Jerez de los Caballeros

Imagen| Wikipedia

Jerez de los Caballeros es una de las últimas localidades españolas en la provincia de Badajoz antes de cruzar la frontera hacia Portugal. Esta pequeña población de unos 10.000 habitantes está llena de historia, edificios monumentales y paisajes dibujados por la belleza de la dehesa extremeña. No es de extrañar que con tantos atributos fuera declarada Conjunto Artístico Monumental.

Esta villa pacense de empinadas calles, edificios encalados y longeva historia ligada a la presencia de los Templarios y la Orden de Santiago es un lugar que no puedes perderte si visitas la provincia de Badajoz. Pero, ¿qué ver en Jerez de los Caballeros?

Castillo de Jerez de los Caballeros

Imagen| Mapio.net

El Castillo de Jerez de los Caballeros se alza sobre un cerro que domina la vega que forma el río Ardilla, enclavada en la Sierra de Santa María.

El origen de Jerez de los Caballeros y su propio castillo ha sido tema de debate. Se cree que pertenece al siglo XIII y se deduce que pudo ser una plaza importante que fue reconquistada por Alfonso IX con la ayuda de las Órdenes del Temple y Santiago. En agradecimiento, Alfonso IX la donó a la Orden del Temple y éstos se establecieron mejorando la antigua alcazaba musulmana para convertirla en una fortaleza templaria que se puede visitar en la actualidad.

El castillo está replegado en uno de los extremos del recinto amurallado, precisamente en la zona donde es más difícil de atacar. En algunas de sus esquinas dispone de torres defensivas entre las que destaca la Torre del Homenaje en la zona noreste.

Para la construcción del castillo el material usado fue la piedra y a pesar del paso del tiempo y de los asedios que ha sufrido, se ha mantenido en bastante buen estado. No obstante, las almenas fueron restauradas.

La visita al Castillo de Jerez de los Caballeros merece mucho la pena la vista no sólo por su larga historia sino por las bonitas vistas que desde esta fortaleza se tienen de la localidad.

Imagen| Wikipedia

Iglesia de San Bartolomé

Según la leyenda, su origen se remonta a la época de la Reconquista, cuando los reyes de León hacían incursiones por estas tierras para arrebatárselas a los moros. Sin embargo, se desconoce la fecha exacta de su construcción. Suele tomarse como referencia la inscripción que existe en el interior del templo, donde se señala que una de las capillas laterales fue acabada en 1508. Por tanto, se piensa que la iglesia de San Bartolomé fue edificada entre los siglos XV y XVI.

La fachada lateral se levanta sobre una plataforma barroca a modo de tribuna y la portada cuenta con formas Neoclásicas. La torre actual data de 1759 pues hubo que reconstruirla ya que la anterior se derrumbó a causa del terremoto de Lisboa cuatro años antes. El estilo de la torre de la iglesia de San Bartolomé es barroco y está construida de ladrillo visto con aplicaciones de barro cocido y yeso revestidos de cerámica vidriada.

En el interior destaca el retablo del altar mayor, el cual es obra de José de la Barrera.

Santa María de la Encarnción

Imagen| Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros

Este templo es el más antiguo de los que existen en Jerez de los Caballeros pues hay pruebas de que sus orígenes se remontan a los tiempos de los visigodos. En su interior existe una columna invertida en la que se pude leer una inscripción que alude al año 556 de su fundación.

Santa María de la Encarnación tiene la torre más discreta de Jerez de los Caballeros pero es el punto más destacado  desde el Castillo Templario y se pueden tomar unas fotografías muy interesantes al encontrarse cerca de este.

Las murallas medievales

Imagen| Castillos de España

Las murallas de Jerez de los Caballeros fueron levantadas en el siglo XIII en la época del los caballeros templarios sobre el trazado de la anterior muralla musulmana y aprovechando los torreones y muros originales. Desde lo alto de las murallas medievales se tienen unas vistas magníficas de la localidad pacense y se pueden contemplar las torres de la ciudad desde la distancia.

Junto a la muralla hay algunas construcciones como el Torreón de los Templarios, un espacio defensivo en el que se dice que algunos caballeros templarios rebeldes fueron ajusticiados por orden del papa a mediados del siglo XIV.

San Miguel Arcángel

Imagen| Turismo de Extremadura

La iglesia de San Miguel Arcángel se erige en el centro del casco urbano. Su construcción comenzó a finales del siglo XIV y su estilo es barroco aunque se entremezclan elementos de estilos diferentes. De la primera época se conserva una portada, de estilo gótico y las bóvedas de las dos capillas ubicadas a los pies del templo.

Cubierto por una cúpula, el Altar Mayor lo forma un templete barroco de tres caras, de gran riqueza decorativa con tallas de los evangelistas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?