Islas Marquesas, un paraíso

Montañas, vegetación verde y exuberante, mar azul, playas y sol, un buen resumen de lo que son las Islas Marquesas. Este archipiélago está a 1.500 kilómetros de Tahití y es un verdadero paraíso.

Si te gustan este tipo de paisajes, la cultura del Pacífico, vivir aventuras y disfrutar de actividades al aire libre, caminar por donde anduvieron Gauguin y Brel o bucear en un maravilloso mundo submarino, entonces tu destino son las Marquesas, como es el nuestro hoy. ¡Allá vamos!

Islas Marquesas

Son un archipiélago que está a 1.500 kilómetros de Tahití y contiene alrededor de doce islas, pero solo seis están habitadas. Hoy en día tienen una población de alrededor de 9200 personas y su centro administrativo es Nuku Hiva.

Las islas son una mezcla preciosa de playas de arena negra con bahías de ensueño. Tienen montañas, tienen valles, tienen cascadas, así que las actividades que ofrecen son muchas: cabalgatas, senderismo, paseos en jeeps 4×4, buceo, snorkel… Y como dijimos arriba por aquí anduvieron los artistas Gauguin y Brel a comienzos del siglo XX a buscar un poco de paz. Y la encontraron para siempre pues incluso aquí están sus tumbas, en el Cementerio Calvaire.

Al revés de otras islas de la Polinesia Francesa, aquí no hay lagunas o arrecifes coralinos que protegen la costa. Son islas volcánicas de bordes afilados, de agudas montañas que surgieron de explosiones de magma, que tiene  junglas y valles profundos. Se trata de uno de los archipiélagos más alejados del mundo, bien lejos de cualquier masa continental, tanto que tienen su propia zona horaria.

La isla más grande del grupo es Nuku Hiva. Se la conoce también como la Isla Mística y tiene muchos sitios interesantes: la Cascada del Valle Hakaui, la tercera mas alta del mundo, la playa negra de Anaho, cavernas submarinas que guardan una impresionante flora y fauna y la Catedral de Notre Dame con tallas en madera y piedra representativas de cada isla. Aquí la ciudad principal es Taiohae, la capital administrativa de las islas.

Su punto más alto es el Monte Tekao, de 1.185 metros, y carece de arrecifes coralinos o una costa plana. La isla tiene muchos tesoros históricos, casas de piedra de estilo polinesio, fortificaciones y templos. Francia la anexó en 1842. Al principio se dedicó al comercio de sándalo y fue parada de balleneros, para después dedicarse más a la exportación de fruta.

La isla tiene una costa oeste muy agreste, de pequeñas bahías que se abren a valles profundos. Por aquí no hay aldeas. Es sobre la costa norte que están los dos puertos mas importantes, de profundas bahías: Anaho y Hatihe’u A’akapa. Del lado sur hay otras bahías y aquí hay más puertos. Tierra adentro hay praderas verdes donde se cría ganado.

Como dijimos antes, el centro administrativo es Taioha’e, al sur. ¿Alguna ves viste Survivor, la serie de TV? Bueno, en Nuku Hiva se filmó la cuarta temporada, en 2002.

Las Islas Marquesas se dividen en las islas del norte, son ocho y entre ellas está Nuku Hiva; las islas del sur, siete, y algunos montículos que no llegan a ser islotes que están por el norte. La segunda isla más importante es Hiva Oa, también la segunda isla mas grande del grupo y dentro de las islas del sur.

Aquí está la ciudad portuaria de Atuona y este sitio suele ser el primer puerto que tocan los barcos que cruzan el Pacífico por el oeste. Se puede decir que es la isla con mas historia del grupo porque contiene estatuas Tiki muy antiguas y fue el lugar donde murieron el pintor Paul Gauguin y el músico Jacques Brel. Se la conoce también como el jardín de las Marquesas porque es muy verde y fértil.

Hiva Ova tiene costas con playas y acantilados donde se practica buceo, pero aún así es una isla que por momentos parece recluida en si misma, silenciosa, casi aislada. Su pueblo más importante es Atuona, sobre el extremo sur de la Bahía Taaao, protegida por las dos montañas mas altas de la isla, el Monte Temetiu y el Monte Fe’ani.

Otra isla es Ua Pou, la tercera isla en cuestión de tamaño. Tiene enormes columnas de basalto, producto de la actividad volcánica, que han sido bautizadas con el nombre de guerreros legendarios, Poumaka y Poutetaunui. En 1888 fueron estos pilares los que inspiraron a Robert Louis Stevenson a decir que se parecían arcos volcánicos que miran a un campanario de iglesia, ya que miran a la bahía de la aldea Hakahau, la más importante de la isla.

Ua Huka es de increíble belleza, casi virgen. Hay caballos salvajes, tierras del color del desierto, cabras… Tahuata es por su parte la isla mas pequeña de las que está habitada. Pero es conocida por el famoso explorador británico, el capitán Cook, la visitó en el siglo XVIII. Solo se puede acceder por agua desde Hiva Ova así que es una excursión recomendable. Sus valles fértiles dan a bahías de aguas claras, se vive tranquilamente y te llevas de recuerdo el perfume local, la poción de amor como le dicen aquí, un aceite centenario.

Fatu Hiva tiene acantilados altísimos que se zambullen en el mar y brindan, desde arriba, vistas dramáticas. En 1937 el explorador Thor Heyerdahl y su esposa, se quedaron un tiempo a vivir aquí  y resumió su experiencia en un libro. Parece que desde entonces poco ha cambiado. La mayoría de sus habitantes vive en la aldea de Omoa y sus alrededores, un puerto. La zona de Hana Vave está protegida por la famosa Bahía de las Vírgenes, hermosa por donde la mires muy especialmente al atardecer…

¿Te gustan estas islas? Si tienes ganas de conocerlas en persona entonces presta atención a la información práctica que dejo a continuación, sabiendo siempre que son islas que no están en el clásico recorrido turístico por la Polinesia Francesa: Islas Sociedad, Bora Bora, Moorea, los atolones Tuamotu y las Islas Leeward.

  • son seis las islas habitadas y cuatro tienen aeropuerto, pero locales, así que se llega en avión o en bote. Si eliges el avión vuelas desde Tahití con vuelos diarios a Nuku Hiva y Hiva Oa. Para ir a las otras islas sí o sí debes pasar por alguna de estas dos. Si por el contrario eliges ir en barco la realidad es que cualquiera que navegue por la Polinesia te lleva, solo tienes que buscar opciones, por ejemplo Tahiti Voile et Lagoon o Poe Charter o los cruceros Aranui 5, de lujo, que navegan una vez al mes pero rondan los 3 mil euros la semana. Si tienes tu propio velero entonces puedes partir de las Galápagos o de las Islas Cook.
  • para moverse entre las Islas Marquesas puedes volar, entre las dos islas principales hay entre uno o dos vuelos por día. Las islas de Ua Pou y Ua Huka no tienen suerte de vuelos diarios. Una buena idea es comprar el Marquesas Pass with Tahiti Air. También puedes moverte en bote, contratar a un local, alquilar tu bote. Hay un bote comunal dentro de las Marquesas del sur, que va a la isla de Tahuata y Fatu Hiva (por alrededor de 65 euros ida y vuelta por un viaje de cinco horas).
¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*