La panorámica Ruta NC500 por Escocia

La famosa Ruta 66 que recorre Estados Unidos de costa a costa tiene su réplica en Escocia: una carretera escénica que muestra al viajero los más espectaculares paisajes de las Highlands: la Ruta NC500.

Se trata de una impresionante ruta costera que empieza en la capital escocesa del norte, la ciudad de Inverness, y serpentea entre montañas, bahías y cabos para delicia de conductores, ciclistas y motoristas a los largo de más de 500 kilómetros de espectaculares paisajes, incluyendo lugares como las montañas de Suilven, el Puente de Kylesku o las aguas plateadas del Loch Druim Suardalain.


Por citar algunos de los hitos más notables de esta ruta maravillosa destacaremos la playa de Brora Beach desde donde se pueden ver delfines, ballenas y focas grises muy cerca de la costa. Otros lugares imprescindibles a lo largo de la carretera son la cima de Ben Hope y  el gran castillo de cuento de hadas de Dunrobin, sin olvidarnos de las ruinas del castillo de Ardvreck y las fabulosas playas de Achmelvich y Dornoch.

La ruta costera NC500, que desde Inverness sigue la accidentada línea de costera de las Highlands hasta la frontera inglesa, se ha creado para mostrar lo que el extremo norte de Escocia tiene para ofrecer a los viajeros inquietos, incluyendo la gastronomía local, la cultura, el patrimonio histórico y las mil y una posibilidades de actividades al aire libre y aventura. Una forma maravillosa para conocer la cara más bella y genuina de Escocia.

 

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Escocia, Reino Unido

Escapadas Europa

Escapadas Europa era una web dedicada a los viajes en Europa. Actualmente forma parte de la sección de destinos de Europa de Actualidad Viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *