Las 5 mejores vistas panorámicas de Paris

París es una ciudad preciosa para caminar y perderse entre sus calles, pero también para admirar desde una buena altura. A los viajeros no encanta esa perspectiva, la que da posicionarse a cierta altura (un edificio, una colina, un antiguo campanario), para perder la mirada en la distancia y tomar buenas fotos.

París es una ciudad antigua pero tiene estos puntos panorámicos que añoramos. Hay muchos, algunos mejores que otros, pero seleccionamos las cinco mejores vistas panorámicas así que apuntalas y no te las pierdas en tu próximo viaje.

Torre Eiffel

Es un clásico parisino y siempre hay gente así que si viajas en temporada alta procura tener paciencia. En general se calcula una media hora de espera. Puedes subir por la escalera, entre 1655 y 1750 escalones hasta la punta, dependiendo del lado, o tomar el elevador. Si el día es bonito la gente prefiere las escaleras así que deberás esperar para todo, ya sea el ascensor como las escaleras.

La mejor vista la proporciona la tercera plataforma pues tus ojos podrán viajar unos 70 kilómetros en la distancia. Un día despejado hasta llegarás a ver el aeropuerto Charles de Gaulle, los suburbios y la campiña. Para una vista más compacta de la ciudad entonces está la segunda plataforma. Desde aquí contemplas mejor los techos grises de la ciudad más famosa del mundo, sus callejas y su gente.

Ojo que la Torre Eiffel es el mirador más clásico pero tal vez no es mejor ya que está muy al oeste de la capital francesa. Este año la tarifa de entrada hasta la segunda planta, con ascensor, es de 11 euros por adulto, de 17 euros hasta la cima con elevador y de 7 euros hasta la segunda planta por escalera.

Notre-Dame

La Basílica es preciosa, Patrimonio Mundial según la UNESCO, pero después de que la conoces por dentro, el paseo es gratuito, sí o sí debes subir a la torre. La torre sur de la iglesia mide 69 metros de alto y nos brinda una hermosísima vista del oeste de París así que en tu campo visual tienes también la iglesia de Sacré Coeur y la misma Torre Eiffel.

La escalera de esta iglesia gótica cuya construcción comenzó en 1163 tiene 422 escalones. Y más allá de la vista uno no está todos los días con templando los antiguos techos de una iglesia medieval con sus gárgolas y demás. Eso no tiene precio aunque… el ticket cuesta 10 euros.

Sacré Coeur

Visitar la zona donde está esta otra basílica forma parte de los paseos más turísticos. La iglesia está en la cima de la colina de Montmartre y lo usual es subir a pie aunque también hay un pequeño trencito que sube la ladera. El templo tiene 80 metros de alto pero está sobre la colina que tiene a su vez unos 80 así que tienes más o menos unos 200 metros de altura. Eso significa que un día despejado hay vistas de 360 º. ¡Fantástico!

No muchos son conscientes de que las vistas que ofrece esta colina son excelentes pero lo cierto es que mejoran mucho si uno trepa al domo de la basílica.  Las vistas desde la galería externa son algo espectacular y en un día soleado y despejado tienes una vista que se extiende unos 30 kilómetros en el horizonte.

Para las personas que no disfrutan los ambientes cerrados la escalada dentro de la torre puede ser agobiante. ¿Subiste al campanario de Florencia o la cúpula de su catedral? Es algo parecido, así que si no quieres la escalinata a los pies de la basílica es también un punto panorámico inigualable. Hoy en día la visita al domo y la cripta cuestan 8 euros, 6 euros solo el domo, 3 euros solo la cripta.

La basílica abre todos los días de 6 am a 10:30 pm, el domo de 8:30 am a 8 pm.

Arco del Triunfo

Tiene solo 50 metros de alto pero su ubicación lo convierte en un buen punto panorámico. Situado al final de los famosos Campos Elíseos, en una rotando a la que llegas cruzando un túnel por debajo de la calle, compone un gran patrón urbanístico. Desde arriba observas las doce avenidas que partes desde la Place de l’Étoile y el Eje Histórico desde el Louvre hacia el Gran Arco en el centro de La Défense. En el mismo túnel tienes la taquilla para comprar el ticket y subir.

Tiene 50 metros de alto, 45 de largo y 22 de nacho. Puedes subir a la plataforma en elevador o trepar los 284 escalones. Tu eliges. A las 6:30 pm se enciende la llama eterna, por si te gustan las ceremonias. Aquí está, a sus pies, la Tumba del Soldado Desconocido, además. Mi consejo es subir por la noche o cuando el sol se pone. En general todas las vistas mejoran entonces. Ir justo en ese momento del día nos brinda los dos paisajes, de día y de noche.

Después podemos decidir si queremos volver. Otro gran momento para visitar el Arco del triunfo es en navidad es genial porque las luminarias navideñas de París son un gran espectáculo.

La entrada cuesta 12 euros.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Guías, París

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *