Laos, la tierra del millón de elefantes

Debido a la guerra de Indochina y del aislamiento del posterior régimen comunista, Laos ha vivido durante décadas de espaldas al turismo. Aunque esta situación haya podido tener ciertas consecuencias negativas, también permitió una óptima conservación de los pueblos y la naturaleza, convirtiéndose así en un auténtico paraíso apenas explorado por el turismo de masas.

Con Vietnam incorporado a las rutas de los grandes operadores turísticos y Camboya a punto de seguir el mismo camino, la llamada ‘tierra del millón de elefantes‘ es el último gran secreto del sureste asiático.

Quienes viajen a Laos no encontrarán una desenfrenada vida nocturna, ni playas exóticas, ni fastuosos monumentos pero si hallarán un país repleto de brumosas verdes colinas, ciudades que mezclan con maestría la arquitectura budista con la arquitectura colonial francesa y la espiritualidad asiática, el remedio perfecto para encontrarse a uno mismo.

Vientiane

Vientiane representa la primera toma de contacto con el país para muchos viajeros. Al principio, sus calles pueden resultar algo grises a causa de la arquitectura de estilo soviético que abunda en la capital pero merece la pena conocerla por varias raciones. La primera es que Vientiane es lo más parecido a una gran ciudad en Laos en cuanto a tiendas, bares, restaurantes y monumentos. Después de todo, aquí se enclavan los templos Pha That Luang, Wat Si Saket y Haw Phra Kaew, que alojó durante un tiempo al célebre Buda Esmeralda. Además, los alrededores de la ciudad ofrecen oportunidades a los más aventureros para practicar ecoturismo ya que a sólo veinte kilómetros se ubican las cataratas de Tad Leuk y Tad Xay así como la reserva forestal más antigua de Laos.

Luan Prabang

Declarada Patrimonio de la Humanidad por La Unesco en 1995, la antigua capital del país es la ciudad mejor conservada de todo el sureste asiático. Esta ciudad es el centro religioso y turístico de Laos y en ella las aglomeraciones y los atascos son casi inexistentes. No obstante, Luang Prabang posee suficiente encanto como para no resultar aburrida.

La oferta de hoteles y restaurantes es amplia y de calidad. Las tiendas de antigüedades, artesanía y mercados callejeros atraen cada día a cientos de turistas y laosianos. Si tenéis pensado visitar Luan Prabang necesitaréis un plan de viaje ya que os perderéis entre sus atractivos: más de treinta impresionantes templos budistas (el Wat Xieng Thong de 1560 es posiblemente el más bello de Laos), una arquitectura colonial casi intacta y el río Mekong, fuente de vida y vía de comunicación en Asia.

El Mekong

Navegar por el Mekong es la mejor forma de descubrir el país: conocer su historia, el modo de vida de sus gentes o algunos de los paisajes más bellos de este enorme río. Tiene una longitud de 4.000 kilómetros y pasa por Myanmar, Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam. Su rico caudal ha sido fundamental para que el cultivo de arroz sea otro de los sustentos de esta parte del mundo llegando a proporcionar hasta tres cosechas al año. Por tanto, se puede decir que este río es el alma de Laos ya que lo atraviesa de norte a sur y le otorga una identidad propia.

La Llanura de los Cántaros

Esta zona posee cierto interés histórico-bélico pues aún conserva las marcas de la guerra de Indochina. Laos ostenta el récord de ser el país más bombardeado del mundo. Durante la guerra de Vietnam, las bombas que no se habían lanzado sobre Vietnam, se arrojaban en el este de Laos con la excusa de que allí se refugiaban tropas norvietnamitas. Se calcula que Estados Unidos lanzó sobre Laos dos millones de toneladas de bombas matando más de un millón de personas. Una cuarta parte de las bombas arrojadas en la década de los setenta por Estados Unidos sobre Laos cayeron en la Llanura de los .Cántaros

Wat Phu y la meseta Bolaven

Una escapada al sur del país os permitirá descubrir Wat Phu, las ruinas de la cultura jemer mejor conservadas fuera de Angkor (Camboya) y la Meseta Bolaven, un lugar muy agradable que se puede recorrer en excursiones en elefante desde el pueblo de Tat Lo.

Laos es el destino perfecto para los enamorados de la naturaleza, los aventureros y los que buscan unas vacaciones relajantes y una experiencia cultural rica.

Datos de interés de Laos

Siempre es una buena idea informarse antes de viajar a cualquier país. Laos merece dedicarle una pequeña preparación previa para poder disfrutar con total tranquilidad de unos días de descanso en este maravilloso país. Basta con recopilar algunos datos prácticos como éstos:

  • Población: Laos tiene alrededor de 5,5 millones de habitantes.
  • Idioma: Lao. En francés, a los pueblos que vivían en donde hoy queda Lao se les llamaba “les laos”, un nombre erróneo que perduró.
  • Moneda: Kip (un euro equivale a unos 13 kip)
  • Vacunas: Hepatitis A y B, cólera, tétanos, malaria y fiebres tifoideas. Necesario el repelente antimosquitos.
  • Religión: Budismo theravada, una rama del budismo tradicional.
  • Hora: GMT+7 o sea Madrid +5 y Madrid +6 dependiendo del horario de verano/invierno.
  • Gastronomía: La comida tradicional laosiana es seca, fuerte y deliciosa. Dos de los platos más populares son el Laap y el Tam Mak Houng.
  • Vestimenta: Aconsejamos a los visitantes que lleven una ropa cómoda, ligera y que se lave fácilmente.

Web de Turismo de Laos: www.visit-laos.com

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Laos

Isabel Catalán

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*