Los mejores museos de Tokio

¿Por qué será que cuando viajamos visitamos museos y no lo hacemos cuando estamos en casa? No todos, es cierto, pero mucha gente se dedica a recorrer museos cual posesa cuando está de viaje y los de su propia ciudad o país le resulta desconocidos. Verdad viajera.

Yo misma no soy bicho de museo y he pasado por ciudades importantes sin caer en ellos simplemente “porque hay que conocerlo”. Si no tiene algo que me interese, olvídate que voy a perder tiempo dentro. Salvo excepciones, prefiero gastar el tiempo en algo que sí me guste. Pero en mi cuarto viaje a Tokio el año que viene me tocan museos, ya no los puedo evitar, así que me puse las pilas, investigué y he aquí mis mejores museos de Tokio:

Museo Samurai

La figura del samurai es un clásico japonés y si te interesa, más allá de cómo la muestra el cine, entonces este museo vale la pena. Es mi caso que ya me estoy poniendo a tono leyendo mangas del período clásico japonés. Los samurais estuvieron por siete siglos, hasta el final del shogunato, en el Período Edo, con la llegada de los estadounidenses y europeos para comerciar.

Hubo muchos guerreros samurais famosos en la historia japonesa, verdaderos maestros de la espada, así que aquí conocerás toda la historia. El museo tiene dos plantas con salones de exhibición. En la planta baja se suma una tienda de recuerdos y en la planta alta hay un salón con armaduras, otro con espadas, uno con cascos y uno dedicado al Período Kamakura. Lo genial del museo es que te puedes “disfrazar” de samurai y tomarte unas fotos.

Es decir, te puedes calzar en la cabeza un kabuto (un yelmo o casco japonés) y ropas de samurai y hasta portar una katana. Ciertos días también hay exhibiciones de duelos de espadas. No se cobra un extra por estas dos actividades, están incluidas con el precio de la entrada.

También hay lecciones de caligrafía dos veces a la semana, aunque debes reservar, y un curso de espadas japonesas que sí tiene una tarifa aparte de 5000 yenes (unos 50 dólares).

Las reservas pueden darse de baja pero si la cancelas con apenas un día o menos de anticipación se te cobra entre un 50 y el 100% de la tarifa. El museo está en Shinjuku a unos 8 minutos nada mas de la salida Este de la estación JR o a 10 minutos desde la estación del metro. Abre de 10:30 am a 9 pm y tiene una página de Internet en inglés super completa.

Museo de Alcantarillas

Una de las cosas que llamó poderosamente mi atención la primera vez que pisé Japón fue lo bonitas que eran las alcantarillas. Todas tenían un dibujo, un diseño, hasta colores. No puedes dejar de maravillarte por esos detalles que en otras ciudades del mundo se pasan tan por alto.

Hay de todo tipo, forma y color. Cada ciudad tiene la suya así que tranquilamente puedes fotografiarlas a todas y armar un álbum genial. Hay muchos turistas fotografiando las alcantarillas y eso solo puede pasar aquí en Japón.

Este museo, el Fureai Gesuidokan, está situado al oeste de Tokio, y se fundó cuando se alcanzó el objetivo de que la penetración del sistema de alcantarillado llegara al 100 % de cobertura. Fue en el año 1990. El amplio sistema está escondido a 25 metros de profundidad y el museo revela cómo se construyo, cual es su diagrama, cómo se conecta con las viviendas y demás. La entrada es gratuita.

Pero no es el único museo de este tipo. En Odaiba hay otro así que si vas a esta isla artificial en la Bahía de Tokio (tal vez te interese la foto al lado del Gundam tamaño natural), podrás visitarlo. Se trata del Museo de la Alcantarilla Rainbow. Podrás ver como funciona el sistema, las bombas, los drenajes, la sala de control central, el laboratorio de análisis del agua.

Lo encuentras muy cerquita de la estación Yurikamone Odaiba-kaihinkoen. Como extra las vistas del Tokyo Skytree, la bahía y hasta el Monte Fuji a lo lejos.

Ochanomizu Origami Kaikan

¿Te gusta el origami, el arte del plegado artístico del papel? Entonces he aquí una visita original. Se trata de un centro de exhibiciones con tienda y taller incluidos dedicado al origami. Podrás ver a profesionales de este arte trabajar con papel japonés, washi, y hasta hacer tus propias creaciones baja la mirad ay consejo atento de ellos mismos.

También es un buen sitio para aprender la historia de este arte, sus orígenes, la etiqueta que hay en juego, las técnicas tradicionales y las más modernas. La verdad, un sitio hermoso, tan tradicionalmente japonés que te sentirás super relajado.

Está ubicado en el 1-7-14 de Yushi ma, Bunkyo ku. Puedes llegar por la línea Chuo o Sobu, bajando en la estación Ochanomizu. El centro está a solo siete minutos a pie desde cualquiera de las dos estaciones. También está cerca, aunque 15 minutos, de la estación del metro Línea Marunouchi. Abre de 9:30 am a 6 pm y cierra en las vacaciones de invierno y verano y en el período de Año Nuevo. No se cobra entrada.

Museo del Departamento de Material Criminal de la Universidad Meiji

Un nombre largo, pero como está en la misma zona que la tienda-galería de origami lo he sumado a la lista. Dos pájaros de un tiro. Este tipo de museos siempre es interesante así que te invita a hacer un recorrido por la historia del crimen y formas de castigo en aquellos tiempos en los derechos humanos no existían. En Japón y en el mundo así que aquí uno de los objetos mas escalofriantes es una guillotina francesa o la Dama de Hierro de Nuremberg.

Este museo funciona en conjunto con otros dos, el del Departamento de Arqueología y el del Departamento de Materias Primas de la misma universidad. Están situados en el 1-1 Kanda-Surugadai, Chiyoda-ku. Tokio. Te bajas en la estación Ochanomizu, abre de 10 am a 5 pm y la entrada es libre y gratuita.

Museo y Salón de la Fama del Béisbol

En mi último viaje se estaba jugando uno de los campeonatos nacionales de béisbol y la gente estaba fanatizada. Tanto que acabe por hacerme fan de los Hiroshima Carp así que sueño con ir a verlos en vivo y en directo.

Para conocer toda la historia del béisbol japonés hay que venir aquí, al Tokyo Dome. El museo fue el primero en su tipo en el país y abre en 1959. Está al lado del estadio Korakuen que es a su vez la meca del béisbol japonés y que acabó por convertirse en los ’80 en el Tokyo Dome. Hoy en día el museo es el doble de grande que antiguamente.

Entre marzo y septiembre abre de 10 am a 6 pm y entre octubre y febrero de 10 am a 5 pm. La entrada cuesta 600 yenes. No puedes dejar de hacer alguna compra en la tienda de recuerdos. ¿Cómo llegas? Pues en metro. Puedes usar las Líneas JR Chuo, la Toei Mita o la Toei Eh-edo, la Marunouchi o la Nanboku. Ubicas el museo cerca de la entrada 21 del Tokyo Dome.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Que ver, Tokio

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*