La catedral de sal subterránea de Zipaquirá en Colombia

Zipaquirá es uno de los municipios colombianos más importantes en cuanto a centros de explotación de sal se refiere. No sólo de la actualidad sino también hace siglos cuando los indígenas muiscas extraían de esta zona el preciado elemento fruto de la evaporación de un pequeño mar que se ubicaba aquí hace millones de años.

Sin embargo, Zipaquirá también es conocida por albergar una mina de sal en la que los trabajadores han construido un impresionante santuario subterráneo.

Se encuentra a 180 metros bajo tierra y empezó a edificarse a mediados del siglo XX a raíz de la idea de Luis Ángel Arango, quien era conocedor de la devoción que los mineros tenían por Dios al llevarse consigo imágenes divinas hasta las entrañas de la tierra.

Arango situó la capilla en el segundo de los cuatro niveles que tenía la mina y los trabajos se iniciaron en octubre de 1950 y en 1991 se comenzó a construir la catedral nueva a 60 metros bajo la antigua. La inauguración se produjo en 1995 y años más tarde recibió la distinción de Primera Maravilla de Colombia.

El templo fue dedicado a la patrona de los mineros, la Virgen de Guas y está considerado como la primera maravilla colombiana.

Partes de la Catedral

Catedral de Sal Cúpula

Una vez dentro de la catedral de sal, el primer tramo del recorrido es el Viacrucis. Sus 386 metros de longitud y 13 metros de altura componen las 14 estaciones, las cuales están en el vacío de los grandes socavones de la catedral en su mayoría.

Estas estaciones fueron talladas por los mineros en roca de sal y representan las diferentes etapas de la Pasión de Cristo. Al final existe un acceso a tres naves: la del nacimiento y bautismo, la de la vida y la muerte y la de la resurrección, cada una con un altar. En uno de ellos se ubica una gran cruz de 16 metros de altura que está considerada la más grande del mundo bajo tierra.

La cúpula de la catedral tiene una altura de 11 metros y un diámetro de 8. También está tallada completamente en sal y simboliza el cosmos y el mundo.

En la parte superior de la nave central está el coro, formado por una serie de escaleras talladas en sal que representan la escala musical. No podemos olvidar el nártex, una obra también realizada en sal por la que los no bautizados debían pasar como acto de penitencia según establece la Biblia.
En la zona superior se localiza el arcángel San Miguel con una banda en sus rodillas que dice “vosotros sois la sal de la Tierra, la prolongación de la existencia.”

¿Qué más se puede contemplar en la Catedral de Sal?

catedral de sal belen

En su interior se encuentra una rica colección artística de esculturas de sal y mármol en un ambiente lleno de un profundo sentido religioso.

Actualmente no es la sede de ningún prelado, pero sí tiene una importante función religiosa, siendo un reconocido santuario católico en el país. Como curiosidad, en la catedral de sal se realizan eucaristías los domingos a mediodía pero no es posible casarse o celebrar cualquier otro sacramento en su interior.

El lugar atrae turismo religioso, turismo cultural y también es un reclamo para el ecoturismo, pues se trata de una reserva natural en un conjunto minero, y para los que quieren apreciar la arquitectura del sitio.

Datos de interés de la Catedral de Sal

catedral de sal capilla

El recorrido alrededor de la Catedral de Sal dura alrededor de una hora. Se recomienda llevar calzado adecuado y ropa de abrigo. La catedral en sí es el mayor reclamo turístico de la zona, pero está dentro de un conjunto, llamado El Parque de la Sal, de 32 hectáreas.

Si tenéis previsto viajar a Bogotá merece la pena acercarse hasta Zipaquirá para conocer la Catedral de Sal pues se encuentra a sólo 48 kilómetros de la capital colombiana. La entrada de adultos cuesta $23.000 mientras que la de niños vale $16.000 aunque hay ofertas especiales para grupos.

¿Cómo llegar a la Catedral de Sal?

La opción más común es hacerlo en autobús. Tanto desde la estación de buses de Bogotá como desde el Portal del Norte, salen con frecuencia muchos autobuses. Recomendamos el Portal del Norte porque el trayecto dura menos, tan sólo una hora. El precio del billete es de 4.000 pesos aproximadamente. Una vez en Zipaquirá se tardará 20 minutos en llegar caminando hasta la entrada de la Catedral de la Sal.

Conociendo Zipaquirá

zipaquira2

Zipaquirá es una de las ciudades más antiguas de Colombia. Situada a unos 45 km al norte de Bogotá, también es una de las mas visitadas por su principal atracción: la Catedral de Sal. No obstante, es una pequeña ciudad con algunos vestigios coloniales que se puede visitar en media hora.

Aconsejamos aprovechar la visita a la Catedral de Sal para conocer Zipaquirá mediante un agradable paseo. La plaza central donde se encuentra la pequeña Catedral de la Santísima Trinidad, el colegio donde estudió Gabriel García Márquez, la Plaza del Mercado donde encuentras mucha artesanía… sin olvidar sentarse en alguna terraza para degustar la deliciosa gastronomía colombiana. En la ciudad hay bastantes asadores donde se come muy bien por a precios asequibles.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *