Lanzarote, la isla de fuego y mar

Playas Lanzarote

Lanzarote puede ser considerada una isla que lo tiene todo. Reúne espectaculares playas, un clima benigno, hermosos pueblos, un parque nacional y un paisaje de roca volcánica muy singular que le ha servido para ser incluido dentro de la red de Geoparques de la Unesco. Por si fuera poco, en 1993 fue declarada reserva mundial de la biosfera. Una buena excusa para hacer una escapada y conocerla.

Muchos turistas la asocian con grandes complejos hoteleros pero los tiempos están cambiando y cada vez son más los viajeros independientes que llegan hasta Lanzarote para disfrutar de la naturaleza en estado puro. De esta manera, el gobierno y diversas fundaciones están promoviendo la conservación de la isla, sus tradiciones y la integridad de la arquitectura.

Origen del nombre Lanzarote

Para hablar de Lanzarote empezemos por el origen de su nombre. Al igual que ocurriese con América y Americo Vespuccio, fue un marino genovés cuyo apellido dio nombre a la isla. Se llamaba Lancelotto Malocello y vivió en ella 20 años desde 1339 junto a los indígenas mahos.

Teguise

Plaza de Teguise

Comenzaremos el viaje en Costa Teguise, más o menos en el centro de la isla, un antiguo pueblo de pescadores que se fundó en 1415 tierra adentro para protegerse de las incursiones piratas. Actualmente se ha convertido en uno de los destinos turísticos más atractivos de Lanzarote gracias a su encanto, sus bellas playas y la tranquilidad que se respira en esta zona.

Los amantes del deporte y el ecoturismo encontrarán en Costa Teguise el lugar ideal para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Su oferta deportiva abarca especialmente las actividades marítimas: cuenta con un parque acuático, varias escuelas de windsurf y escuelas de submarinismo a lo largo de la playa de las Cucharas y de la avenida del Jablillo.

Famara

Playa de Famara

Famara es la playa más espectacular y extensa del municipio de Teguise. Empieza en la localidad de La Caleta de Famara y se extiende varios kilómetros hasta las faldas del impresionante Risco de Famara. Los vientos alisios han formado importantes dunas con escasa vegetación y entre ellas los bañistas descansan despreocupadamente bajo el sol sobre la fina arena de color tostado.

A pesar de ser una playa muy visitada, Famara nunca está masificada. Es una playa en la que suele haber olas y viento por lo que es ideal para practicar actividades náuticas como el surf, el bodyboard, el kitesurf o el windsurf. También es frecuente ver ala deltas y parapentes que se lanzan desde lo alto del macizo de Famara para sobrevolar esta increíble playa y contemplar como las aves el hermoso paisaje.

Timanfaya

Parque Nacional Timanfaya

A unos 45 minutos al oeste, en el municipio de Yaiza se encuentra el Parque Nacional de Timanfaya, el tercero más visitado en España.  La entrada al lugar cuesta 9 euros e incluye un itinerario en autobús de casi una hora con una locución que explica los paisajes volcánicos y las erupciones que devastaron la isla entre 1730 y 1736. Aquellas acciones cambiaron un territorio conocido por sus cultivos y dejaron un paisaje lunar.

El autobús se interna por las Montañas del Fuego hasta Montaña Rajada. Desde allí rodea el islote de Hilario, dejando a la derecha la Caldera del Corazoncillo, las Montañas de Rodeos y de Señalo, el Pico Partido y, más allá, la Caldera de la Rilla.

En el Parque Nacional de Timanfaya se pueden contemplar temperaturas inusuales en la superficie que provienen del subsuelo y con las que las piedras queman, las ramas arden y el agua sale despedida en forma de géiser.

Otra alternativa para visitar el Parque Nacional de Timanfaya es la de realizar la ruta guiada de Tremesana. El número de plazas para hacer este paseo a pie por el interior del parque es limitada dada la fragilidad y el valor ecológico del terreno que se atraviesa. Para hacer una reserva hay que llamar con un mes de antelación y confirmar de nuevo una semana antes de la actividad. El recorrido es de tres kilómetros y medio y dura dos horas aproximadamente por lo que se avanza a un ritmo muy calmado.

Durante la ruta de Tremesana los guías explican y muestran conceptos de vulcanología básica. Trescientos años después de la primera erupción, apenas existe vegetación sobre este mar de piedras.

Museo Submarino de Lanzarote

La isla de Lanzarote alberga el primer museo submarino de Europa, obra del ecoescultor británico Jason deCaires Taylor. El Museo Atlántico Lanzarote se sitúa en el litoral suroeste de la isla, en una espacio cercano a Las Coloradas en el municipio de Yaiza, que reúne las mejores condiciones para su instalación al encontrarse al abrigo de las grandes corrientes marinas que afectan a la costa norte de Lanzarote.

Además, el 2 % de los ingresos que se generen con este museo submarino se destinarán a la investigación y divulgación de la riqueza de las especies y los fondos marinos de Lanzarote.

Arrecife

Paisaje Arrecife

A mediados del siglo XIX, Arrecife se convirtió en la capital de Lanzarote desbancando a Teguise. Arrecife aún conserva el encanto de las pequeñas ciudades coloniales pese a que en los últimos años han desaparecido muchas de las casas terreras típicas de la isla. No obstante, en todo momento está presente su marcado carácter marinero junto con su función histórica de fortaleza defensiva.

En su casco antiguo se percibe su condición de ciudad marinera y comercial con el sinfín de mercancías llegadas de otros puertos, presentes en cualquiera de sus comercios. Otra huella de su vinculación marinera es la iglesia de San Ginés, santo patrón de Arrecife.

Dentro de los atractivos turísticos con los que cuenta Arrecife, podemos señalar sus castillos defensivos (el Castillo de San Gabriel y el Castillo de San José, hoy convertido en Museo Internacional de Arte Contemporáneo (MIAC). Otro punto de interés es la sala El Almacén, que ofrece con frecuencia exposiciones artísticas de gran creatividad.

Si hablamos de playas, Arrecife tiene la playa del Reducto, galardonada con la bandera azul de la Unión Europea. Por otro lado, cerca de la iglesia de San Ginés existe una especie de lago formado por la entrada de agua de mar, donde descansan pequeños barcos frente a las casas de los pescadores, donde se aprecia la huella del artista local César Manrique.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España

Isabel Catalán

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *