London Eye, un must de Londres

Muchas ciudades tienen atractivos geniales, pensados, diseñados y construidos con un punto de vista turístico. Un ejemplo es la London Eye, la fabulosa noria de la capital inglesa desde cuya altura se tiene una vista fenomenal de la ciudad.

Desde su construcción ha sido un éxito así que si vas a Londres no puedes dejar de trepar a una de sus góndolas y observar Londres desde 135 metros de altura. ¡Qué vistas!

London Eye

Las norias no son algo nuevo. Tienen más de un siglo y hubo muchas norias famosas en otras ciudades del mundo. De hecho, incluso Londres tuvo una noria bastante alta, de 94 metros, a fines del siglo XIX, que fue desmantelada en 1907, pero mientras estuvo en funcionamiento transportó a más de dos millones de entusiastas personas.

La London Eye se abrió al público en el año 2000 y es el diseño de un matrimonio de arquitectos, Julia Bartfield y David Marks. Después de tramitarse todos los permisos urbanísticos y medioambientales necesarios se iniciaron las obras a orillas del Támesis. La construcción avanzó por secciones y la estructura se armó como un croquis en tierra para después ser alzada hasta su posición definitiva.

Podría decirse que la noria inglesa es pan-europea: el acero es inglés pero se fabricó en Holanda, los rodamientos son alemanes, los cables y el vidrio de las góndolas es italiano, el eje es checo, el sistema eléctrico es inglés y las propias cápsulas fueron fabricadas en Francia.

Al momento de la inauguración el Primer Ministro era Tony Blair, pero si bien se inauguró el 31 de diciembre de 1999 el público recién pudo disfrutarla en marzo del año siguiente. ¿Pero cómo es el London Eye? La noria tiene 32 cápsulas de forma oval, climatizadas y selladas, que rotan de manera eléctrica sobre la circunferencia externa de la noria. Cada una pesa 10 toneladas y representan a  los diez barrios o boroughs de Londres.

En cada cápsula entran 28 personas, que pueden ir sentados o estar de pie. Cada vuelta entera tarda media hora, dado que la noria gira a 26 centímetros por segundo. Como muchas norias, nunca se detiene y gira tan despacio que uno puede subir y bajar sin requerir super habilidades. Esas primeras cápsulas fueron renovadas en 2009.

Como es un símbolo de la ciudad, a pesar de ser una estructura relativamente nueva, suele funcionar bajo contrato de alquiler que cambia de mano. Cada nuevo propietario puede hacer algunos cambios que en general tienen que ver con el nombre, la iluminación y demás. Por ejemplo, en 2014 Coca Cola entró al negocio y el rojo fue el color dominante cuando se hizo el anuncio.

Visitar el London Eye

Como dije más arriba la vuelta entera dura media hora y ofrece vistas del Tower Bridge, la Catedral de San Pablo, el Big Ben o el Palacio de Buckingham, por ejemplo. Con una altura de 135 metros lo cierto es que hay muy poco que no se alcanza a ver.

Obviamente, la noria ofrece algo más que un simple paseo. Antes de subir a la cápsula – góndola puedes vivir una experiencia 4D que solo dura cuatro minutos y que tiene que ver con la historia de Londres. 4 D significa imágenes y sonidos pero también aromas y efectos de niebla y burbujas.

El London Eye tiene dos tipos de entradas: la entrada estándar  y la entrada sin colas:

  • Entrada estándar: por adulto cuesta 34, 60 dólares (unas 26 libras), por niño de entre 3 y 15 años cuesta 27, 90 y para menores de tres años es gratis.
  • Entrada sin cola: por adulto cuesta 47, 90 dólares, por niño 41, 20 y también es gratis para los menores de tres años.

Las entradas incluyen la experiencia 4D. Te conviene reservar apenas sepas que vas a Londres pues suele haber bastante gente. Puedes comprar las entradas online. Una vez que se realiza el pago se te envía un bono que imprimes y presentas allí mismo. Los menores de 15 años no pueden ir solos y aunque hay entradas para discapacitados esas entradas se gestionan directamente en la taquilla.

Puedes obtener un descuento del 15 % si además del ticket del Londo Eye compras uno para el London Eye river cruise.  Este crucero opera todos los días cada hora entre las 10:45 am y las 7:45 pm. Funciona en los siguientes horarios 2019:

  • En invierno: de octubre a mayo abre de 10 am a 8 pm, todos los días. En verano, de junio a septiembre, de 10 am a 9 pm, todos los días.
  • Dirección: Riverside Building, County Hall.
  • Cómo llegar: en metro, estacion Westminster/Embankment o en tren, Waterllo / Charing Cross.

La noria ofrece además cápsulas privadas en las que se puede cenar o pasar un momento más privado con un grupo de amigos mientras Londres descanso a tus pies. Todo desde 625 libras. Otra opción es la cápsula para familias y amigos a un precio desde 450 libras y la Cápsula Cupido que incluye champaña Pommery y trufas de chocolate con un precio desde 470 libras.

Y siguen las ofertas… está la Cápsula propuesta de Matrimonio con champaña y chocolates también, desde 490 libras, la Cápsula Fiesta de Cumpleaños para grupos desde 450 libras, la Cápsula Bodas o simplemente la posibilidad de cenar con otras siete personas.

Entonces, actualmente la noria de Londres se conoce con el nombre de Coca-Cola London Eye. La encuentras frente a las Casas del Parlamento y el Big Ben, sobre el Támesis. Dentro de las cápsulas hay guías interactivos que te permiten ir ubicando lo que vas viendo, es decir los puntos más emblemáticos de la capital inglesa, y lo bueno es que es en varios idiomas. Con suerte, un día claro, podrás disfrutar de un paisaje de hasta 40 kilómetros a la redonda.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?