Lipton’s Seat, el olimpo del té en Sri Lanka

Hoy os voy a contar una excursión imprescindible de Sri Lanka, el Lipton’s Seat, el punto desde donde Sir Thomas Lipton controlaba todas sus plantaciones de té y las exportaba al resto del Mundo. Sri Lanka es unos de los países líderes en producción y exportación de té de todo tipo.

Como seguramente habéis podido deducir, se trata de las plantaciones de la empresa Lipton en Ceilán, una de las marcas de té más importantes a nivel mundial. Las demás plantaciones están situadas en la India, Indonesia y Kenia.

Los campos están situados en las montañas cercanas a la ciudad de Haputale, en el centro del país, y es un perfecta ventana natural para contemplar las llanuras del sur, centro y este de Ceilán dada su altitud cercana a los 2000 metros.

¿Como llegar a las plantaciones de té y al Lipton’s Seat?

Para llegar a Haputale os recomiendo ir en tren, ya sea desde la capital Colombo como desde Kandy o Ella. Las redes ferroviarias de Sri Lanka son consideradas unas de las más bellas del mundo. Son trenes antiguos herencia de la colonización inglesa, y a pesar de que circulan a una velocidad bastante lenta llegan a los puntos más importantes del país. La línea que va de Ella a Haputale y Kandy recorre unos paisajes únicos. Insisto, id a Haputale con tren, merece la pena.

Para llegar a la zona de plantaciones desde Haputale lo más fácil es con tuk-tuk (unos 10 Km y precio negociable). Con este tipo de vehículo se puede recorrer todos los puntos de Lipton sin ningún problema. Será cuestión de negociar el recorrido y el precio con el conductor, él os podrá esperar en cada visita.

Existe también la opción de llegar con transporte público hasta la fábrica y una vez allí cambiar a Tuk-Tuk para realizar el trayecto restante.

La carretera de subida es bastante estrecha y poco cuidada. Creo que las personas que quieran ir a visitar las plantaciones de té con coche propio o de alquiler solo podrán llegar a la fábrica.

El Lipton’s Seat está en la cima de una montaña pero por suerte está asfaltado hasta allí. Los más atrevidos van a pie desde la fábrica hasta el punto más alto de la montaña. Yo personalmente no os lo recomiendo si hace mucho sol, ya que es un trayecto bastante largo.

¿Qué hacer y qué ver en Lipton?

La respuesta es fácil, las plantaciones de té. Todo lo que podemos ver está relacionado con el té y todos los pueblos y ciudades de la región central viven principalmente del té (y del turismo).

Yo os recomiendo realizar un recorrido completo de un día entero una vez allí:

  • Id con tuk-tuk desde Haputale hasta la cima de la montaña, el Lipton’s Seat y contemplad el paisaje verde espectacular y las poblaciones de los recolectores de las plantas. Una vez arriba del todo, si el tiempo y la niebla lo permiten, podréis ver gran parte de la isla de Sri Lanka. Las vistas són comparables a otra cima importante de Ceilán, el Adam’s Peak, unos de los atractivos del país índico. En este punto también hay un pequeño bar donde tomar obviamente un té Lipton y disfrutar de las vistas.
  • A continuación yo bajaría hasta la fábrica Lipton, situada a medio camino. Con suerte podréis ver como pesan las hojas de té que las recolectoras han tratado. Y sí, lo digo en femenino porque todo son mujeres. Según nos contaron era porque las mujeres tienen mejor cura a la hora de recoger las hojas que los hombres.

  • Visita a la fábrica Lipton. Vayáis a la empresa que vayáis, en todas os van a explicar el proceso de creación del té en sí mismo, desde la recolección en las plantaciones, pasando por el filtro de las hojas, procesamiento por cada una de las máquinas y finalmente exportación y venta. En todo momento os van a insistir que los trabajadores tiene unas condiciones laborales buenas y que todo se basa en la perfección y atención a trabajadores y clientes. Yo personalmente tuve que subir 2 veces a la fábrica porque en el primer día había huelga de los trabajadores. Una cosa a tener en cuenta es que no se pueden tomar fotos del interior de la fábrica, creo que por secreto profesional.
  • Salir del trayecto típico e intentar acercarse a los pueblos colindantes, donde viven los trabajadores de las plantaciones de te. Es interesante ver el estilo de vida totalmente rural de sus habitantes. Las empresas de té construyen escuelas e incluso pequeños hospitales en estos pueblos.

  • Visitar Haputale. Aunque no sea muy bonito, creo que se tiene que ver este pueblo, el más importante de la zona. Una población con mucha ebullición, gente, ruido y coches; eso sí, tiendas de venta de té por todos los lados.

Yo personalmente visité 3 plantaciones y empresas de té: Lipton, Pedro Tea State y una local. Quería tener una visión más global con una empresa de tamaño mediano y otra de pequeña. En la empresa local no pude visitar la fábrica, había huelga también, pero sí sus plantaciones. Pedro Tea State, en Nuwara Eliya también exporta a nivel mundial pero sin ser Lipton.

Todo viaje a Sri Lanka debe incluir un recorrido en tren por la parte montañosa de la isla y una visita a una plantación de té. Lipton’s Seat es un buen ejemplo de plantación y de paisaje, en definitiva, una excursión 100% recomendable.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Colombo, General, Sri Lanka

Ingeniero Informático de Barcelona. Me encanta viajar, explorar nuevos destinos y relatar mis experiencias. Soy un apasionado de los viajes, la naturaleza y los deportes. Me podéis encontrar también en Instagram: https://www.instagram.com/viureperviatjar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*