6 visitas imprescindibles en la ciudad de Florencia

Florencia

Florencia es una ciudad llena de cultura, de arte y de rincones por ver. Un lugar en el que hace falta bastante tiempo para ver todos  los lugares de interés que tiene. Si no cuentas con muchos días, tienes que hacer una lista de imprescindibles para no perderte en esta bella ciudad, entre los que estarán estos que os vamos a contar.

Estos imprescindibles son lugares que todo el mundo debe visitar si va a la ciudad de Florencia, una de las más bellas y artísticas de toda Italia. En ella no nos aburriremos, y es que hay obras de arte y museos en todos sus rincones. Pero algunos destacan por encima de otros, así que deben estar de primeros en la lista para poder disfrutar de lo más importante de la ciudad.

Santa María del Fiore

Florencia

Esta catedral medieval es símbolo del arte del primer renacimiento italiana y del arte gótico. Un emblema de la ciudad  que destaca por la famosa cúpula de Brunelleschi. Esta cúpula es una de las obras más grandes de Europa después de la época romana y se considera la mayor cúpula realizada en albañilería. Sin duda son muchos los que van a Florencia a admirar esta enorme obra en la bonita catedral o duomo de la ciudad. Es una enorme cúpula que cuenta con una linterna en la parte superior a la que se puede acceder desde el interior de la cúpula. Esta gran cúpula tiene 100 metros de altura y es una de las cosas más importantes que hay en su ciudad. Los alrededores de esta catedral además son muy animados.

Ponte Vecchio

Ponte Vecchio

El Ponte Vecchio es un puente medieval, el más famoso de toda Florencia, siendo también el puente de piedra más antiguo de toda Europa. Es uno de los lugares más románticos de la ciudad, por lo que es imprescindible su visita. Fue un puente que resistió a la Segunda Guerra Mundial y hoy en día en sus pequeños puestos se encuentran joyeros y orfebres. Antiguamente eran lugares ocupados por carniceros, pero cuando la realeza se mudó al Palacio Pitti ordenaron cerrarlo por el mal olor. En la actualidad estos puestos tienen un toque mucho más romántico. Sacar fotos desde el exterior y visitar también su interior son dos cosas que se deben hacer en Florencia.

Galleria dell’Accademia

Galleria dell'Academia

La Galleria dell’Accademia es uno de los museos más visitados de la ciudad, en gran medida porque dentro se encuentra el famosísimo David de Miguel Ángel. Una obra de más de cinco metros de altura que ha dado la vuelta al mundo. Esta estatua se elaboró en el siglo XVI y representa a David justo antes de enfrentarse a Goliat. La estatua se trasladó a este museo para protegerla, debido a que antes se hallaba al aire libre junto al Ponte Vecchio. Podemos darnos una vuelta por toda la galería para ver muchas otras cosas, como instrumentos antiguos.

Galería de los Uffizi

Galería Uffizi

Si somos de ir a los museos, en esta ciudad nos volveremos adictos a ello, porque hay  muchísimos. Si no nos da tiempo a verlos todos, el imprescindible, además del que hemos visto con el David, es la Galería de los Uffizi, la pinacoteca más visitada de toda Italia, que además se ubica en un antiguo palacio de gran belleza. Dentro podremos hallar obras de Giotto, Boticcelli, Miguel Ángel, Rafael o Leonardo Da Vinci. También hay estatuas y esculturas de la cultura griega y romana. Siempre se recomienda coger las entradas con antelación para no hacer varias horas de cola al llegar y así perder un tiempo importante para ver la ciudad.

Palazzo Vecchio

Palazzo Vecchio

El Palacio Viejo está situado en la Plaza de la Señoría. Dentro se puede encontrar el Museo dei Ragazzi, con obras de Miguel Ángel o Bronzino. Pasó a llamarse Palazzo Vecchio cuando la corte se trasladó al Palazzo Pitti. Este palacio destaca con su gran torre y se ha convertido en otro de los lugares que todo el mundo visita. También hay que ver dentro la famosa Sala del Cinquecento, una enorme sala en la que se realizan eventos y actos.

Palazzo Pitti y los jardines de Bóboli

Palazzo Pitti

El Palazzo Pitti es un palacio de estilo renacentista al que se trasladó la corte, situado junto al Ponte Vecchio. Dentro se pueden visitar diferentes zonas. Hay un Museo del Carruaje, la Galería de Arte Moderno, la Galería Palatina, El Museo de la Plata, el Museo de la Porcelana o los Apartamentos Reales. Como parte del Palazzo Pitti también tenemos los famosos jardines de Bóboli. Es una de las zonas verdes más grandes de la ciudad, por lo que necesitaremos un par de horas para recorrerlos y ver su esplendor. Vale la pena disfrutar de estos jardines como un respiro al ajetreo de la ciudad, y se pueden adquirir entradas para ver los jardines y algunas partes del palacio.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *