Los maravillosos templos de Ayutthaya

Tailandia es uno de los destinos más populares para el turismo internacional y el secreto son tantos sus paisajes como lo económico que resulta para los viajeros con euros o dólares. Tal vez el avión no sea barato pero el coste de vida allí compensa todo. ¿te suena el nombre de Ayuttahaya?

Es una de las atracciones populares en Tailandia: un grupo numeroso de ruinas de templos maravillosos que la UNESCO ya ha protegido al nombrar Patrimonio Mundial. Veamos dónde están y cómo se pueden conocer.

Parque Histórico Ayuttahay

Este es el nombre oficial del lugar en la provincia de Phra Nakhon Si Ayuttahaya. Son las ruinas de la antigua ciudad fundada por un rey en el año 1351 y sirvió como capital hasta fines del siglo XVIII.

El parque histórico nació como una manera de proteger las valiosas ruinas allá por 1976, pero la UNESCO reforzó el concepto de cuidado y preservación en 1991. La importancia de la ciudad fue tal que llegó a ser una gran urbe con un millón de habitantes y cruce comercial de todo Asia. Cuando los europeos entraron en contacto con ella no pudieron sino maravillarse con la belleza y lujo de sus templos y palacios.

Lamentablemente a fines del siglo XVIII los burmeses invadieron la ciudad y la quemaron y son sus ruinas las que hoy nos cuentan de ese pasado esplendor construido en piedra.

Visitar las ruinas de Attuhaya

Ayuttahaya es un isla que está ubicada en la confluencia de los ríos Pa Sak, Lopburi y Chao Phraya. Llegas en tren desde otros rincones de Tailandia y la estación está sobre el lado este así que deberás al menos cruzar uno de estos ríos en un bote ferry. Lo cierto es que llegar en tren es la forma mas barata de transporte pero además la que te dará imágenes más hermosas del paisaje tailandés.

 

Desde Bangkok, desde la estación Hualamphong, el viaje es de entre hora y media y dos horas y media dependiendo de qué servicio tomes. Hay asientos de segunda y tercera clase muy baratos. Si vas a fijarte en u sitio web de trenes tailandés reserva algunas dudas y llega antes del horario que se anuncia porque puede haber errores. Después, el cruce en el bote ferry también es sencillo pues es el recorrido usual turístico y salen cada 15 minutos. O te acercas caminando a ellos o en tuktuk.

Si no quieres el tren puedes usar el autobús. Los servicios a Attuyhaya parten desde Bangkok cada 20 minutos desde la Terminal del Norte y el último parte a las 6 pm. Hay autobuses con aire acondicionado de primera clase y el viaje entero calcula que tarda dos horas por el estado de las rutas o alguna que otra parada, por más que diga servicio directo. Si entonces llegas en autobús la estación en Ayuttahaya está ubicada sobre la calle Naresuan cerca del Mercado Chao Phrom.

Y sí, también puedes evitar el autobús y contratar una minivan o minibus que parten desde la estación MoChit o desde Rangsit. Una alternativa final peor no menos interesante es llegar en bote desde Bangkok parando en Ko Kret y Bang Pa-In. Es un viaje largo, que te llevará casi todo el día, pero es pintoresco.

Moverse en la isla es fácil ya que está la calle U Thong que la circunvala y con un buen mapa de dónde está lo que te interesa ver moverte de aquí hacia allá es fácil y simple. Puedes alquilar una bici también y es genial para recorrer el parque arqueológico. Los senderos están pavimentados y la distancia entre los templos es pequeña. Incluso puedes salir de la isla en bici porque todo está cerca. Hay muchas tiendas de alquiler de bicis y te consigues el mapa en la oficina de turismo local.

Y si te gustan los tuktuk pues puedes aprovechar los de aquí que son un poco más grandes que los de Bangkok. O alquilar una moto es otra opción.

Visitar el Parque Arqueológico Attuhaya

Básicamente se trata de visitar los tres palacios: el Gran Palacio, el Palacio Chantharakasem y el Palacio Wang Lang y un puñado de templos en ruinas y otros enteros que siguen en funcionamiento. Por algunos pagas entrada y por otros no. La verdad es que necesitas dos días para recorrer bien toda la zona así que si no tienes dos días entones hay que resumir.

Como la historia de la ciudad puede concentrarse en tres períodos puedes dividir la visita en edificios de esos tres periodos históricos y simplificar las cosas. Los que no puedes saltarte:

  • Wat Mahathat: es donde está la cabeza de Buda y está muy en ruinas. Está en el centro de la ciudad y fue la residencia del Supremo Patriarca. Se cree que se construyó en el siglo XIV y aunque el prang colapsó por última vez en 1911 se puede ver que era enorme y muy alto.
  • Wat Ratchaburana: fue construido por el rey Borom Ratchathirat II en el lugar mismo donde sus dos hermanos se asesinaron peleándose por el trono. Las estatuas de los dioses que había aquí fueron robadas y poco se recuperó. Dentro hay murales con la vida de Buda pero está todo muy deteriorado.
  • Wat Phra Si Sanphet:  sus tres torres o chedis son hoy el símbolo del parque arqueológico. Encuentras estos templos dentro de los jardines del palacio y eran usados solo para ceremonias reales o para guardar reliquias. Se cree que estos tres chedis guardan las cenizas de tres reyes.
  • Wat Chai Wattanaram: fue construido en 1630 para celebrar la coronación del rey Prasat Thong y hay un prang central con otras que la rodean y muchas torres. La prang central simboliza el Monte Meru  y las cuatro laterales simbolizan los cuatro continentes que en la cosmogonía budista están habitados por los seres humanos. Originalmente tenía 120 Budas laqueados y muchos murales pero en el siglo XVIII fue utilizado como campo de tiro y después la venta de piedras y ladrillos se hizo común.

Finalmente, están el Wat Phanan Choeng, con una imagen enorme de Buda, el Wat Phutthai Sawan, el Wat Phra Ram, el Wat Na Phramen, el Wat Choeng Tha y el Wat Suwan Dararam y el Wat Mongkhon Bophit. Claro que hay muchos más, cada uno con sus propias atracciones y en verdad por eso es que dos días es mejor que uno.

También hay museos para visitar así que si te quedas mas tiempo podrás visitarlos: el Centro de Estudios Históricos Ayuttahaya cuya visita se recomienda hacer antes de ir al parque arqueológico, el Museo Nacional Chantharakasem y el Museo Nacional Chao Sam Phraya. Y como la ciudad ha estado en contacto con muchas culturas extranjeras puedes darte una vuelta por donde estos extranjeros supieron asentarse.

Así, puedes acercarte a conocer el asentamiento holandés que data del siglo XVII, el japonés del que no queda nada original pero el gobierno nipón ha reconstruido un parque japonés parecido y el portugués con las ruinas de una iglesia dominicana. Por último, no puedes dejar de pasear por el Mercado Flotante de Ayothaya.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Que ver, Tailandia

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*