Los secretos y detalles de la Columna de Trajano

La Columna de Trajano o Columna Trajana, llamada en italiana Colonna Traiana, se encuentra en la ciudad de Roma y es uno de los monumentos que resultan imprescindibles en una visita a la ciudad. Esta columna llama mucho la atención por sus 30 metros de altura y porque toda ella está tallada con escenas que tienen que ver con la historia romana.

Sorprende su buena conservación teniendo en cuenta que data del año 113. Como se trata de uno de los monumentos más visitados en la ciudad de Roma, veremos todos los detalles que nos puede aportar. Sin duda es un trozo de historia y se debe conocer a fondo todos sus secretos para apreciarla en su esplendor.

Historia de la columna

Esta columna fue un mandato del emperador Trajano, de ahí su nombre. Se ubica en la zona norte del Foro Romano y tiene una altura de 30 metros más los ocho metros del pedestal en el que se asienta. Está compuesta por el apreciado mármol de Carrara, con bloques de hasta cuatro metros. El friso en su conjunto tiene una longitud de 200 metros y da la vuelta 23 veces en total a la columna. En su interior hay una escalera en espiral que lleva hasta la parte superior, en la cual hay un mirador. En la parte superior hubo una estatua del emperador Trajano que se sustituyó más tarde por una imagen de San Pedro.

Esta columna se creó con varias finalidades. Una de ellas era señalar la altura del monte que se había destruido y desplazado para crear el Foro Romano. La otra era albergar las cenizas del emperador y la última consistía en conmemorar la conquista de la Dacia por Trajano, con ese friso esculpido en mármol.

La inscripción de la columna

En la columna puede verse una inscripción que resulta de interés por ser un ejemplo de la escritura quadrata romana. Este tipo de escritura utiliza formas geométricas como el cuadrado o el triángulo.  En la inscripción en latín pone algo así: ‘El senado y el pueblo romano, al emperador César Nerva Trajano Augusto Germánico Dácico, hijo del divino Nerva, pontífice máximo, tribuno por decimoséptima vez, imperator por sexta vez, cónsul por sexta vez, padre de la patria, para mostrar la altura que alcanzaban el monte y el lugar ahora destruidos para obras como ésta’. Así se conoce esa intención de mostrar la altura del monte en donde se encuentra la columna y a quién conmemoraba.

Los bajorrelieves de la columna

La parte más interesante de la Columna de Trajano son sin duda sus bajorrelieves. Tras esta historia que se narra en piedra se encuentra la labor del emperador Trajano para conquistar la Dacia, lo que hoy en día sería Rumanía y Moldavia. El emperador llevó a cabo batallas desde el año 101 hasta el 106 para conquistar esta zona, reclutando a miles de soldados para tal fin. La conquista de la Dacia trajo consigo un gran botín en oro, por lo que se llevaron a cabo grandes obras, como esta columna o un gran foro. La columna domina ese foro y en ella se puede ver toda la historia narrada por los romanos sobre la conquista de la Dacia. En 55 escenas diferentes es posible ver con detalle a dacios y romanos luchando, negociando o muriendo en la batalla. Estos bajorrelieves han sido estudiados por historiadores para conocer mejor los detalles de las ropas de los romanos, sus armas y también las tácticas de batalla. Muchos de estos bajorrelieves están gastados y se hace difícil distinguir los detalles, pero se debe tener en cuenta los 1.900 años que lleva en pie la columna, por lo que su conservación y fortaleza son admirables.

La buena noticia es que esta columna ha atraído las miradas y la curiosidad de aquellos que querían saber más sobre el Imperio Romano. Muchos artistas se descolgaban en cestas desde la parte superior para ver los relieves desde cerca y estudiarlos. La buena noticia es que en el siglo XVI fueron muchos los que decidieron hacer réplicas con yeso de los frisos y detalles, por lo que hoy en día se conservan piezas que han sucumbido al paso de los años y a la contaminación ambiental.

Hay que tener en cuenta que en aquella época los artistas no actuaban con libertad en sus obras, sino que recibían encargos bien definidos para ensalzar a determinados clientes, como el propio emperador Trajano. Es por eso que se debe tener en cuenta esta visión histórica en la columna, ya que se hace desde el punto de vista del emperador romano. Concretamente, él aparece como protagonista en 58 escenas, en las cuales se mostraban diversas facetas, desde un soberano piadoso a un hombre culto en consulta con sus consejeros. No solo se buscaba una imagen de Trajano en la batalla, sino que el emperador quería ser recordado como algo más, de ahí todas esas escenas en la columna. No obstante, las interpretaciones sobre la obra son muy variadas, ya que algunos historiadores sostienen que fue creada por obreros sobre la marcha, debido a las diferencias de estilo. Sea como sea, nos sigue fascinando una obra tan antigua en la que hay tanto detallismo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Cultura, Italia, Roma

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*