Las termas de Budapest

Budapest es la capital de Hungría, una ciudad muy antigua y desde hace mucho tiempo una ciudad famosa por sus termas, por sus fantásticos manantiales de agua caliente que ya los romanos supieron disfrutar.

Hoy en día, las termas de Budapest siguen contándose entre sus principales atracciones turísticas así que si pasas por la capital húngara no puedes dejar de hacerles una visita. Aquí te contamos cómo son, dónde están y cómo puedes disfrutarlas.

Budapest

Capital de Hungría, es una ciudad cuyos orígenes son celtas pero que se desarrolló más como asentamiento romano. Los húngaros propiamente dichos llegarían a fines del siglo IX y a partir de entonces la zona entraría siempre en conflicto, con los mongoles primero y después con el Imperio Otomano. Más adelante formaría parte del Imperio Austro Húngaro.

Su nombre deriva de la unión del nombre de tres poblados, Buda, Óbuda y Pest. La unificación se dio en 1873. La ciudad está a 216 kilómetros de Viena, a poco mas de mil de Atenas, a 788 de Milán o 1500 de Moscú, por ejemplo.

Es una ciudad que el río Danubio parte en dos. Tiene colinas que la enmarcan y un clima de veranos templados e inviernos muy fríos. Durante el siglo XIX sufrió algunas modificaciones urbanísticas típicas de la época, como por ejemplo la construcción de bulevares que abrieron los barrios más antiguos donde confluyen distintos estilos arquitectónicos.

Termas de Budapest

A los romanos les encantaba el agua así que iban tras ella en sus conquistas. Por eso eligieron esta zona para construir una de sus ciudades, Aquincum. Llegaron y  se instalaron al oeste del Danubio para disfrutar de las termas, cuyas ruinas son todavía visibles.

Los baños más antiguos, empero, datan de la época de la dominación turca, allá por los siglos XVI y XVII. Todavía se usan así que son geniales. Por entonces no existía el concepto de spa, eso apareció más a comienzos del siglo XX, cuando ya estaba más desarrollado el turismo de las clases altas y la ciudad empezó a hacerse famosa. No hay otra ciudad que tenga tantas termas como Budapest.

Las viejas termas se han ido modernizando y hoy gracias a la tecnología moderna a los simples baños se han sumado piscinas más modernas, saunas y baños de vapor.  Hay muchos sitios: por ejemplo, Veli Bej y el Dandár tienen una atmósfera mas familiar, Gellért es sumamente elegante y Rudas es muy popular por sus piscinas turcas. Lukács y Széchenyi están las 24 horas abiertos, incluso hay fiestas nocturnas con efectos de luces y shows.

Las termas de Dagály son las más grandes de la zona de Pest, cerca de la Isla Margarita. Es muy popular entre los locales e incluye un spa en el río, una piscina con remolinos para masajear el cuerpo, una ducha fuerte para el cuello y piscinas más tranquilas simplemente para relajarse. También hay piscinas con olas y tiene una playa en un parque enorme con césped y árboles.

Széchenyi tiene 21 piscinas y es uno de los complejos mas grandes del continente. Tiene jacuzzi submarino, duchas para el cuello, piscina con burbujas, tratamientos medicinales, gimnasio, sauna… Abre a las 6 am y cierra a las 10 de la noche.

El Dándar está en el distrito 9 de la ciudad, en un edificio precioso con fachada de ladrillos estilo art-deco, propio de los años ’30. Contiene un sauna, una máquina que hace hielo, un salón de vapor, aguas medicinales, una piscina honda, servicio de masaes y un parque externo con dos piscinas de descanso y tableros de ajedrez para pasar el rato. Los precios son amigables.

Las termas de Lukács incluyen piscinas de natación, de aventura y termales. Hay sauna, jacuzzi, duchas y según dicen un servicio medicinal muy bueno. Abren también de 6 am a 10 pm. Por su parte las Termas Veli Bej son las que mas ambiente familiar despiden. Están situadas frente a la Isla Margarita, en el Danubio, y no muy lejos del Baño Lukács. Se trata de un típico baño turco construido en 1574. ¡Es hermoso!

Veli Baj tiene una enorme piscina de agua caliente y cuatro piscinas termales más pequeñas. También tiene jacuzzi, dos cámaras de vapor, duchas masajeadoras y una piscina para caminar, un sauna finés y masajes. Está dirigido por la Orden de los Hermanos Hospitalarios y tiene precios accesibles. La cantidad de visitantes es reducida pero la antigüedad del sitio vale la pena.

También están el Baño Király, otra terma turca construida por ordenes del pasa Arslan en 1565. Se trata de una terma histórica, una de las primeras en introducir los baños de estilo otomano en la ciudad. Hay cuatro piscinas con agua de diferente temperatura, cabinas de vapor y saunas. Se reciben mujeres y hombres todos los días de la semana.

Las Termas Gellért dijimos que son de lujo. Hay piscinas externas e internas, baños privados, masajes, pedicura, cabinas de vapor, baños fineses, piscina con olas y mucho más. Abre a las 6 am pero cierra a las 8 pm, todos los días. Rudas es otro baño termal construido por los turcos hace cinco siglos. Los días de semana los hombres y mujeres se mantienen separados pero los fines de semana pueden mezclarse.

El Baño Termal Palatinus es el primero baño al aire libre. Tiene diez piscinas, es enorme y abre todo el año de 8 am a 8 pm. También está el Mundo Acuático Resor Budapest, más moderno, más nuevo, con parques acuáticos bajo techo para todas las edades y abiertos todos el año.

Está al norte de Budapest y es genial si no quieres relajarte sino divertirte con mucha adrenalina ya que hay toboganes altísimos, olas, se puede hacer surf y todo eso. este sitio abre de 6 am a 10 pm.

Finalmente está el Mandala Day Spa, un sitio nuevo y lujoso que trata de combinar una experiencia mas espiritual además de relajante. Es de lujo porque tiene servicios exclusivos y precios altos. Abre de 10 am a 10 pm.

Los expertos en Budapest dicen que si visitas la ciudad y solo tienes entre uno y tres días para dedicarle los mejores baños termales son los de Szechenyi. ¿Por que? Tiene buenos precios, no baratos pero en relaciona  lo que ofrece están muy bien (desde 18 euros), son termas históricas con más de un siglo dando servicio y es un sitio divertido porque es casi un laberinto con sus tantas piscinas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*