Islas Lofoten, paraíso en Noruega

Noruega es un país especial para todos los amantes de la naturaleza. No hay dudas de que sus paisajes son abrumadores y de un tiempo a esta parte son cada vez más los turistas de todo el mundo que dejan atrás sus dudas, usualmente relacionadas con el frío, la cultura, el idioma, y se van a Noruega.

Aquí, las Islas Lofoten son uno de esos destinos difíciles de olvidar. Se ubican dentro del Círculo Polar Ártico así que antes de lanzarte a la aventura conviene saber bien cuándo ir y que ver en cada momento del año. Es que la belleza de las islas muta con cada estación.

Las Islas Lofoten

Es un grupo de islas ubicadas entre los paralelos 67 y 68 por arriba del Círculo Polar Ártico. Hay algunas islas mayores y otras menores y en total cubren una superficie de 1227 kilómetros cuadrados. Actualmente la población ronda las 25. 500 personas.

Se trata de islas montañosas, con multitud de fiordos y playas. Seguro piensas que aquí hace mucho frío pero en verdad el clima es bastante templado gracias a la famosa corriente del golfo. En mayo y junio las temperaturas pueden ser de 9 a 15 ºC, en agosto un poco más baja y en enero sí puede bajar un poco de cero, pero tampoco tanto. Y si te toca un verano particularmente caluroso puedes hasta sufrir 30 ºC.

Cómo llegar a las Islas Lofoten

Puedes llegar en avión, en coche o en ferry. Hay tres aeropuertos: uno está en Svolvaer, otro en Leknes y otro es Rost. Los tres tienen numerosas conexiones con Bodo y también con Oslo. El vuelo desde la capital es de tres horas. Elegirás el aeropuerto dependiendo de tu destino.

El aeropuerto de Harstad/Narvik en tierra firme es el vuelo directo mas cercano a Oslo pero desde aquí tienes tres horas en coche hasta Svolvaer que es la puerta de salida a las Lofoten. El aeropuerto de Svolvaer en las islas es accesible muy fácil desde Bodo y finalmente el aeropuerto de Leknes está en el medio de las islas pero lamentablemente nada cerca de ningún sitio de interés así que no conviene.

¿Prefieres llegar en coche porque vas con el tuyo o quieres alquilar uno? La carretera E10 conecta las islas con Noruega continental cruzando en su recorrido multitud de túneles y puentes preciosos. No hace falta tomar el ferry. Ahora bien, si no vas en avión ni en coche deberás usar el ferry. Bodo es el puerto de salida a las islas y obvio, tarda menos que ir en coche. Llegas a Moskness que está a menos de 10 kilómetros de Reine.

El ferry de pasajeros de Bodo a Svolvaer tarda tres horas y media. A Bodo puedes llegar en tren desde Oslo o desde Bergen y ahí pasarte al ferry.  Hay un ferry de coches que une Bodo con Moskness y tarda una hora más y está también el ferry de Hurtigruten con dos paradas en las islas, una en Svolvaer y otra en Stamsund. Si los usas, reserva con mucho tiempo.

Qué hacer en las Islas Lofoten

Todo depende de tus gustos. Si estás buscando ver las asombrosas Luces del Norte este es un buen destino invernal. Puedes contratar un paquete de tres días y alojarte en una cabaña en la orilla del mar, a los pies de las montañas. Una belleza.

Este paquete (ofrecido directamente en la página oficial de turismo de Noruega) cuesta NOK 3.595 por persona  entre septiembre y noviembre y mil NOK más fuera de esos meses. Incluye alojamiento, tres desayunos y la caza de la aurora boreal.

También puedes pasear en catamarán por la península, dormir también en cabañas y probar la gastronomía local. El paquete que incluye el alojamiento, el paseo en bote y la caminata por la aldea de pescadores cuesta NOK 2.290 por persona. Otra opción invernal es esquiar, pasear en kayak o salir de pesca.

Los paseos en kayak son particularmente hermosos cuando reina el famoso Sol de Medianoche. Las aguas parecen oro líquido…

Los paseos son en la costa de Helgeland, en aguas del fiordo y permiten apreciar el segundo mayor glaciar noruego, el Svartisen.  También hay paseos en kayak en ríos y lagos.  ¿Te gusta el surf? Aquí en las Lofoten también puedes practicarlo en la pequeña aldea de Unstad, donde se practica desde los ’60.

Otra cosa que puedes hacer es visitar el Museo de la aldea pesquera A que funciona en un edificio centenario. Comprenderás la vida de los pescadores, las características de sus botes, sus técnicas de pesca. Hay visitas guiadas y dentro funciona una antigua panadería. Y hablando de gastronomía aquí en las islas el rey indiscutido de los platos es el bacalao. Hay muchos restaurantes, entre modernos y buenas tabernas costeras, así que no dejes las islas sin probar sus variedades.

Paseos en kayak, excursiones de pesca, cazas de aurora boreal… pero también senderismo para explorar las playas remotas, alcanzar las cimas de sus montañas o simplemente perderse en sus paisajes mientras caminas entre los cielos y el mar. Un sitio particularmente especial para esta actividad es la isla de Moskenesoya.

Hasta puedes bajar los mapas de todos los caminos que propone, un montón. Claro que algunos son difíciles y deberás ser experto pero eso está especificado.

En esta isla brilla la aldea de Reine, con sus casitas rojas y blancas ubicadas en la costa. Una maravilla. Desde aquí puedes salir de excursión a pie o alquilar una bici. Si vas en temporada alta conviene siempre reservar antes. De Reine a otras localidades no hay muchos kilómetros así que si te gusta pedalear puedes recorrer 27 km hasta Ballstad, 26 hasta Svolvaer o 63 hasta Stamsund. Si lo tuyo son las alturas entonces las Lofoten son geniales pues se dice que es uno de los mejores destinos del mundo para escalar.

Los alojamientos abundan pero también puedes ir de campamento. En todo Noruega el camping está permitido y aquí no es la excepción. A lo largo de la E10 hay muchas zonas especiales. El norte de la isla de Moskenesoya, las playas de Bunes o Horseid son destinos hermosos para ir de campamento. Las vistas del Sol de Medianoche sobre la arena blanca son algo inolvidable… Los turistas comunes dejan las playas al atardecer, cuando regresa el ferry a Reine, así que si te quedas será estupendo.

Para campamentos mas serios, menos agrestes, con duchas y cocina, prueba  los camping Fredvang sobre la costa de Flakstadoya. ¿Y? ¿Te gustan las Islas Lofoten esta Semana Santa?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

General

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*