Los 5 mejores destinos a los que viajar solo este otoño

Oporto

Es cierto que realizar un viaje en compañía de amigos o familia es una experiencia muy divertida y llena de anécdotas. Sin embargo viajar en solitario puede ser una escapada única, repleta de tranquilidad, autonomía y libertad para hacer lo que se nos antoje en cada instante. 

Al hacerlo por primera vez es probable que también tengamos reparo pero enseguida esto pasa a un segundo plano empujado por la ilusión que hace montarse en un avión sabiendo que tenemos una aventura por delante, de esas que traen recuerdos inolvidables.

Quedan escasos días para que comience el otoño y la mejor forma para combatir el síndrome postvacacional es planeando una viajecito express por Europa. ¿Cuáles son los 4 mejores destinos para viajar solo este otoño?

Oporto

Oporto

Elegido el mejor destino europeo en 2017 por la institución turística European Best Destination, Oporto es un destino cercano que promete convertir nuestra escapada en algo memorable. Además, ofrece un extra de tranquilidad al estar al lado de España si es la primera vez que viajas solo y sientes morriña.

Pero ¿cómo no disfrutar de una ciudad tan maravillosa como Oporto este otoño? Se te pasará el tiempo volando mientras paseas por las calles que bajan al río. La imagen que todos tenemos de Oporto es la de su ribera, con las típicas embarcaciones y esas casas antiguas tan pintorescas. Esta es sin duda una de las zonas más animadas de la ciudad para degustar un fabuloso vino de Oporto y algunos platos típicos de esta ciudad portuguesa.

Otra de las cosas que enamora de Oporto es su casco antiguo, el cual fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996 por la Unesco. Un paseo por el centro nos permitirá descubrir el Palacio de la Bolsa, la Catedral o la célebre estación de tren de San Bento.

Oslo

Es la capital y la ciudad más grande de Noruega. Está ubicada entre el fiordo Oslofjord y multitud de colinas boscosas siendo un lugar perfecto para pasar unos días de descanso. No obstante también ofrece una diversa vida nocturna por lo que podemos decir que Oslo es una opción muy interesante para aquellos viajeros que quieran un mix de relax y diversión.

Durante tu estancia podrás descubrir la parte más alternativa de la zona de Grünerlokka, tomar un barco y recorrer el Oslofjord, subir al parque Frogner para admirar sus esculturas e incluso aprender en el Museo Fram sobre expediciones polares.

Para moverte de un lugar a otro en el centro de la ciudad puedes usar una bicicleta urbana o caminar. Sin embargo, el Oslo Pass te facilitará el acceso gratuito al transporte público y la entrada a varios museos, entre otras cosas. 

Tantas actividades abren el apetito ¿verdad?. En Oslo encontrarás muchísimos restaurantes y bares con encanto donde podrás saborear una gran variedad de sabores procedentes de todo el mundo.

Praga

La capital de la República Checa es un caramelo para todos los viajeros. Lo tiene prácticamente todo: es bella, es limpia y es barata. De hecho, es tan bonita que creerás estar soñando un cuento de hadas. La historia de esta ciudad se refleja en la gran diversidad de edificios emblemáticos y monumentos repartidos por todos sus rincones.

Una vez superados los nervios por viajar solo a un destino, querrás conocerlo todo acerca de Praga. ¿Qué actividades se pueden hacer? Desde clásicos como cruzar el famoso puente de Carlos hasta perderse en sorprendentes cafés sorprendentes y jardines únicos. También visitar el complejo monumental del castillo de Hradcany y la catedral de San Vito, el otro gran símbolo de Praga.

En definitiva, Praga es un auténtico museo al aire libre sobre la evolución de la arquitectura durante casi mil años: románico, gótico, renacentista, barroco, ‘art nouveau’ y cubismo… Los amantes del arte disfrutarán como enanos.

Viena

Palacio en Viena

Viena te recibirá con los brazos abiertos. La capital austríaca es una exitosa mezcla de tradición imperial y moderna creatividad. Tiene actividades para todos los gustos y a los principales atractivos turísticos se puede ir dando un agradable paseo por sus calles limpias y ordenadas.  

Viena está llena de edificios espectaculares que podrían haber salido de un cuento y tiene, además, las cafeterías más bonitas del mundo. No son baratas pero siempre es bueno tomarse un descanso y disfrutar de un delicioso café en uno de estos lugares será un recuerdo único.

Durante tu estancia en Viena son muchas las actividades que hacer. Es posible que te guste organizar a ti mismo el viaje y los sitios que vas a visitar pero queremos proponerte un crucero por el Danubio, visitar los palacios imperiales, subir a la torre de la Catedral de San Esteban, ir a la Ópera por 4 euros, visitar el Museo de Bellas Artes, el Parlamento o el Ayuntamiento y montar en tranvía por Ringstrasse, entre muchos otros.

Londres

Un destino imprescindible para el otoño y para aquellos que quieran viajar solos. Visitar la siempre fascinante capital británica es un plan estupendo para realizar tras el verano.

En Londres siempre hay algo interesante que hacer por la gran cantidad de posibilidades que ofrece. Arte, historia, deporte, compras, conciertos y festivales, moda… Además,  podrás descubrir varios lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, disfrutar de algunos de los mejores museos del mundo gratis y tomar un respiro en cualquier de sus ocho parques disfrutando de la naturaleza.  Prepárate porque siempre hay sorpresas por las calles de la ciudad.

 

Read more at https://www.visitbritain.com/es/es/england/londres#ytcVP3wiVled5xhk.99


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *