Maderuelo

La villa de Maderuelo

Maderuelo

La localidad segoviana de Maderuelo está ubicada sobre una colina al inicio de las Hoces del río Riaza y circundada por el embalse de Linares. Vivió su época de esplendor en el siglo XII, tras ser repoblada doscientos años antes como zona fronteriza entre cristianos y musulmanes. Después cayó en decadencia. Pero ha sabido conservar su aspecto medieval y un entorno privilegiado.

Por todo ello, es Conjunto Histórico-Artístico y un lugar mágico que debes visitar si viajas a la provincia de Segovia. Como anécdota, te diremos que la serie ‘Tierra de lobos’ fue rodada allí. Si te apetece conocerla, vamos a guiarte por sus lugares más destacados.

Qué ver en Maderuelo

Los monumentos de Maderuelo responden mayoritariamente al arte románico. No obstante, como territorio fronterizo que fue, también se aprecian en ellos elementos mudéjares. Vamos a mostrarte los más destacados.

Arco de la Villa de Maderuelo

O puerta de entrada a Maderuelo por el oeste, se halla en uno de los escasos paños de la muralla medieval que se conservan actualmente. Es un acceso en forma de bóveda que, exteriormente, muestra un arco de medio punto. Todavía conserva la poterna, una apertura menor que daba al foso, así como las puertas de gruesa madera y los cerrojos.

El Arco de la Villa

Arco de la Villa

Plaza de San Miguel

Una vez en la villa, llegarás a esta plaza, enmarcada por casas medievales. La portada de dos de ellas es románica y la de una tercera gótica. Asimismo, en una verás el escudo de la casa de Villena, que responde a los cánones del rococó.

Iglesia de San Miguel

Las paredes de esta construcción sirvieron de muralla en la parte oeste de Maderuelo. Es un templo románico edificado sobre una ermita anterior de la cual se ha conservado el campanario circular. Además, en el siglo XV se le añadió otra nave rectangular culminada en una pequeña espadaña. En el interior, muy sobrio, hallarás arcos góticos y varios enterramientos de familias ilustres de la zona.

Iglesia de Santa María

Construida con una mezcla de sillería, ladrillo y mampostería, es un verdadero crisol de estilos arquitectónicos. Pero, sobre todo, es el único templo de toda la provincia de Segovia que conserva elementos de estilo califal. Impone la altura de su nave central, que además está rematada por una espadaña con cinco campanas. También destacan las ventanas mudéjares de uno de sus laterales. Bajo su atrio están el alcacer y la barbacana, que tenían función defensiva de la población.

Foto de la iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María y barbacana

Torre del castillo

Es el último vestigio del castillo que guardaba el acceso por el norte. No obstante, todavía puedes observar la disposición cuadrada de la fortaleza. Además, en el subsuelo de la misma puedes ver un aljibe. Desde 1949 es Bien de Interés Cultural.

Puerta del Barrio

Así llamada porque era el acceso al barrio judío de Maderuelo, igualmente era la entrada a la localidad por el camino que sube desde el arroyo de Moralejos. Se trata de un acceso abovedado con dos arcos de medio punto en sus extremos. Asimismo, adosada a la puerta, verás una edificación que antiguamente ejercía como torre de vigilancia y que también sirvió como albergue de peregrinos.

Monumentos en los alrededores de Maderuelo

También fuera de la villa puedes ver monumentos de gran valor. Es el caso del Puente Viejo, que algunos expertos consideran de época romana, aunque más bien parece medieval. Está parcialmente oculto por las aguas del embalse de Linares. Por eso, para verlo bien, tienes que ir en época de sequía.

Igualmente, fuera de Maderuelo está la ermita de la Veracruz, catalogada como Monumento Nacional desde 1924. Responde a la forma de construir de los templarios y en su interior había uno de los conjuntos pictóricos románicos más importantes de toda Castilla. Cuando fue expropiada la ermita para hacer el embalse de Linares, estos frescos fueron llevados al Museo del Prado.

Vista de la ermita de la Veracruz

Ermita de la Veracruz

También merece la pena que te acerques a la ermita de Castroboda. Es del siglo XVIII y fue construida por los propios vecinos para que sirviera de templo a la patrona de la villa.

Patrimonio natural

Si rico es el conjunto monumental de Maderuelo, más aún lo es el natural. Como ya te hemos dicho, la villa está circundada por el embalse de Linares, donde puedes bañarte o hacer piragüismo. Pero, sobre todo, en la localidad segoviana se inicia el Parque Natural de las Hoces del río Riaza, con sus imponentes paredones sobre el cañón. Hay otras en la provincia de Segovia, pero quizá estas hoces son las más impresionantes.

El parque tiene una enorme riqueza botánica en la cual destacan árboles como el olmo, el chopo y el fresno rodeados de vegetación de ribera. Pero, fundamentalmente, es una maravilla desde el punto de vista ornitológico. De hecho, alberga una reserva de aves rapaces, con una de las mayores poblaciones de buitre leonado de nuestro país.

Puedes disfrutar de varias rutas de senderismo por la zona. Una de las más asequibles por su corto recorrido (apenas cinco kilómetros) es la circular que parte y termina en Maderuelo transitando por la ribera izquierda del Riaza. Otra opción es la ruta que parte de la villa y termina en la ermita de Hornuez.

Hoces del Riaza

Parque Natural de las Hoces del río Riaza

Qué comer en Maderuelo

Uno de los principales medios de subsistencia actuales de la localidad segoviana es el turismo. Por ello, cuenta con varios hoteles rurales y restaurantes. La gastronomía de la zona coincide con la de toda la provincia de Segovia, con platos como el cochinillo o el lechazo asados, el cocido de judiones de La Granja o la trucha a la segoviana.

También hallarás en la villa magníficos embutidos caseros, revueltos de setas de temporada o unas deliciosas manitas de cerdo. Y, de postre, saborea un buen ponche segoviano, que no es una bebida, sino una exquisita tarta que lleva bizcocho con almíbar, mazapán y crema.

Cuál es la mejor época para visitar Maderuelo

La villa segoviana tiene un clima frío en invierno. Algunos días se registran temperaturas de varios grados bajo cero. Las precipitaciones no son muy abundantes, pero sí más elevadas que las del resto de Castilla. En cambio, los veranos son muy calurosos, sobre todo julio y agosto, con temperaturas medias de casi treinta grados centígrados. Por tanto, las mejores fechas para viajar a Maderuelo se dan en los meses de abril, mayo, septiembre y octubre.

Cómo llegar a Maderuelo

Si te desplazas en tu coche, debes saber que la carretera que llega hasta la localidad segoviana es la SG-945 y que dentro de la villa puedes aparcar. En cambio, si prefieres viajar en autobús, tendrás que llegar primero a Segovia capital. Desde allí tienes una línea regular, aunque tarda aproximadamente dos horas y solo hay un trayecto diario. Además, sale a las 14 horas. Por tanto no te la recomendamos para hacer una visita turística.

En conclusión, Maderuelo es uno de esos pueblos que tienes muy cerca de tu ciudad y que merecen una visita. Anímate a acercarte hasta ella y disfruta de su entorno y sus monumentos.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*