Los mejores miradores con vistas a Barcelona

Miradores en Barcelona

Los miradores son un sitio precioso para contemplar algo a la distancia y a cierta altura. Nos brindan otra perspectiva y la posibilidad de tomar fotografías hermosas e inolvidables. Siempre que hay alguno disponible, hay que aprovecharlo.

Por suerte Barcelona tiene varios, así que veamos hoy los mejores miradores con vistas a Barcelona.

Mirador de la Torre Urquinaona

Unlimited Barcelona

El primer mirador en nuestra lista de los mejores miradores con vistas a Barcelona es este moderno edificio. Se trata de un edificio de oficinas de estilo racionalista que se construyó en los años ’70. Tiene 70 metros de alto y 22 plantas y se ubica entre la Plaza de Urquinaona y la calle Róger de Llúria, muy cerca de la Plaza de Cataluña, en el centro.

Desde marzo de este año el mirador que está aquí es el primer mirador con audioguía y entrada en la ciudad: es el Unlimited Barcelona. Desde este mirador en Barcelona puedes disfrutar de vistas de 360º, tanto de la puesta del sol como del perfil nocturno de la ciudad.

La audioguía ofrece explicaciones sobre el edificio y la ciudad, con datos curiosos e hitos arquitectónicos. Mientras esta información es para los adultos, los niños tienen también la opción de sumarse a una guía infantil.

La entrada general cuesta 12 euros por adulto, la Night Experience, 24 euros y la puesta de sol, 22 euros.

Parque Güell

Park Guell

Este parque verde es uno de los más famosos de España y de la propia ciudad. Ocupa bastante de la colina de las Tres Creus y del Carmel y es un sitio realmente hermoso que, desde 1984, es, además, Patrimonio Mundial. Lleva la firma de Gaudí.

Palmeras, cuevas naturales, estalactitas, la enorme plaza y sus decoraciones, todo lleva la indudable firma de Antonio Gaudí así que es un sitio terrible y, si subes hasta la parte más alta (recuerda que está en una colina), el lugar se convierte en un mirador natural con buenas vistas de Barcelona.

Bar Eclipse, del Hotel W

Bar Eclipse

Es común que los altos edificios o los hoteles en ellos tengan siempre bares o restaurantes que ofrecen vistas estupendas. Sucede en Nueva York y sucede aquí en Barcelona. Es el caso del Hotel W.

En el piso 26 del edificio está el Bar Eclipse y puedes ir y beber una copa con la puesta del sol o ir a bailar o asistir a una fiesta, con suerte. No es barato, pero con semejantes vistas y entorno, vale la pena la inversión.

Hoy el bar está cerrado por reformas, pero no tarda en volver a abrir.

Palacio Nacional

Vistas desde el Palacio Nacional

Desde la terraza de este edificio público imponente, o, mejor dicho, desde las dos terrazas que tiene, las vistas de Barcelona son magníficas. El edifico es la sede del Museo Nacional de Arte de Cataluña, merecedor de una visita aparte.

Sus dos terrazas – mirador ofrecen una vista amplia de la ciudad, de 360º, para disfrutar y fotografiar sus bellos edificios y paisajes. Podrás ver los edificios de la Villa Olímpica, la Torre Agbar y claro, la Sagrada Familia.

Estos miradores abren de martes a sábado de 10 aam a 8 pm, y los domingos y días festivos de 10 am a 3 pm. Su acceso está incluido en la entrada general de 2 euros.

Los Jardines del Turó de Putxet

Jardines del Turo

Otra vez un sitio verde y fresco, sin la contaminación de edificios y coches y todavía mejor, sin tanto turismo como el Parque Güell. Hablo de los jardines del Turó de Putxet o parque del Putxet, sobre una colina a 178 metros de altura.

Esta zona de la ciudad servía como refugio de las familias de la burguesía barcelonesa y solo fue desarrollada como un jardín en los años ’70 del siglo XX. Hay un observatorio geodésico, una estación del clima, una zona para hacer picnic, una zona de juegos para niños, otra para pasear perros, mesas de ping pong, baños y por supuesto, un mirador.

Todo rodeado de mucha vegetación, entre cedros, pinos, encinas, paraísos, acacias y olivos.

Barceló Raval

Barceló Raval

Es el nombre de un hotel, el Hotel Barceló Raval,que desde su terraza ofrece a sus visitantes y huéspedes vistas estupendas de la hermosa Barcelona. Se ubica en el piso 11 del edificio C y es una maravillosa terraza para contemplar las puestas del sol con una copa en la mano.

La terraza – mirador abre todo el año pero puedes aprovechar las mañanas de los domingos para ir a disfrutar del brunch que sirve el hotel, con DJ en vivo. En realidad el desayuno se sirve abajo, en el BLounge, pero cuando terminas puedes subir a la terraza a relajarte y hacer la digestión.

Y claro, de noche es también posible disfrutar de la terraza. El horario es de 11 am a 1 am. La dirección es en la rambla del Raval, 17-21.

Mirador del Turó de la Rovira

Mirador de Barcelona

Durante la Guerra Civil Española este sitio fue un mirador natural y privilegiado. Tiene 262 metros de altitud y una visión generosa de 360º. El sitio estuvo durante mucho tiempo medio abandonado, así que vivió un proceso de puesta en valor de lo que había quedado aquí de aquella época. Había una vieja batería anti aérea y algo de las barracas del barrio de los Canons, por ejemplo.

Hace unos años intervino el Museo de Historia de la Ciudad y se generaron nuevos espacios de exhibición, con la historia de distintas etapas de la ciudad en ellos (la época de la guerra, la posguerra, la zona, etc).

Teleférico del Puerto

teleférico de Barcelona

Este teleférico va desde la torre de San Sebastián, en la playa de la Barceloneta, al mirador de Miramar de Montjuic, a 70 metros de altura, pasando por la Torre de Haume I. En total recorre 1292 metros en diez minutos de viaje.

Sí, no es mucho pero las vistas son una maravilla durante todo el recorrido. El teleférico data de los años ’20 del siglo pasado, se cerró en tiempos de la Guerra Civil española, para ser reabierto en 1963.

Tiene distintos horarios de funcionamiento, dependiendo del momento del año, y el precio es ida y vuelta de 16, 50 euros. Hay taquillas para comprar los billetes en los dos accesos y e viaje lo puedes hacer en ambos sentidos, subir en la Barceloneta y bajar en Montjuic o al revés. Por ahora la Torre de Jaime I está cerrada.

Mirador de la Torre de Collserola

Torre de Collserola

Se trata de una torre de telecomunicaciones que está en el Cerro de la Vilana, a unos 445 metros de altitud. Fue construida en 1990, cuando se estaban por realizar los Juegos Olímpicos, y es la estructura mas alta de la ciudad y de Cataluña.

Se trata de una torre de estilo futurista con un mirador que está en el piso 10. Fue diseñada por el británico Norman Foster. Hay que decir que las vistas que ofrece su mirador se parecen a las vistas del Tibidabo pero se amplían a 360º.

La Pedrera

terraza de La Pedrera

Es el iconico edificio laico diseñado por Antonio Gaudí, la Casa Milà de la que tanto se habla. Lo cierto es que desde su azotea se puede contemplar también la ciudad. Así es, desde el último piso se tiene una vista de 360º de la hermosa ciudad.

Desde aquí arriba se ve la avenida a sus pies y algunos otros de los edificios mas destacados de Barcelona, un poco la silueta de la Sagrada Familia (la obra a la que Gaudí se entregó), entre las chimeneas y columnas de ventilación de la propia casa, que decoran el andar con sus curiosas formas.

Parc d’Atraccions Tibidabo

Parque de Tibidabo

El Tibidabo es la colina más alta de Collserola y ofrece vistas estupendas de Barcelona. Arriba está el parque de atracciones, el único en su tipo en la ciudad. Si quieres divertirte en juegos y demás puedes venir hasta aquí y de paso contemplar la ciudad a tus pies.

Terraza de las Arenas

Terraza de las Arenas

Este otro mirador que sumamos a nuestra lista de mejores miradores con vistas a Barcelona está en la antigua plaza de toros de la ciudad, aunque de ella solo queda la fachada original. La terraza mira a Montjuic y tiene además una cúpula que sirve de albergue y refugio para eventos y espectáculos.

El mirador ofrece vistas de 360º sobre la Plaza de Espanya y en dirección contraria se ve el parque de Joan Miró y su famosa escultura. El mirador alberga también restaurantes y bares y puedes trepar a él usando escaleras interiores, que son de uso gratuito, o el ascensor por el que se sí se paga, pero apenas 1 euro.

Basílica de la Sagrada Familia

Las torres de la Sagrada Familia

Obvio, se tienen buenas vistas desde las torres de esta iglesia. El diseño original de la iglesia se componía de 18 torres representando a los 12 Apóstoles más la Virgen maría, Jesús y los cuatro evangelistas. Pero solo cobraron forma ocho de ellas: los cuatro Apóstoles de la Fachada de la Natividad y los cuatro Apóstoles de la Fachada de la Pasión.

Si algún día todas las torres se terminan será esta la iglesia más alto del mundo entero. Pero mientras tanto, no puedes dejar de trepar a las que sí se han construido. En el ticket general de visita a la Sagrada Familia tienes el acceso a las torres incluido y puedes elegir a cuales subirás. La unica torre que se construyó bajo la directa supervisión de Gaudí es la Torre de la Natividad, y ambas son bastante distintas.

La Torre de la Natividad mira al este y entonces tienes unas hermosas vistas de la ciudad y de las montañas a su alrededor. Por su parte, la Torre de la Pasión es distinta, más simple, y mira al oeste así la vista se dispara hacia el Mar Mediterráneo. En ambas torres puedes subir en ascensor, peor sí o sí se baja a pie. La escalera de descenso es larga y estrecha, en caracol.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*