Los 6 sestieri de Venecia que debes conocer en tu viaje

Venecia en góndola

Se ha escrito mucho sobre Venecia, la ciudad de los canales. Una especie de museo al aire libre para los peatones sin prisa, que cautiva y enamora. Arquitectura rica en detalles para la vista y sabores únicos para el paladar.

Venecia es una de las ciudades más bonitas de Italia y un lugar único en el mundo. ¿Estás planeando visitarla próximamente? Entonces te animamos a que sigas leyendo porque realizamos un recorrido por los sestieri (distritos) que componen Venecia para descubrir la ciudad desde otra perspectiva.

San Marco

Lleva por nombre el del patrón de la ciudad y es el distrito más antiguo y pequeño de todos. Sin lugar a dudas, también es el corazón de Venecia al albergar las atracciones turísticas más populares como la Plaza de San Marcos, la Basílica, el Campanile o el Palacio Ducal, entre otros.

Plaza de San Marcos

Ubicada en el lugar más bajo de Venecia, la Plaza de San Marcos se empezó a levantar en el sigo IX adoptando su tamaño y forma actual hacia 1177. En ella se encuentran los edificios más representativos de la ciudad y su belleza es tal que Napoleón Bonaparte llegó a definirla como “el salón más hermoso de Europa”.

Basílica de San Marcos

Situada en la plaza homónima, la Basílica de San Marcos es el templo más importante de la ciudad y el centro de la vida espiritual veneciana.

Su construcción comenzó en el año 828 para albergar los restos de San Marcos traídos desde Alejandría. La planta de la basílica es de cruz latina y cuenta con cinco cúpulas, 4.000 metros cuadrados de mosaicos (algunos del siglo XIII) y 500 columnas del siglo III.

Aunque el edificio actual pertenece al siglo XI básicamente, ésta ha sufrido ciertas alteraciones y modificaciones con el paso del tiempo.

En el interior de la Basílica de San Marcos el color predominante es el dorado. Los mosaicos de la cúpula principal, la de la Ascención, datan de principios del siglo XIII y representan escenas del Nuevo Testamento mientras que los del atrio fueron elaborados en pan de oro y teselas de cristal para representar pasajes del Antiguo Testamento.

Bajo el altar, sustentado por cuatro columnas de alabastro y mármol, reposa el cuerpo de San Marcos.

Otros lugares de interés dentro del templo son el museo (donde se pueden observar de cerca los mosaicos y techos de la que fueran nombrada catedral desde 1807) y los cuatro caballos de bronce de San Marcos originarios del hipódromo de Constantinopla que fueron obtenidos como botín en la cuarta cruzada. De allí se consiguió también el tesoro bizantino de oro y plata que custodia la Basílica de San Marcos.

Campanile de San Marcos

Es el edificio más alto de Venecia y el campanario de la Basílica de San Marcos. Desde lo alto del Campanile (a 98,5 metros de altura) se tienen unas vistas espectaculares de la ciudad: la catedral, la iglesia de la Salute, San Giorgio y si el día es favorable, incluso se pueden ver algunas islas próximas como Murano.

Antiguamente, la torre original hacía las funciones de faro para los navegantes y también de campanario. En 1515 tomó su forma actual tras varias restauraciones y es que en 1902 la torre se derrumbó y hubo que volver a edificarle de la misma manera diez años después.

En lo más alto del Campanile se encuentra una estatua dorada del arcángel Gabriel y hay cinco campanas que tenían diferentes funciones durante la República.

Puente de los suspiros

Puente de los suspiros

Palacio Ducal

El Palazzo Ducale es uno de los emblemas de Venecia. Al igual que los anteriores monumentos también se localiza en la Plaza de San Marcos y a lo largo de la historia desempeñó diversas funciones como la de prisión para la República como la de residencia de los dux, lugar desde el cual 120 dogos dirigieron el destino de Venecia durante casi mil años.

El Palacio Ducal empezó siendo un castillo fortificado en el siglo IX pero tras un devastador incendio tuvo que ser reconstruido. Poco a poco se le fueron añadiendo diferentes elementos arquitectónicos bizantinos, góticos y renacentistas que combinan perfectamente entre sí. Pero no sólo el exterior resulta espectacular, también el interior. Comenzando por la Scala d’Oro (escalinata dorada que lleva a la planta segunda) se pueden visitar las salas donde vivían los dogos, las salas de votaciones, los patios, la armería y la prisión.

El llamado “Apartamento del Duque” está decorado con cuadros de artistas tan importantes como Veronés, Tiziano o Tintoretto y muestran la historia de Venecia. Continuando con la visita, llegamos a la Sala del Maggior Consiglio donde se reunían alrededor de mil personas para realizar votaciones. En este lugar podemos contemplar el mayor lienzo de Tintoretto: El Paraíso.

La visita termina en la armería y en la prisión, donde se ven los calabozos y los pozos (de aquí se escapó el célebre Casanova en 1756). No obstante, también se puede conocer el famoso Puente de los Suspiros, que da acceso a los calabozos del Palacio Ducal. Recibe su nombre por ser el camino que realizaban los condenados a muerte ya que, desde sus ventanas, veían la laguna Veneta por última vez.

San Polo

Puente Rialto de Venecia

Puente Rialto de Venecia, donde miles de parejas ponen sus candados

Este sestiere es uno de los más antiguos y bonitos de Venecia. Se ubica en el centro de la ciudad y fue creado en torno al antiguo Puente Rialto, un lugar perfecto para los primeros pobladores por ser un terreno libre de inundaciones.

Hacia el año 1097 en San Polo se abrió el mercado central de Venecia, que marcó el carácter comercial de la ciudad. De hecho, San Polo sigue siendo uno de los barrios con más ambiente de la ciudad al estar repleto de comercios y mercados.

Sin embargo, también hay otros lugares de interés en San Polo como las iglesias de la zona oeste así como los palacios de la zona este. Cabe destacar la Basílica de Santa María Gloriosa del Frari y la Scuola Grande di San Rocco. Por supuesto, es de obligada visita el Puente Rialto.

Dorsoduro

Santa María della Salute

En Dorsoduro se respira ambiente universitario. En este sestiere se ubican la mayor parte de los edificios de la universidad, lo que lo convierte en una de las zonas preferidas de los estudiantes para vivir. Este distrito abarca la zona suroeste de Venecia además de la Isla de Guidecca y ocupa una de las zonas más altas de la ciudad al estar compuesta por una tierra más estable que el resto.

En Dorsoduro se pueden visitar dos de las galerías de arte más importantes de Venecia como la de la Academia y la Colección Peggy Guggenheim. También la iglesia de San Sebastiano y la Basílica de de Santa María della Salute, cuya cúpula es visible desde muchos rincones de la ciudad. Su construcción se realizó para celebrar el fin de la peste que acabó con gran parte de la población del Véneto.

La Basílica de Santa María della Salute es de planta octogonal y su interior está repleto de pequeñas capillas. Aunque la decoración no es opulenta, en ella es posible disfrutar de pinturas de los maestros Tiziano y Tintoretto.

El arquitecto que de esta basílica fue el mismo que el de Ca’ Rezzonico, uno de los pocos palacios en Venecia que se pueden visitar actualmente. Se encuentra ubicado a orillas del Gran Canal y alberga el Museo del Settecento Veneziano.

Cannaregio

Ubicado al norte de Venecia, sobre el Gran Canal, encontramos el sestiere de Cannaregio. Uno de los distritos más grandes de la ciudad y el más poblado. Aquí se encuentra el antiguo barrio judío, donde podemos visitar las sinagogas. Además, fue el área escogida por personajes como Tiziano, Marco Polo o Tintoretto para residir.

Castello

El nombre de este distrito procede del castillo que aquí se construyó en tiempos romanos. Se trata del barrio más grande de Venecia y al menos la mitad está ocupada por un gran astillero conocido como Arsenale.

Castello engloba una interesante variedad de ambientes, desde la zona más turística que rodea el Palacio Ducal hasta la más humilde, donde viven los antiguos trabajadores del astillero.

Algunos de los lugares turísticos para visitar en Castello son la Basílica de Santi Giovanni e Paolo, el templo más grande de Venecia, así como el Arsenale y el Museo Naval.

Santa Croce

Imagen| Panoramio

Probablemente Santa Croce sea el sestiere menos turístico de Venecia. Se ubica al noroeste de la ciudad y aquí podemos encontrar algunas pequeñas iglesias como la de San Giacomo dell’Orio, San Simeon Grando, San Stae y San Nicola de Tolentino.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *