Los postres más típicos de Italia

Postres de Italia

Parte de viajar y conocer otras culturas implica comer para conocer otros sabores. Creo que no tiene sentido nuestro viaje si no abrimos nuestro paladar a otras sensaciones, así que siempre recomiendo probar todo aquello que nos llama la atención. No se trata solo de tomar fotos y hacer compras.

Si vamos a Italia es imposible no deleitarse con su cocina, pero más allá de la pizza y las pastas hay un mundo dulce que nos maravillará: los postres más típicos de Italia no tienen parangón. Veamos cúales son.

Tiramisú

Tiramisú

Nuestra lista de postres típicos de Italia está encabezada por el tiramisú. Es un postre tan sencillo como delicioso, así que se puede hacer tranquilamente en casa y adaptando ingredientes, lo que es todavía mejor. Se trata de un postre esponjoso con capas de bizcocho o vainillas mojadas en café, con queso mascarpone y chocolate rallado por todas partes.

A veces cuesta conseguir queso mascarpone o es muy caro, así que las versiones más económicas se elaboran con queso crema común. Otras versiones modernas toman la forma de un rollo o pionono, o hay tiramisú que se sirve en pequeñas copas. Para todos los gustos. Es iconico entre los postres de Italia.

Panna cotta de vainilla

Panna Cotta

En verano no hay nada como este postre suave, que se disuelve en la boca y es dulce y super compatible con cualquier fruta de estación, aunque es frecuente servirla con una compota de frutillas. Se trata simplemente de una crema cocida cuya receta es originaria de la regón de Piedmonte.

Se bate crema, azúcar y escencia de vainilla o expresso y a esa crema se le agrega un poco de gelatna sin sabor en polvo. Entonces adquiere más consistencia, y eso se vuelca en pequeños moldes y se los lleva a frío. El resultado es un postre cremoso y muy suave en sabor que se suele servir con frutos rojos frescos o compota de frutilla. Hay muchas variaciones.

Cannoli

Canoli

Otro clásico postre de Italia. Es una pasta típica, dulce y crujiente, oriunda de Sicilia, que se rellena con ricota cremosa a la que se le puede sumar una cucharada de queso mascarpone. Eso hace que el relleno sea todavía más untuoso. Y se le agrega también algo de fruta abrillantada, o trocitos de chocolate o pistacho...

La masa puede comprarse pero también se hace en casa, y es algo tan típico de Sicilia que se ve en los puestos callejeros y en las ferias. Lo cierto es que en la medida en que este postre de Italia dejo su lugar de origen y se mudó por todo el país empezaron a aparecer otras versiones: con chocolate, con vino Marsala en la masa, con café o con canela.

Torta della nonna

Torta della nonna

Este postre de Italia es típico de las casas del país y se traduce simplemente como «bizcocho o tarta de la abuela». Se trata de una tarta dulce cremosa que es genial como postre de un almuerzo dominguero o para tomar el té. Tan versátil es.

La torta della nonna es de masa dulce y con mucha manteca, crujiente, rellena con una crema que se decora con azúcar impalpable o glás y piñones.

Panforte

Panforte

Este es un postre nacido en Siena alrededor del siglo XIII, algo pegagozo y dulce, porque se elabora con nueces tostadas, frutas secas, miel y muchas especias tales como canela, nuez moscada, clavos de olor, coriandro…

¿Cómo se hace este postre típico de Italia? Se derrite chocolate y se disuelve miel con azúcar. Se mezclas los frutos secos a utilizarse con harina, y toda la masa se lleva a una sartén de doble fonfo y alta al fuego. Por supuesto que a estas aturas es algo que se compra en cualquier pastelería e incluso supermercado.

Hoy hay muchas variaciones, y se acompaña con un café o un vasito de vino dulce. Hoy en día, si bien se ha popularizado en todo el país, a Siena se la llama la «capital nacional del Panforte».

Semifreddo

Semifreddo

«Mitad frío», así se llama este clásico postre italiano que es algo así como un helado. Se sabe que deriva del francés parfait y que llegó a Italia en algun momento del siglo XIX. El semifreddo se elabora con azúcar, crema y yemas de huevo y el resultado es un postre con la consistencia de una mouse.

A esa crema se le pueden agregar frutas, cualquiera, fresas, arándanos, y elegantemente se acompaña con un coulis.

Helado de avellanas con salsa de chocolate

Helado de avellanas y chocolate

¿A quién no puede gustarle este postre tan sabroso? El sabor de las avellanas es soberbio, creo que supera con creces al de las nueces o almendras. Y en el helado es sencillamente lo más de lo más.

En Italia este postre se conoce como gianduia y tiene cierto sabor al Nutella, obviamente. La receta incluye avellanas peladas y tostadas, leche, crema, azúcar, yemas de huevo, pizca de sal y cacao amargo en polvo. Se le agrega licor de avellanas o Frangelico y extracto de vanilla de la mejor calidad disponible.

Affogato

Affogato

Mi favorito entre los postres italianos. En serio, tan simple que lo hago siempre en casa. Además puede ser elegante, si tienes simplemente un lindo vaso y una linda cuchara. ¿Qué es el affogato? Simplemente helado de vainilla o crema con café expresso.

Un vaso de vidrio elegante, una bocha de helado, una jarrita con un sabroso expresso y le echas la cantidad que quieras a tu helado. Lo puedes acompañar con algunos amarettis aparte o rotos, sobre el helado.

Biscottis

Cantuccini

Los biscottis italianos están presentes en todas las cafeterías y creo que son el acompañamiento ideal para un buen café. Son galletas italianas bien crujientes, con sabor a almendra, que incluso pueden tener un lado, son como vainillas, decorado con chocolate negro.

A los biscottis también se los conoce como cantucci y se trata de un postre originario de la Toscana, especificamente de la ciudad de Prato. Están doblemente cocidos, de ahí lo crujientes y secos que están, y suelen mojarse en Vin Santo, un vino elaborado con uvas de la variedad Malvasia y Trebbiano o Sangiovese, resultante en un vino rosado.

La receta original lleva harina, azúcar, huevos, piñones y almendras que no se tostan ni se pelan. Nada de mantequilla ni aceite ni leche, así que queda una masa apenas húmeda que se cocina dos veces, una con forma de lingote y otra, posterior a esa, en la que se lo corta en lonjas. Esta segunda coccvión es la que definirá cuán duro será el biscotti.

Zabaione y cassata

Zabaione

Al primero de estos postres de Italia también se lo conoce como zabaglione y se puede servir frío o caliente. Es un postre que se elabora con yemas de huevo que se baten juntas con azúcar y vino dulce, en general vino Marsala, hasta que quedan aireadas y livianas. El zabaione se viene preparando en Italia desde el siglo XV y es super popular, ya sea que se sirva como un postre con frutas o bicottis, o como un sabor de helado.

Cassata

Por su lado, la cassata es un postre de Sicilia que puede prepararse grande o individualmente, en tonces se llama cassatine. La receta siciliana lleva frutas cítricas, almendras y ricota y se trata de rellenar un bizcocho que tiene varias capas con ricota elaborada con leche de cabra mezclada con chips de chocolate. Esto se cubre con una capa de mazapán y un glaceado y se decora con frutas abrillantadas.

Bien, que estos son solo algunos de los postres más típicos de Italia. Nos costaría hacer una lista exhaustiva pues considerando que la gastronomía italiana es una de las más variadas y sabrosas del mundo, ésta sería casi inifinita.

Pero la idea es que si viajas te animes a probar sabores distintos. Un viaje no puede resumirse a qué compraste o qué foto tomaste. Debe incluir sabores y también aromas, pues serán ellos los que, al volver a sentirlos alguna vez, te llevarán inmediatamente en el tiempo y el espacio a revivir ese momento.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*