 12 años.

Imagen| Ibiza Chrome

Acuario de Cap Blanc

Ubicado en la localidad de Sant Antoni, en el interior de una cueva natural se encuentra el acuario de Cap Blanc el cual posee una extensión aproximada de unos 370 m2 y en el que habitan diferentes especies de animales separados en peceras según su compatibilidad. Además, es un centro de recuperación de especies en activo.

En el acuario de Cap Blanc se pueden observar especies marinas autóctonas como congrios, rayas, doradas, langostas, meros o morenas. También hay tortugas que se están sanando de las heridas causadas por redes y embarcaciones. No obstante, además de animales vivos también se puede contemplar una colección de muestras de huevos de tiburón, esponjas de mar, gasterópodos, bivalvos y otros invertebrados marinos.

La entrada para visitar este acuario tiene un precio de 5 euros para los adultos y 3 euros para los niños de 4 a 12 años. La visita a este acuario de Ibiza con niños les permitirá conocer otra cara de la isla y aprender la importancia de cuidar el medio ambiente.

Casco histórico de Ibiza

Dalt Vila es el casco histórico de Ibiza. Su espectacular recinto amurallado se erige sobre una colina y se puede ver a muchos kilómetros de distancia tanto por mar como por tierra. El barrio de intramuros está repleto de calles empinadas y callejones estrechos y adoquinados que desembocan en miradores con bellas vistas.

Algunos de los lugares de interés más destacados en Dalt Vila son la Catedral de Santa María, el Ayuntamiento, las iglesias de Sant Cristòfol, Santo Domingo y l’Hospitalet y numerosas viviendas palaciegas. Además, el barrio medieval concentra buena parte de los museos de la ciudad tales como el Diocesano, el Arqueológico, el de Arte Contemporáneo y Puget, entre otros.

Una buena manera de conocer Ibiza con niños es por medio de las visitas teatralizadas que organiza el Ayuntamiento todos los sábados del año por la tarde. ¡Les encantará!

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Que ver, Viajar con niños

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos podemos topar, por ello en Actualidad Viajes te daré los datos que necesitas para disfrutar al máximo de tus vacaciones en cualquier rincón del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*