Lago Kawaguchiko, a los pies del Monte Fuji y cerca de Tokio

Japón es un país que no se puede conocer en un solo viaje. Hay tantos “Japón” como viajas hagas. Cada isla que compone este país es singular y según la época del año que vayas verás colores ocres y dorados, verdes intensos, blanco nieve, turquesas…

Uno de los símbolos de Japón es el Fujisan o Monte Fuji y sin dudas es un destino que hay que conocer. Escalarlo es otra cosa, para aventureros o alpinistas, pero ir hasta sus pies, verlo, con suerte, es algo que sí debemos hacer si viajamos hasta la tierra del sol naciente. Y un destino ideal es el Lago Kawaguchiko.

Los 5 lagos del Fuji

Esta es una zona compuesta por cinco lagos de montaña y el más accesible desde Tokio y por los servicios e instalaciones turísticas que tiene es el Lago Kawaguchiko. Basta un viaje en tren y en autobús para estar en la aldea de montaña, un balneario termal, además, que hay que aprovechar.

La experiencia de un onsen también es recomendable cuando uno viaja a Japón y no hay nada mejor que hacerlo por aquí, con montañas y bosques alrededor. Las mejores vistas del Fujisan, como lo llaman, se tiene desde la costa norte pero no es allí donde se concentran los hoteles, restaurantes y tiendas sino sobre el lado este. Las demás costas son ideales para pasear un poco y ver la gigantesca montaña, siempre y cuando su cima no esté cubierta con nubes.

El lago es el segundo lago mas grande de los cinco lagos de la zona y es el de más baja altitud, a solo 800 metros sobre el nivel del mar. Por eso es un buen destino cuando el verano azota Tokio ya que aquí las temperaturas son mas templadas. Eso sí, en invierno hay que abrigarse.

Sin dudas es el lago mas popular y el que tiene una industria del turismo más desarrollada. Puedes hacer base aquí y apuntarte a paseos por la redonda para tener una postal más completa.

Cómo llegar al Lago Kawaguchiko

Para llegar a esta zona desde Tokio puedes tomar un autobús o ir en tren y combinar. Yo prefiero los trenes y más cuando ya tienes pago el Japan Rail Pass. Debes tomar la línea JR Chuo desde la estación Shinjuku a la estación Otsuki. Si tomas el tren local tardas casi dos horas, si tomas el expreso limitado solo 70 minutos. Desde Otsuki tomas el Ferrocarril Fujikyu hasta la estación Kawaguchiko. El viaje dura alrededor de una hora.

El JRP lo puedes usar para unir Shinjuku con Otsuki nada más. Un pase que cubre todo este traslado es el JR Tokyo Wide Pass. ¿Te gusta el autobús? Entonces puedes tomar uno desde Shin juku, salen dos por hora y se tarda dos horas a un precio de 1750 yenes.  Están operados por las empresas Fujikyu y Keio. Desde Tokio Fujikyu y JR Kanto Bus también tienen dos servicios por hora a un precio similar.

Una opción, si te gustan los pases, es el Fuji Hakone Pass que es exclusivo para extranjeros: permite el uso ilimitado de autobuses, trenes, botes, cablecarriles y funiculares en la zona de Hakone y los Cinco Lagos del Fuji. Dura tres días consecutivos e incluye un ticket Tokio-Hakone en los trenes Odakyu y un ticket de un sentido solo entre Tokio y los Cinco Lagos.

Desde Shinjuku cuesta 8000 yenes (unos 80 dólares), y desde Odawara es más barato, 5650 yenes. Es muy completo, si es que te vas a mover mucho.

La zona del Fujisan tiene dos estaciones importantes: la Fujisan y la Kawaguchiko y de ambas parten autobuses que te brindan acceso a toda la región. Hay un detalle simpático: hay autobuses retro que son especiales para los turistas. La Kawaguchiko Line que recorre las costas este y norte y la Saiko que recorre la costa sur y llega al lago Saiko. Puedes comprar un pase ilimitado para ambas líneas que dura 48 horas y cuesta 1200 yenes.

Obviamente también funcionan autobuses regulares y si quieres llegar a lagos mas remotos deberás tomarlos. Por último, si te animas a conducir del otro lado puedes alquilar un coche y, gracias a Dios, siempre puedes alquilar una bici.

Qué ver en el Lago Kawaguchiko

¿Además del Fujisan si tenemos suerte? Bueno, hay museos, paseos en bote por el lago, baños termales y una linda trepada a la montaña en funicular. El funicular Kachi Kachi sube hasta casi la cima del Monte Tenjo y puedes ver el lago y el Fujisan. Si haces senderismo desde aquí puedes caminar al Monte Mitsutoge, además. Cuesta 800 yenes ida y vuelta.

Hay varios onsen por aquí. Mi consejo es que si puedes te alojes en un ryokan (alojamiento tradicional japonés), con onsen propio, pero si no puedes entonces puedes disfrutar de un baño termal en algún onsen público o de un hotel que abra el suyo. Entre estos últimos está el Royal Hotel Kawaguchiko, sobre la costa sur, aunque no tiene vistas de la montaña. Otro es el Hotel Mifujien, sobre la costa noreste. Sus baños están separados por género pero sí tiene vistas del Fujisan.

Fuera de hoteles está el Tensui Kawaguchiko, un onsen público en el medio del bosque, cerca del Museo Kubota Itchiku. Tiene tres piscinas al aire libre, baños internos y sauna para mujeres y para varones. Eso sí, nada del Fujisan entre los árboles. Si quieres una postal con agua caliente, tu chico/a al lado y el Fujisan delante hay que buscar. Esto de separar por género los baños es un problema, por eso te decía que te alojarás en un ryokan con onsen propio.

Finalmente, sobre la ruta del autobús rojo hay dos pueblos termales, Funatsu-Hama y Azagawa. Cada uno tiene hoteles y onsen públicos que puedes disfrutar. Hablando de museos el Kubota Itchiku es muy bonito y también sus alrededores con jardines, bosques y cascadas. Itchiku Kubota era un especialista en tinturas sobre tela al estilo antiguo  y la exhibición es hermosa.

También hay una casa de té dentro del museo, con vistas la Monte Fuji. Si vas en otoño la zona se convierte en un oasis ocre, rojo y dorado y si vas entre abril y fines de mayo verás todas las flores de colores y hasta campos de lavanda y arándanos.

Como ves, vale la pena acercarse al lago Kawaguchiko si estás en Tokio. Tres días alcanzan para empaparse con paisajes montañosos y quien sabe, si el Fujisan se deja ver tendrás ese gran recuerdo para siempre.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Que ver, Tokio

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *