Información para visitar los Castillos del Loire desde París

No soy de esas personas que se apuntan a todo tour o visita guiada que haya, pero se reconocer cuando son convenientes. A veces es más trajín organizar todo o más caro y entonces rápidamente apuntarse a un viaje organizado donde no hay que hacer mucho más que escuchar, mirar y disfrutar es lo más conveniente.

Eso me sucedió en París. Me quedé doce días y tenía amigos, pero ninguno con coche y todos con sus trabajos. Yo quería conocer los castillos del Louvre y sabía que sí o sí era un viaje en coche así que aún con dudas me acerque a la oficina de France Tourisme en la zona de Notre Dame para informarme. Después de pensarlo un poco hice allí la compra y arreglé todo para el día siguiente salir bien temprano de París para conocer algunos de los Castillos del Loire. Esta fue mi experiencia:

Visita turística a los Castillos del Loire

La agencia me ofrecía dos tours con estos castillos como destino, el Tour Castillos del Loire Day Trip y el Castillos del Loire en Minibus. El primero tiene un precio de 115 euros y el segundo de 160 euros. Yo opté por el primero y bien básico aunque existe la posibilidad de hacer una especie de upgrade y contar con el almuerzo. No lo aconsejo y ya te diré porqué.

El tour parte todos los días de la semana en minibuses con aire acondicionado y capacidad para ocho personas. El punto de encuentro es la oficina de la agencia que está frente al Louvre a las 7:15 am. Dura un total de 12 horas y calcula que estarás de vuelta entre las 7 y las 8 de la tarde. La vuelta es un poco más lenta por el tránsito que tiene París a esa hora. El precio del tour, 115 euros, incluye la entrada de los tres castillos que se visitan.

Hablando de eso, ¿qué castillos son? No los mejores, hay que decirlo. Se trata del Castillo Chenonceau, el Castillo Cheverny y el Castillo Chambord, en ese orden. Se los considera ejemplos de la arquitectura renacentista en Francia. En el camino pasas por muchas aldeas pintorescas y descubres otros castillos pero los ves desde el coche. Lo cierto es que hay muchos otros castillos que son una belleza y es una pena que estén fuera del tour. Por eso es mejor tener coche.

El Castillo Chenonceau

Se lo considera una pieza de arte de la arquitectura del Renacimiento en Francia. Es conocido con el nombre del Castillo de las Damas porque siempre estuvo ocupado por mujeres. Cinco mujeres participaron de su decoración interior en la medida en que fueron las amas y señoras. A mí es el que más me gustó porque incluso tenía algunos hogares a leña encendidos y estaba muy cálido dentro. Preciosos jardines, la soberbia galería doble sobre el río, cocinas con vasijas y utensilios de cobre, ramos de flores, tapices, habitaciones amobladas…

Me encantó este castillo porque no es monumental y con esos detalles, jarrones con flores, alfombras, fuegos encendidos, te permite imaginarte la vida aquí. Debo decir que el guía te va presentando el castillo, su historia y sus detalles de arquitectura, desde el coche, mientras estás en viaje, y que una vez allí te deja recorrer solo y arreglas hora y punto de encuentro. Si te hiciste amigo de alguien recorres en grupo, sino lo haces por tu cuenta sin drama.

El Castillo Cheverney

Este es el castillo que menos me gustó y tal vez porque ni siquiera parece un castillo. Es más una residencia palaciega que todavía está en manos de una centenaria familia, los Vibraye. La mansión está parcialmente abierta al público y hay un recorrido interno del que no te puedes salir que te lleva a conocer salones de armas, comedores, dormitorios y una bonita capilla. Hay mesas puestas para comer y tomar el té, verás el dormitorio de los nacimientos y todo el lujo típico de una familia noble.

Muchos muebles del siglo XVII. También puedes salir y pasear por el jardín, hermoso, y hay un enorme canil donde viven los perros de caza de esta familia noble francesa. Pero la verdad, si no estuviera incluido en el tour yo no hubiera pagado para verlo.  Otra cosa es si te gusta el personaje de cómics, Tintin. Fue la inspiración para el Castillo Moulinsart creado por Hergé. Pero nada más.

El Castillo Chambord

Me parece genial terminar el tour con esta obra impresionante. Un enorme y vacío castillo, el más grande y majestuoso de todos los castillos del Loire. Fue construido para ampliar el coto de caza del rey Francisco I pero de sus 32 años de reinado el monarca solo anduvo por aquí… ¡42 días! Tanto castillo para nada. Esta imponente obra tiene 355 chimeneas, 440 salones, 14 escalinatas y 800 torretas. Y puedes pasear por casi todas partes.

Chambord está casi vacío. Solo hay algunos salones decorados con muebles de época, el dormitorio, por ejemplo, pero no mucho más. La atracción principal es una escalinata interna de doble hélice que se cree fue diseñada por Leonardo Da Vinci. Mientras gente sube, gente baja y nunca se cruzan. Muy bonito. Lo mejor de todo es que puedes pasear por los techos y contemplar los paisajes a la redonda y el resto del propio castillo.

Su tamaño impone, aunque esté vacío. El poder tocar las rocas, las puertas de madera con las F gigantes en alusión al rey, no sé, es un sitio precioso a su manera.

El tour por los Castillos del Loire

Yo decía al comienzo que puedes hacer un upgrade y contratar el servicio de almuerzo, pero que realmente no valía la pena. El almuerzo es en el Castillo Chenonceau alrededor de las 11 am. Hay unos edificios secundarios y allí está el salón comedor que ofrece dos menúes, el Découverte y el Prestige. No digo que no valga la pena por la calidad de la comida sino por el tiempo que pierdes. Tienes que estar a las 11 y perder dos horas comiendo… No sé, a mí me parece innecesario.

En los jardines del castillo hay una cafetería y puedes comprar algo para beber y comer allí. Incluso, si eres previsor puedes llevar en la mochila sándwiches y comer en el minibus. El conductor te deja. Finalmente, este no es el único tour por los castillos que ofrece la agencia de turismo pero sí el más barato. Está el de 160 euros que es básicamente el mismo y el de 269 euros que es un tour privado que te pasa a buscar por donde estés en París, no tienes que movilizarte hasta la agencia, e incluye el almuerzo en Chenonceau.

Son los mismos castillos, por eso digo que no vale la pena realmente pagar más. En fin, estos tours son opciones para hacer excursiones desde París y conocer algunos de los castillos del valle del Loire. En algún momento hubo como 300 castillos pero después de la Revolución Francesa muchos fueron atacados e incendiados y nunca recuperados. Si tienes la posibilidad de alquilar un coche y hacerlo por tu cuenta, mucho mejor, pero sino estos tours no están nada mal.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Francia, París

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*