Los secretos del regateo en mercadillos al descubierto

Mercado Hongqiao

¿A quién no le gusta llevarse un recuerdo del lugar que ha visitado durante las vacaciones? Muchos de esos souvenirs los encontramos en concurridos mercadillos de países en los que regatear es una actividad habitual para comprar. Sin embargo, esta práctica resulta incómoda para muchos turistas occidentales que no están acostumbrados a regatear y les es difícil saber si se hicieron con una ganga o por el contrario pagaron de más.

Si te encuentras en esta situación y quieres graduarte en el arte del regateo, no te pierdas los siguientes consejos para llevarte todos los recuerdos que quieras de tu viaje sin que se resienta tu cartera.

Deshacerse de la timidez y tomar las riendas

A la hora de negociar una de las cosas más importantes es la actitud. La timidez será percibida como una debilidad y el vendedor conseguirá que pagues mucho más por sus productos. Recuerda mantener la confianza en ti mismo y una actitud firme y respetuosa para llegar a un acuerdo. En muchos países, el regateo es una costumbre por lo que esperarán que trates de bajar los precios de sus artículos.

Los vendedores viven del comercio. Todos los días ven pasar a miles de viajeros y por su experiencia probablemente sepan de dónde eres, cuál es tu presupuesto y que estás dispuesto a pagar con sólo observarte. Como es el comprador quien decide si compra o no al final del proceso, tú deberías dominar la partida. ¿Un truco? Hazle saber que has visto ese producto en otras tiendas y que si no lo compras allí lo harás en otro sitio.

No sonrías todo el tiempo durante el regateo

Es muy frecuente ver al típico turista español hablando al vendedor con una sonrisa mientras le dice “no, es muy caro…”. Haciendo eso transmitirás una imagen de inseguridad y te delatarás como novato en estas lides. Ponte serio para negociar pero tampoco adoptes una actitud arrogante. Con humildad y astucia siempre se llega más lejos.

Mercados locales en la Ruta de las Flores

Evita dejarles claro el producto que quieres desde el principio

Finge que sólo andas mirando sin intención de comprar nada particular, pues en el momento que vea que tienes claro lo que quieres te subirá el precio de salida y te costará mucho más llegar a un acuerdo. ¿Un truco? Busca un artículo gancho en la tienda y regatea por él. Cuando hayas bajado lo suficiente el precio, cambia de artículo y céntrate en el que de verdad quieres. Con el umbral de precios ya bajo no saldrá con un precio de salida alto y es entonces cuando podrás llevártelo a tu terreno.

Paga un precio justo

No trates de comprar siempre a precios tirados pues en algunos países la situación económica es mala. Intenta llegar a un precio justo por el artículo que estás comprando de acuerdo a tu bolsillo.

Juega al poli buen, poli malo con tu acompañante

En caso de que visites el mercadillo acompañado por tu pareja o un amigo, podéis repartiros el papel de poli bueno y poli malo a la hora de regatear. Uno se mostrará más simpático y abierto con el vendedor mientras que el otro asumirá el rol de regateador con los precios.

Mercado Brick Lane

Hazte de rogar

Cuando la negociación llega a un punto muerto en el que no se avanza pero continúa habiendo interés por cerrar el trato, lo más efectivo suele ser dejar caer que en otra tienda cercana hay un producto similar a un precio bajo y amagar con marcharse. Ante esta actitud, los vendedores suelen lanzar una contraoferta para que el cliente regrese. El regateo volverá a comenzar con el vendedor más flexible.

Ten paciencia

El regateo lleva su tiempo por lo que es mejor no impacientarse. Lo más habitual es un regateo largo por lo que no esperes alcanzar un acuerdo en 5 minutos. En este caso lo mejor es armarse de paciencia y buscar diferentes formas de convencer al vendedor del que el precio que ofrecemos es el más justo. ¡Puede ser hasta divertido!

Camboya

Disfruta de la experiencia

Aunque el objetivo final sea adquirir un producto, la emoción que genera el regateo hace que sea una experiencia muy divertida para aquellos que no estamos acostumbrados a ello. Una actitud abierta, paciente, desenfadada y respetuosa es la clave para tener éxito.

Echa cuentas

Es importantísimo saber cuál es el tipo de cambio de la moneda local en relación al euro a la hora de regatear y comprar. Además hay que tener en cuenta que el precio que ofrece el vendedor será alto porque habrá que regatear. Así podrás hacerte una idea de cuál es el precio justo por el artículo que quieres comprar.

 

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Categorías

General, Viajes

Isabel Catalán

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *