Lugares con encanto para visitar en Francia

Carcasona

Francia oculta muchos lugares interesantes que nos encantaría ver si tuviésemos el tiempo necesario para recorrerla de un lado a otro. Sin duda en Francia se pueden visitar las ciudades más románticas del mundo, pero también volver atrás en el tiempo en algunos pueblos medievales o asombrarse con los paisajes naturales que nos esperan.

Es por eso que hoy vamos a hacer una pequeña recopilación de lugares con encanto para visitar en Francia. Desde los pueblos de costa a las rutas de castillos y las ciudades que todo el mundo quiere ver. Es una selección pequeña, pero en la que se encuentran algunos de los puntos más interesantes de Francia.

Carcasona

Carcasona

Carcasona se encuentra en el sur de Francia y se es famosa por su ciudadela medieval, restaurada en el siglo XIX para mostrar el aspecto que debía tener hace siglos. Es una de las ciudadelas medievales mejor conservadas de toda Europa y por eso es uno de los destinos más visitados de Francia. Ya desde la distancia puede apreciarse la belleza de los muros y las construcciones medievales en su conjunto, y al llegar podremos adentrarnos en ella para descubrir todos sus rincones, como si volviésemos atrás en el tiempo.

En esta ciudadela medieval se pueden hacer muchas cosas. Una de ellas es recorrer las murallas y ver las puertas de entrada. A continuación podemos irnos al Castillo Condal, en donde poder ver su interior, con las salas y los frescos, para imaginarnos la vida de la realeza en la Edad Media. La basílica de Saint Nazaire nos dejará asombrados con sus increíbles vidrieras llenas de colorido, y con su mezcla de estilo románico y gótico. La ciudadela no es tan grande, por lo que podremos visitarla un día y dedicar más tiempo a ver el resto de la ciudad, conocida como la Bastida de San Luis. En ella se puede ver el Canal du Midi o la Catedral de Saint Michel.

La ruta de los castillos del Loira

Valle del Loira

La ruta de los Castillos del Loira es otra de esas cosas que todo el mundo quiere ver en Francia. Esta zona fue muy disputada durante siglos, pero llegó un punto en el que se realizaron construcciones con un fin más inclinado al ocio, como viviendas para la realeza. Debido a la competencia por crear castillos y palacios cada vez más opulentos tenemos hoy en día una ruta que resulta espectacular. Hay muchísimos castillos en el valle del Loira, por lo que antes de adentrarse y volverse locos con todas estas bellas construcciones, es mejor hacer una lista de los imprescindibles que se quieren ver. El castillo de Amboise, el de Cheverny o el de Chamboise son algunos de los más importantes a la hora de disfrutar de este valle repleto de palacios.

París

París

No se puede ir a Francia sin pasar por la ciudad del amor, una ciudad en la que hay mucho que ver. La Torre Eiffel, los Campos Elíseos, el Museo del Louvre, la catedral de Notre Dame, el Sagrado Corazón o el Arco del Triunfo son algunas de las visitas que deberíamos hacer. Para ver con tranquilidad un poco más de esta ciudad es necesario un par de días, ya que habrá que subir a la Torre Eiffel y disfrutar de una visita por el interior de Notre Dame, además de un paseo en barco por el Sena.

Normandía

Mont Saint Michel

Normandía es otra región de Francia que nos puede dejar asombrados con su belleza, sobre todo por el Mont Saint Michel, un pequeño lugar situado en una bahía en donde se dan las mayores mareas de Europa. El escenario es increíble, y visitar el centro del Mont Saint Michel nos lleva atrás en el tiempo a un lugar medieval. Pero en Normandía hay mucho más, como las visitas a las playas del famoso desembarco, como Omaha Beach, y los asombrosos acantilados de Etretat, con sus formas esculpidas por la erosión del viento y el mar. Es importante descubrir también pequeñas y acogedoras poblaciones como Honfleur y St. Malo.

Colmar

Colmar

Colmar es una preciosa población francesa que destaca por su aspecto cuidado, situado en la región de Alsacia. Tiene construcciones de estilo gótico alemán debido a su estratégica situación, un lugar que fue muy disputado durante años. Al llegar allí nos llamarán la atención sus bonitas casas decoradas con un típico entramado de madera y con diferentes colores. Sin duda parece un pueblo de cuento, y por ello vale la pena visitarlo sin prisas. Hay que ver la Pequeña Venecia, una zona de casas que discurre junto al río Launch. Una época especial para visitar Colmar es en Navidad, cuando toda la ciudad se viste para la ocasión y se incluye un bonito alumbrado.

Rouen

Rouen

Rouen es una ciudad museo, uno de esos lugares en donde podemos empaparnos de cultura. Hay mucho que ver en ella, desde la catedral de Notre-Dame con su fachada gótica al Gran Reloj o la iglesia de Santa Juana de Arco. Podemos disfrutar del Historial de Juana de Arco para conocer su historia o bien visitar algunos museos, como el de Historia Natural o el de Cerámica.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Francia, General

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *