La industria de la piel de serpiente en Indonesia

La industria de la piel de serpiente en Indonesia

El pequeño pueblo de Kapetakan, al oeste de la provincia indonesia de Java, es uno de los centros más importantes de producción de zapatos, cinturones, carteras, bolsos y otros objetos elaborados con piel de serpiente. Aquí las serpientes, odiadas en el resto del planeta, son una valiosa materia prima: de ella se aprovecha la piel, pero también la carne y los huesos para elaborar remedios tradicionales para curar las enfermedades de la piel, el asma o la impotencia.

Se trata de un negocio muy lucrativo, ya que muchos de sus productos de piel de serpiente se venden en occidente a precios que multiplican de forma exagerada el coste de producción. Pero lo realmente interesante de este lugar es ver cómo la economía local y los modos de vida giran alrededor de estos reptiles. Fascinante para unos, repulsivo para otros.

La industria de la piel de serpiente en Indonesia

Las serpientes son capturadas en su hábitat natural por los propios lugareños, a los que se les paga por cada animal capturado. Se organizan verdaderos ejércitos de cazadores de serpientes que peinan grandes áreas de selva en busca de pitones y otras especies.

En la fábrica el espectáculo es cruel: las serpientes vivas son sacrificadas con un certero golpe de machete en la cabeza. Después se les abren las fauces para introducir una manguera de agua que hincha a los animales literalmente como si fueran globos. El objetivo es aflojar la piel para que se desprenda mejor. Acto seguido se coloca sobre una tabla y se deja secar al sol durante un par de días.

Hay muchas fábricas, legales e ilegales, de curtido de piel de serpiente en Indonesia. Se calcula que trabajan en esta industria cerca de 175.000 personas, la mayoría de ellos como cazadores de serpientes. El destino de estas pieles suele ser Europa, sobre todo Italia, Alemania y Francia, donde se fabrican los zapatos y bolsos que se venden en el mundo entero. Los principales países consumidores son Estados Unidos y Japón.

Más información – El Dragón de Komodo, el último dinosaurio

Imágenes: dailymail.co.uk

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Indonesia

Viajar Asia

ViajarAsia era una web dedicada expresamente a los viajes en el continente asiático. Actualmente está integrada en actualidadviajes.com para hacer... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Justo Entonces dijo

    En Indonesia también hay comercio legal y sin usar esos métodos que describes. Eso sí si compras en la calle o no lo reclamas lo que obtienes pieles como las que señalas.

    Si quieres comprar cualquier bolso o artículo de pitón has de hacerlo conforme a la legislación CITES solo así garantizas que los métodos que señalas no se usen y que sea parte de la cuota de caza para el equilibrio de especies. El trabajar conforme a CTES hace que el precio de las pieles y el producto final sea muy elevado al llegar a Europa o USA. Si posees un artículo sin CITES es un delito

    www.cites.org

  2.   Rodolfo dijo

    Lo mejor:
    No compres nada de objetos relacionados a estas especies, los ecosistemas han sido seriamente afectados por este tipo de industrias.
    Ni compres ni promuebas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *