El jardín botánico de Santa Catalina

Imagen| Wikipedia

Uno de los lugares más especiales de la provincia de Álava, España, es el Jardín Botánico de Santa Catalina. También conocido como el Jardín Botánico de Iruña de Oca o el Jardín Botánico Trespuentes. Por lo que es totalmente recomendable visitarlo durante una escapada a Vitoria – Gasteiz, la capital alavesa.

Todos aquellos que lo conocen por primera vez coinciden en que se trata de un sitio que sorprende por la fusión de las ruinas del monasterio de Santa Catalina, la naturaleza de la Sierra de Badaia y las vistas de la Llaneda alavesa, lo que se traduce en un remanso de paz y belleza.

Historia

La casa torre original fue edificada por la familia más poderosa de Iruña de Oca en el siglo XIII, durante un periodo de revueltas feudales. En el siglo XV, los Iruña decidieron trasladarse a Vitoria- Gasteiz, a la actual torre de doña Otxanda y ceder a la orden de los Jerónimos su antigua residencia. Años después pasó a manos de los monjes agustinos, quienes conservaron la antigua torre para adosarle una iglesia con claustro y levantaron el Monasterio de Santa Catalina.

Ya en el siglo XIX, la Desamortización de Mendizábal obligó a los monjes a abandonar el lugar y la ruina se apoderó del monasterio. Su estado empeoró con motivo de la primera Guerra Carlista (1833 y 1840), tras la derrota los carlistas la incendiaron para que no cayese en manos enemigas. En adelante el Monasterio de Santa Catalina cayó en el olvido.

Hubo que esperar hasta finales del siglo XX para que el ayuntamiento de Iruña de Oca empezase a trabajar en un proyecto que permitiera recuperar el recinto, mejorando todos los aspectos necesarios para ofrecer una experiencia diferente y enriquecedora. Este objetivo se hizo realidad en 2003 cuando se abrieron las puertas del Jardín Botánico de Santa Catalina Desde ese año, las visitas han aumentado exponencialmente.

Imagen| Hotel Dato

Monasterio e iglesia

El conjunto, con una extensión de 32.500 metros cuadrados conserva las ruinas de un antiguo palacio, un convento y una iglesia, así como los restos de antiguas terrazas de labor. Un muro de piedra de mampostería protege este jardín botánico, un lugar en el que encontramos dos espacios claramente diferenciados: el interior y el exterior de las ruinas. En el interior, aún se puede apreciar bien las distintas estancias del monasterio agustino, entre ellas la iglesia o el pasadizo. Además, dentro podemos encontrar una gran estructura metálica, que eleva al visitante hasta uno de los puntos más altos del Monasterio de Santa Catalina mediante una escalera de caracol, creando así un estupendo mirador desde el que ve la Llanada Alavesa, la ciudad de Vitoria-Gasteiz y la Sierra de Badaia. En el exterior se aprecian los aljibes o las terrazas para el cultivo de la vid, entre otros.

Jardín Botánico de Santa Catalina

El Jardín Botánico de Santa Catalina alberga en su interior más de mil especies de plantas procedentes de los cinco continentes. Esta colección botánica surge de la gran riqueza florística de Iruña de Oca gracias al microclima que permite tener especies de clima mediterráneo y especies de carácter atlántico.

Además, este jardín cuenta con un interesante reducto de encinas carrascas, representativo del carrascal primitivo que en épocas anteriores ocupó toda la Sierra de Badaia.

Durante el recorrido podemos disfrutar de especies autóctonas e internacionales. Árboles y flores repartidas en las tres zonas del parque: umbría, fondo de valle y la solana.

Parque Estelar

El Jardín Botánico de Santa Catalina está certificado como el primer Parque Estelar de España al reunir las condiciones adecuadas para realizar actividades de observación del universo. Este reconocimiento da pie a la organización visitas nocturnas guiadas, conciertos bajo las estrellas o sesiones de planetario Full Dom 360º.

Imagen| Pixabay

Mariposario

En la parte alta del Jardín Botánico de Santa Catalina hay un pequeño habitáculo de forma esférica que realiza las funciones de mariposario. La mejor época para ver a las mariposas es el mes de julio.

Información de interés

Cómo llegar

La mejor manera de llegar al Jardín Botánico de Santa Catalina si accedemos desde Vitoria-Gasteiz es en la línea 13 de Álava-bus, que se ocupa de comunicar la capital con Trespuentes. La parada del bus está junto a la iglesia. Desde ahí habría que subir andando hasta la entrada del jardín. En el supuesto de viajar en coche privado es aconsejable usar la AP-68 como referencia pues el jardín se encuentra a menos de 6 km de esta carretera.

Duración de la visita

La duración estimada es de 1h. 30m. aproximadamente aunque no existe límite de tiempo.

Mejor época para la visita

La mejor época para ver las flores es durante la primavera (mayo y junio) aunque si se quiere apreciar los colores del otoño se aconseja visitarlo a partir de octubre.

¿Es necesario reservar?

Si la visita que queréis realizar es libre no hace falta. De lo contrario, si preferís la visita guiada, sí debéis hacerlo.

Precio de la visita

  • Entrada individual: 3 euros.
  • Niños hasta 10 años gratis.
  • Grupos de 10 o más personas 2 euros.
  • Carnet estudiante 1,5 euros.

Horario

  • Horario de verano (1 de mayo – 25 de septiembre): De Lunes a Viernes de 10:00 a 14:00 horas. Sábados, Domingos y festivos de 10:00 a 20:00 horas.
  • Horario durante el resto del año: De Lunes a Viernes de 10:00 a 14:00 horas. Sábados, Domingos y festivos de 11:00 a 15:00 horas.
¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*