Los templos eróticos de Khajuraho, en India

India tiene de todo, desde playas estupendas, pasando por ciudades increíbles y paisajes hermosos hasta templos y santuarios de no creer. Tal vez uno de los más famosos es el complejo de templos de Khajuraho, llamativos por sus escenas sexuales por todas partes.

¿Oíste hablar de estos templos indios? Tal vez vez sí, tal vez no, pero si vas a India y tienes planeado quedarte un buen tiempo viajando y recorriendola, entonces acercarte a conocerlos es una idea estupenda y claro, una experiencia inolvidable.

Los templos eróticos de Khajuraho

India es un país profundamente religioso y debe ser difícil elegir qué templos y santuarios visitar, por eso hay que sentarse, leer, ver fotografías, un buen mapa del país y después decidir. Estos templos en especial están en el estado de Madhya Pradesh, en el centro de la nación india, el quinto más poblado y el segundo más grande detrás del estado de Rajastán.

Este estado tiene tres sitios que la UNESCO han destacado como Patrimonios de la Humanidad y uno de ellos son los templos de Khajuraho que están en la localidad del mismo nombre. Están protegidos por la UNESCO desde 1986 y fueron construidos entre el año 950 y 1050 dentro de un amplio espacio amurallado.

Este espacio rodeado de murallas tiene ocho puertas de acceso y cada puerta está rodeada de dos palmeras. Sabemos hoy que muy probablemente se salvaron de la destrucción que hicieron los mongoles de todos los templos hinduístas ya que están lejos del Ganges, así que lo agradecemos.

También se sabe que la vegetación en India es crepitante y si el hombre no la mantiene a raya lo pasa por arriba, así que eso es precisamente lo que pasó el minuto en que los templos fueron abandonados. La selva los tragó así que fueron redescubiertos a partir de 1838 por un miembro del ejercito británico que por entonces ocupaba el país. ¡Me imagino lo que debe haber pensado ese inglés, ciudadano del victoriano imperio británico, cuando vio las escenas sexuales!

Los templos de Khajuraho están situados a unos 50 kilómetros de la ciudad de Chhatarpur. Fueron construidos por los gobernantes de la dinastía Chandela y conforman un complejo originalmente de 85 templos hinduístas y jain, aunque hoy solo quedan enteros 25 construcciones. Y hay que decirlo, no todas las decoraciones son eróticas, estas solo representan el 10% de las esculturas.

Los arqueólogos consideran que los templos no fueron construidos por un solo gobernante sino por varios, y que en un punto se generó la tradición de que cada uno construyera o agregara al menos un templo durante su reinado. Eso continuó hasta la caída de la dinastía Chandela en el siglo XII, la invasión extranjera y el abandono de la zona por la gente. La selva cubrió todo entre el siglo XIII y el XIX hasta que el ingeniero inglés T.S Burt dio con ellos.

Visitar Khajuraho

Una forma rápida es ir en avión hasta el aeropuerto de Khajuraho, a solo cinco kilómetros de los templos. También puedes ir en tren, la estación también está a 5 kilómetros y hay una conexión a Delhi y a Bhopal y otras ciudades. En el estado hay además otras estaciones ferroviarias, a unos 130 a 200 kilómetros a la redonda. Jhansi, Katni o Satna, por ejemplo.

¿Qué historias hay detrás de los templos eróticos de Khajuraho? Pues muchas historias. Una de ellas dice que había una vez una hermosa y morena mujer que estaba bañándose de noche cuando fue seducida por la Luna misma. Salió corriendo por el bosque buscando refugio y allí tuvo y crió a su hijo con la promesa de que algún día ese hombre sería el gobernante del reino. Chandravarman, así se llamó el niño, creció y fundó a la postre la dinastía Chandala.

La historia cuenta además que este rey, influenciado por la historia de su madre, empezó a decorar los templos describiendo las pasiones humanas. ¿Hay otra historia? Sí, circula la creencia de que estas tallas en piedra son simplemente símbolos de buena suerte o representaciones de criaturas míticas. Otra historia dice que los templos son una suerte de educación sexual, de exaltación de pasiones ante la influencia del ascetismo budista.

Las esculturas eróticas solo están en los muros externos, no dentro de los templos. Se llaman mithunas y hay guías que suelen decir que están fuera porque se trata de dejar fuera los deseos y la lujuria fuera, antes de entrar. Otros guías dicen que son descripciones del culto tántrico y sus creencias. Por ejemplo, el Templo Chausath Yogini es el más antiguo de Khajuraho con 64 diosas tántricas y que las mithunas son metáforas de la vida, de la unión entre Shiva y Shakthi.

Como dijimos más arriba originalmente eran 85 templos construidos por la olvidada dinastía Chandela pero entre ellos hay unos 22 que están dedicados al hinduísmo y al jainismo y que no se centran en las escenas sexuales. A los templos y sus esculturas se los divide en tres grandes grupos, los del sur, del este y del oeste. Las tallas eróticas se concentran en el oeste. A su vez las esculturas puedes dividirse en cinco categorías:

La primera categoría tiene esculturas que siguen el manual del Shilpashastra y muchas las puedes ver en el Museo Jainista. La segunda categoría son las esculturas de los relieves y los nichos, guardianes de dioses, ganas shivas, gandharvas y demás. La tercera son las apsaras, mujeres hermosas que están ocupadas en distintas actividades y están esculpidas al detalle, con expresiones muy humanas, bailando, pintando, con bebés. También hay demás escenas cotidianas o esculturas seculares con músicos, bailarines, guerreros, cortesanos, animales míticos y vegetación variada.

Y sí, finalmente están las esculturas eróticas de Khajuraho, los mithunas, con escenas sexuales naturales y no naturales,. con animales y esas cosas. Pero lo que decimos es que aquí hay mucho más que eso y si te tomas el trabajo de ir a conocer los templos debes apreciar todo. ¡Buen viaje!

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?