La aldea sumergida de Vilarinho da Furna

vilha-da-furna

No será lo mejor pero sí es frecuente que la construcción de una represa hidroeléctrica termine inundando algún pueblo. Ejemplos hay muchos en todo el mundo y a veces este tipo de eventos genera atracciones turísticas involuntarias.

Es el caso de la aldea Vilarinho da Furna, en Portugal. Este pueblo, situado en la región de Minho, quedó bajo el agua al construirse una enorme represa en el cauce del río Homem en los años ’60. La represa era necesaria para abastecer de electricidad a toda la región así que la empresa de electricidad nacional se reunió con los habitantes del pueblo y les pagó para que dejaran sus viviendas. Vilarinho da Furna tenía entonces unos 300 habitantes.

El último de ellos dejó la aldea en 1971 y cuando sólo quedaron las casas y la represa y central hidroeléctrica comenzó a funcionar las aguas llegaron y taparon todo, un año después. La aldea estaba allí desde hacía veinte siglos pues según la historia oral de la región de Minho fueron los romanos quienes la fundaron en el siglo I d.C. Lo llamativo y curioso y atractivo es que las aguas no han cubierto del todo la antigua aldea y a veces están más altas, a veces más bajas.

La aldea de Vilarinho da Furna ha quedado semi sumergida y hoy son visibles partes de los muros, partes de ventanas, partes de calles, partes de puertas. Para conocer más sobre este pueblo bajo las aguas puedes visitar la aldea vecina, Sao Jao do Campo, pues aquí funciona un pequeño museo en honor del pueblo sumergido hace cuatro décadas.


Categorías

General

Viajes con Destino

Viajescondestino era una web dedicada al mundo de los viajes por el mundo. Actualmente forma parte de Actualidadviajes.com para hacer una web mucho... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *