Masai Mara, destino de safari

Masai Mara es un gran destino de safari y atrae viajeros de todo el mundo. Para quienes se deleitan con la fauna grande no hay mejor actividad que hacer un safari por las tierras africanas, bajo el candente sol del día y un hermoso cielo estrellado por la noche.

Masai Mara está en Kenia y forma parte de una región muy popular, el Parque Nacional del Serengueti. Si uno de tus sueños es conocer África, entonces hoy conoceremos está excepcional reserva natural.

Masai Mara

Como dijimos, está en Kenia, en el condado de Narok, y se llama así por la tribu masai que habita esta parte del país y por el río Mara. Originalmente, en los años ’60 cuando Kenia era todavía una colonia, fue designada como un santuario de vida salvaje.

Más tarde ese santuario se expandió hasta cubrir otras zonas que los animales usaban para trasladarse entre Mara y el Serengueti.  En total ocupa unos 1.510 kilómetros cuadrados, aunque antiguamente era más grande. Hay tres grandes zonas, Sekenani, Musiara y el Triángulo de Mara.

La reserva se caracteriza por su flora y fauna. La flora tiene acacias y la fauna, si bien ocupa toda la reserva, se concentra más donde el agua está presente y eso es en la parte occidental de la reserva. Aquí viven básicamente los animales que toda postal de África debe tener: leones, leopardos, elefantes, búfalos y rinocerontes. También hay hienas, hipopótamos y guepardos y por supuestos, ñus. Hay miles de ellos.

Sumamos gacelas, cebras, jirafas y cientos de especies de aves. ¿Y qué puede hacer el turista en la reserva? Bueno, Masai Mara es uno de los destinos turísticos más populares de Kenia en particular y de África en general. Las visitas suelen concentrarse en el Triángulo de Mara que es donde más abunda la vida salvaje.

Esta zona está a 1.600 metros de altitud y tiene una temporada de lluvias que va de noviembre a mayo, con un pico de lluvias entre diciembre y enero y entre abril y mayo. La temporada seca es de junio a noviembre. La temperatura máxima ronda los 30º C y las mínimas los 20º C.

Al Triángulo de Mara se accede por dos pistas de aterrizaje abiertas siempre, no importa el clima. Son Mara Serena y Kichwa Tembo. La carretera principal de acceso cruza Narok y la Puerta de Sekenani. Dentro de esta zona está la oferta de alojamiento.

Si tienes dinero hay alojamiento caro, como Mara Serena que ofrece 150 camas confortables o Little Governor’s Camp, con 36 camas de lujo. Estos dos alojamientos son los únicos dentro el Triangulo de Mara. En la periferia están Mpata Club, Olonana, Mara Siria, Kilima Camp y Kichwa Tembo.

La mejor época del año para ir a hacer un safari es entre julio y octubre, en época de la migración. A comienzos de noviembre y febrero también hay escenas naturales maravillosas, pero si puedes ir en esos meses es mejor. Entonces suelen hacerse viajes en coche por la noche, visitas a las aldeas masai para conocer la cultura de este pueblo, vuelos en globo, cenas bajo las estrellas…

Los Masai o Maasai son una de las tribus emblemáticas de África. Esta tribu nómade tradicionalmente se dedica al pastoreo y es muy famosa por su vestimenta tradicional roja y sus coloridas shukas, la decoración de sus cuerpos. Cultura africana y fauna africana, la mejor combinación a la hora de pensar en hacer un safari.

Pensando entonces en safaris, la reserva ofrece una de las mejores experiencias porque como dijimos tiene todos los animales emblemáticos del continente. Esos Cinco Grandes se convierten en la temporada de migración, de julio a septiembre, en los Nueve Grandes, pero claro, un safari es genial cuando sea. En estos momentos ya están tomando las reservas de los safaris 2021 y 2022, de económicos a lujosos.

Estos safaris pueden ser por tierra o por avioneta. Los safaris por ruta son muy populares y en general comienzan y terminan en Nairobi. Obviamente, en vehículos 4×4 o en minibuses. El recorrido entre Nairobi y Masai Mara dura entre cinco y seis horas, dependiendo de en qué zona vayas a alojarte dentro de la reserva. La ventaja de hacer este tipo de safari es que es más barato que el de avioneta y que puedes ver en primera persona y bien cerca los paisajes de Kenia. La desventaja es que vas por tierra…

¿Precios? Los precios varían según la duración del viaje, pero un safari por ruta, versión económica, va desde los 400 a 600 dólares; versión intermedia hasta 845 dólares y versión de lujo hasta 1000 dólares aproximadamente.

Para un safari de cuatro días los precios empiezan en los 665 dólares y llegan hasta los 1200 (versión intermedia), hasta el viaje de lujo que puede llegar hasta los 2600 dólares. Un safari de cinco días está entre los 800 y los 1600 dólares y así, hasta llegar al safari de siete días. La semana de safari tiene más o menos los mismos precios que los viajes de cinco y seis días, así que si tienes tiempo conviene la semana entera.

Ahora bien, con respecto a los safaris en avioneta o Flying Safaris, son muy convenientes también porque en avioneta unes Nairobi con Masai Mara en una hora. Hay vuelos dos veces al día y si sales por la mañana llegas al campamento a la hora del almuerzo. ¿Tarifas? Un safari en avioneta de dos días cuesta entre 800 y 950 dólares, de tres días entre 990 y 1400 dólares y de cuatro días entre 2365 y 3460 dólares.

Ya sea que optes por uno u otro tipo de safari los vehículos que se usan en tierra son de dos tipos, los autorizados: Los jeeps Toyota Landcruiser y los minibus. Ambos tienes techos que pueden abrirse para contemplar las tierras africanas y ambos también tienen radios que los mantienen comunicados con los guardaparques. La oferta de alojamiento es variada, todo depende del presupuesto, tienes campamentos que son de cinco estrellas y otros más simples e incluso, casas privadas de alquiler.

Entonces, básicamente un safari en la Reserva Masai Mara puede incluir paseos en jeep, vuelos en globo, visitar las aldeas masai, caminatas, cabalgatas y cenas románticas bajo las estrellas en los campamentos. Es conocer, ver a los animales y los paisajes africanos de primera mano.

Un último dato, se paga una tarifa para ingresar a la reserva que dependerá de dónde se encuentra el alojamiento que elegiste. Si te alojas dentro, la entrada es de 70 dólares por adulto por 24 horas y 430 para niños menores de 12 años. Si al revés, te alojas por fuera de la reserva principal, la entrada pasa a costar 80 dólares por 24 horas y 45 por niño.

Esta tarifa aplica para el lado Narok y la Conservación Mara, en el corredor occidental de la reserva. Por suerte estos costes están incluidos en el precio final de los safaris.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*